Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 30 de marzo

30 Mar 2016
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de Oración
Archivo para imprimir propuestas anteriores

 

Canto matutino

Filipenses 2:5-11

5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,
6 el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,
7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres;
8 y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.
9 Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre,
10 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;
11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

Reina-Valera 1960 (RVR1960).
Himno de la Iglesia Primitiva, probablemente anterior a Pablo y que él transcribe.

 

Oración de la mañana

Dios que todo lo puedes y que todo lo sabes, que nos conoces a cada uno de nosotros/as, purifica los pensamientos de nuestros corazones por la inspiración de tu Santo Espíritu, para que podamos amar perfectamente y glorificar dignamente tu santo nombre en este tiempo. Hazte presente en mi vida y ayúdame a sentir tu presencia en cada una de mis tareas. Guíame en este día que comienza, por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

P. Oviedo

 

Texto sugerido

“María Magdalena fue a anunciar a los discípulos: He visto al Señor y me ha dicho esto”.
Juan 20:18

 

Para rumiar en momentos del día

LA PASCUA DESDE JESUCRISTO

Cuando nos acercamos al ministerio, pasión y resurrección de Jesucristo en el Nuevo Testamento, nos damos cuenta que la antigua celebración de la Pascua es resignificada desde ese evento central en la historia humana. Podemos decir que la pascua como fiesta cristiana adquiere su real y profundo significado desde la práctica liberadora de Jesús el Cristo, y desde su cruz-resurrección.

Todos los relatos del N.T. enfatizan lo que para la fe cristiana, pasó a ser el centro de la fiesta: El primer día de la semana el sepulcro fue hallado vacío. Jesús ha resucitado.

El poder de la muerte no pudo apagar la fe, la esperanza y el amor que el Hijo de Dios manifestó en su vida y ministerio. Aquel que murió esa muerte vergonzosa no había terminado para las mujeres que prepararon ungüentos y especias para ponerle al cuerpo quebrado, según Lucas.

Solamente después de hacer una labor de amor desinteresada para un cuerpo que no podrá ni siquiera decir una palabra de agradecimiento, menos aún de retribución, es que nos encontraremos con la sorpresa de la renovación y liberación de nuestra vida. Ya que el único sufrimiento que tiene significado es el sufrimiento que aceptamos en la lucha contra el sufrimiento.

Por ello, la victoria definitiva del amor de Dios sobre el pecado, la muerte y la mentira que es la resurrección de Jesús, no se realiza si no se asume y enfrenta la terrible experiencia del dolor, del sufrimiento, de la cruz.

En palabras del teólogo brasileño Vítor Westhelle: “Una teología de la cruz siempre se encuentra al otro lado de la práctica de la resurrección, y a la inversa: una práctica de resurrección solo se puede ejercer frente a la funesta experiencia de la cruz” [1].

Esto es lo que conecta la resurrección con la cruz, y es la clave para conectar los antiguos significados pascuales: la renovación y liberación de la vida sólo se experimentan desde un encuentro transformador con Jesucristo.

  • Un encuentro que nos confronta con nuestros propios reinos egoístas, con nuestras miserias y pecados personales y sociales.
  • Un encuentro que nos libera desde el perdón que nos ofrece Jesucristo desde la cruz.
  • Un encuentro que nos renueva, habilita y prepara para salir al encuentro de los cuerpos crucificados de hoy, compartiendo el amor de Dios en gestos y palabras.

Este es el desafío de las iglesias cristianas hoy: vivir nuestro paso misionero en la fe, la esperanza y el amor; a partir de los márgenes de esta globalización neoliberal. Donde el pueblo y la creación experimentan la condena mientras se vislumbra y se vive la promesa de la resurrección, del nuevo cielo y la nueva tierra.

Denunciando proféticamente la vida amenazada y articulando la promesa de un nuevo mundo liberado y renovado con personas y comunidades.

Porque lo primero que genera la resurrección según Juan es una comunidad, no ya atada a los miedos o al pecado de juzgarse y descalificarse mutuamente por sus abandonos, sino aferrada a la nueva vida en la fe y el amor mutuo.

En vez de perder el tiempo en distanciarnos por nuestras diferencias teológicas, ideológicas, vivamos la unidad en camino hacia el Reino de Dios.

Esta es nada más y nada menos nuestra tarea, porque estamos convencidos por su Espíritu, que desde el paso de Jesucristo por nuestra historia; “todo acto de amor no queda nunca sin futuro”. [2]

P. Pablo G. Oviedo.

 

Oración de la noche

Señor Dios, todopoderoso y eterno Padre, que nos amas como una madre, al llegar la noche traigo conmigo ante Ti mis obras terminadas e inconclusas, mis dudas y deseos, las luchas y cargas de este día. Perdona el mal realizado y multiplica el bien que humildemente te ofrecí hoy, para gloria de tu nombre. Dame un renovado descanso a mí y a mis seres queridos. Que tenga reparadores sueños. Ayúdame a cargar con mi cruz y a experimentar el poder de tu resurrección y de tu victoria. Y, en todo lo que haga, dirígeme a realizar tus designios; por Jesucristo nuestro Señor. Amén

P. Oviedo

 

Canción

El pan y el Vino

Descansaré, en tu presencia,
no dejaré que la inquietud llene mi alma
Descansaré en tus promesas y esperaré en ti,
pacientemente, esperé al señor y el me oyó
…me concedió los deseos de mi corazón en su fidelidad.

Luis Alfredo Díaz

 

Motivos que presentamos en Oración

En esta primera semana de pascua de resurrección:

  • Te damos gracias por los cultos y actividades de la Semana Santa y el testimonio de cada congregación en sus actividades.
  • Te damos gracias por las marchas en todo el país por el 40 aniversario del Golpe de Estado de la última dictadura militar, por la conciencia de la mayoría de la población hacia el Nunca más.
  • Te pedimos que nos renueves en la disciplina de la Oración personal y comunitaria.
  • Porque la presencia del Señor nos acompañe con su gracia y sabiduría en nuestras comunidades y sepamos convivir y trabajar juntos en misericordia aún con nuestras diferencias de pensamiento.
  • Por nuestra patria argentina, los desafíos que enfrenta nuestra nación en relación a la deuda externa y el debate y resolución de nuestro Congreso.
  • Por las Escuelas Bíblicas y espacios de educación Cristiana con niños y juveniles.
  • Por los sueños y proyectos que cada iglesia local tiene para este año y las asambleas locales de cada comunidad.
  • Ante el crecimiento de la desocupación y despidos, ayúdanos Señor.

Y continuamos orando por:

  • Por la salud de aquellos que están padeciendo alguna dolencia o enfermedad.
  • Por la unidad, el amor y la sanidad en nuestras familias.
  • Por un volver el rostro a la Creación y ser más comprometidos por el cuidado de nuestra tierra: nuestra casa.
  • Por la paz y el entendimiento entre los pueblos del mundo.
  • Para que no falte trabajo, educación, salud y vivienda en cada familia de nuestro pueblo.
  • Por el acercamiento, el perdón y la restauración entre quienes están alejados o peleados.
  • Para que nuestro corazón y mente se abran más y miren al otro, encontrando en él, en ella, a un amigo/a, hermano/a.
  • Por el Segundo Encuentro Nacional de Líderes laicas y laicos a realizarse a fines de abril.

 


[1] Westhelle Vitor: Voces de protesta en América Latina, (México: LSTCH, 2000),p.126.
[2] J. Míguez Bonino,Espacio para ser hombres, BsAs, Aurora, 1990.p. 70.
Compartir

X