Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 15 de marzo

14 mar 2017
en Espiritualidad y devoción, Mujeres
Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 15 de marzo
Archivo para imprimir propuestas anteriores

Encuentro con Dios

 

Canción

Busca primero el Reino de Dios

Busca primero el Reino de Dios y su perfecta justicia
Y lo demás añadido será. Aleluya. Aleluya.
Aleluya……

Ven Espíritu Santo

Ven Espíritu Santo, ven y atiende nuestro llamado,
Ven y enséñanos cual pueblo en esperanza liberado.

 

Oración de la mañana

Te damos gracias, nuestro Dios, por darnos la oportunidad de vivir plenamente cada día y hacer de ésta un motivo de celebración.

Buscamos a cada paso, el camino que nos muestras y deseamos andarlo con hermanas y hermanos.

Ayúdanos a ser voz entre los que no pueden clamar, de ser luz para los que buscan entre las tinieblas, a extender las manos a quienes necesitan tu sostén y a ser oídos para escuchar atentamente quienes piden ayuda.

Gracias por pertenecer a tu familia y a ser testigos del amor que nos entregas incondicionalmente, como madre amante de sus hijas e hijos.
Estamos en tus manos. En el nombre de Jesús. Amén.

 

Texto sugerido

“Ya no hay diferencia entre el varón y la mujer, sino que todos son uno en Cristo Jesús” de la Carta de Pablo a los Gálatas 3:28

 

Seguimos compartiendo nuestras reflexiones relacionadas al mes de la mujer

A causa del Día Internacional de la mujer trabajadora – 8 de marzo de 2017

 

El 8 de marzo de cada año se celebra el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, en homenaje a aquellas obreras del siglo XIX que solo pedían reducir su horario de trabajo. Extensas jornadas que las extenuaban y que les impedían “cumplir” con sus trabajos habituales en el hogar: el cuidado de los otros, fueran hijos e hijas, maridos, padres y madres, hermanos y hermanas y tantos otros familiares que suponían su responsabilidad por mandato de una sociedad patriarcal, apoyada por las instituciones religiosas y reforzadas con preceptos y dogmas.

En estos días se recuerda a muchas mujeres científicas, políticas, artistas, docentes que marcaron hitos en la historia de la humanidad.

Una de ellas, muy poco mencionada es la Pedagoga Juana Manso. Argentina de nacimiento con una breve pero riquísima y valiente historia de vida.

A Juana Manso se la recuerda como “la amiga de Sarmiento”. Y en este tiempo en que maestros y maestras, profesores, en fin todos los que se dedican a la docencia ven sus derechos afectados, su profesión depreciada, es momento oportuno para compartir algunas de las ideas y propuestas de esta gran mujer, olvidada y “ninguneada” en la sociedad en general y en nuestras iglesias en particular.

En una de las biografías de Juana Manso dice que “abrazó el protestantismo”. Sería Metodista, Presbiteriana, no importa. Sin duda se enfrentaba a los prejuicios y cánones de su época.
En general, las escuelas públicas eran muy pobres y cualquiera que supiera leer y escribir podía ser maestro. En cuanto a la disciplina, reinaba el castigo. «La letra con sangre entra» era un dicho común.

Juana trajo nuevas ideas y experiencias de los países donde había vivido algunos años y consideraba que estas ideas podían servir para sentar las bases de una sociedad más justa. Sin embargo la recibieron como a una extraña. ¿Quién era esa mujer pobre, proveniente de una familia desconocida, sin marido y con dos hijas? ¿Quién se creía que era para venir a traer ideas de afuera, y además querer enseñarlas?

Sin duda Juana Manso era una mujer fuera de lo común.

Para Juana las escuelas tenían que ser lugares alegres, luminosos y limpios. Que a niños y niñas había que despertarle el interés por aprender a través del buen trato, del ejemplo, del juego y del amor… y a todos por igual.

También pensaba que la docencia era una de las profesiones más bellas e importantes para un país. Promovió un modelo educativo integral asociado a la libertad y a la igualdad como motores de desarrollo social.

“En nuestro país Juana se dedicó totalmente a la educación. Como algo novedoso para su época, dirigió una escuela mixta; desarrolló nuevos planes de estudio en varias escuelas; supervisó y mejoró la labor de los maestros; promovió la creación de jardines de infantes; creó bibliotecas populares; ofreció charlas; tradujo obras de educación, y escribió el primer libro de lectura de historia argentina para escuelas: el Compendio de la historia de las Provincias Unidas del Río de la Plata. También dirigió los Anales de Educación Común, publicación creada por Sarmiento para el fomento de la educación.” (Tomado de una de las biografías de Juana Manso)

Murió en 1875 a los 55 años. A su muerte, su amiga Manuela Gorriti expresó: “Juana Manso, gloria de la educación. Sin ella nosotras seríamos sumisas, analfabetas, postergadas, desairadas” “Ella es el ejemplo, la virtud y el honor que ensalza la valentía de la mujer, ella es sin dudas una mujer”

La ceremonia de sepelio la realizó un pastor anglicano en el Cementerio Británico en el que la despidió con las siguientes palabras: “Aquí yace una argentina, que en medio de la noche de la indiferencia que envolvía a su patria, prefirió ser enterrada entre extranjeros antes de profanar el santuario de su conciencia”. Esto lo dijo en referencia a que Juana no aceptó abandonar su pertenencia a la iglesia protestante, a pesar de las presiones que recibía desde el estado.

Nos es necesario recuperar los nombres y las historias de mujeres como Juana Manso, que desafiaron a la sociedad de su época, y que nos marcan un camino de coherencia para nuestra vida dentro y fuera de la iglesia. Su testimonio de mujer libre, de la libertad que le dio la comprensión de un Evangelio de amor y libertad, contrario a la sumisión y el castigo, sean ejemplos que iluminen nuestro andar.

Dios nos invita a saltar vallas, abrir puertas, crear nuevos espacios , anticipos de su reino, que no nos serán quitados

 

Esta canción de la gran artista Eladia Blázquez nos ayuda en la reflexión

Honrar la vida

¡No! Permanecer y transcurrir
No es perdurar, no es existir
¡Ni honrar la vida!
Hay tantas maneras de no ser,
Tanta conciencia sin saber
Adormecida

Merecer la vida no es callar y consentir,
Tantas injusticias repetidas…
¡Es una virtud, es dignidad!
Y es la actitud de identidad ¡más definida!

Eso de durar y transcurrir
No nos da derecho a presumir.
Porque no es lo mismo que vivir
¡Honrar la vida!

¡No! Permanecer y transcurrir
No siempre quiere sugerir
¡Honrar la vida!
Hay tanta pequeña vanidad,
En nuestra tonta humanidad
Enceguecida

Merecer la vida es erguirse vertical,
Más allá del mal, de las caídas…
Es igual que darle a la verdad,
Y a nuestra propia libertad
¡La bienvenida!

Eso de durar y transcurrir
No nos da derecho a presumir.
Porque no es lo mismo que vivir
¡Honrar la vida!

 

Oración para la noche

Vacío y dispuesto

Al terminar el día te decimos: Dios de nuestros padres y de nuestras madres,
Dios de los caminos recorridos y de los senderos por descubrir,
Dios desde siempre y para siempre.

Ven, te esperamos, Dios de los llegares sorprendentes,
Dios de los lugares inesperados y de las formas inapropiadas,
Dios que te haces nosotros y nosotras, que te arrimas a nuestras fragilidades,
que te avienes a la con-vivencia con quienes somos barro y sueños,
dolor que duele hondo y esperanzas que no dejan de latir.

Ven, te esperamos, anunciando salvaciones posibles,
abriendo surcos hacia la paz con justicia,
marcando el ritmo y señalando aquel horizonte de luz
donde las armas son arado y los niños y las niñas juegan,
donde nadie calza botas y no hay tiranos,
donde ninguna persona juzga ni lastima ni mata a sus próximos,
donde la alegría es verdadera
porque no hay opresión ni existen las esclavitudes,
donde la creación entera alcanzará su anhelada plenitud.

Ven, Jesús, te esperamos.

Motivos que presentamos en Oración y Ayuno

  • Por la unidad de nuestro pueblo.
  • Por el trabajo en nuestras congregaciones y comunidades de fe.
  • Por la sanidad de todos los que estén enfermos.
  • Para que nuestros corazones se abran a la palabra de Jesús
  • Por todas las familias que han perdido sus trabajos.
  • Por el entendimiento y perdón entre quienes estén alejados.
  • Por nuestros proyectos personales.
  • Para que nos des fuerzas para seguir trabajando en tu nombre.
Compartir