Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 9 de febrero

08 Feb 2022
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 9 de febrero

LLAMADA

¡No me mandes callar! No puedo obedecerte.
Tu perdón me ha quemado como un fuego
y lo tengo que hablar siempre y a todos,
aunque me lo prohíbas, o aunque no me lo crean.
Si por eso me echan de esta tierra, saldré hablando de Ti.

Diré que eres de todos, siempre el mismo,
que tu amor no depende de nosotros,
que nos amas igual, aunque no amemos;
nuestro título ante Ti es la pobreza de no amar.
Que eres voz que llama siempre a cada puerta,
con nombre exacto, inconfundible;
que no pides nada, das y esperas el tiempo que haga falta;
que no fuerzas los ritmos de los hombres,
que no cansas, no te cansas, y que tu amor es nuevo cada día;
que te dolemos todos, cuando no te buscamos.

Diré muchas más cosas: que basta con mirarte en cualquier sitio,
porque todos son tuyos, para ser otra cosa;
simplemente para ser persona.
¡Señor, que chispa a chispa, no me canse de prender este fuego!

Ignacio Iglesias, sj

Con la Biblia en la mano

Evangelio de Lucas 4: 21–30

El texto lo leímos y seguro escuchamos la predicación hace unos domingos, lo volvemos a leer y ahora vamos a pensarlo desde nosotros.

Allí está Jesús, en su Sinagoga de siempre, lo había alabado y se habían asombrado de las palabras de gracia que emanaban de sus labios.

Y siguió hablando, y ahora dijo cosas que los espantó.

Qué ocurrencia decir que Dios no era sólo de judíos porque Elías había estado con la viuda de Sarepta o Eliseo con Naamán el Sirio.

Este Jesús tan cotidiano, tan sencillo que hablaba para que todos lo entendieran no venía de ninguna familia importante, ni era parte del templo de Jerusalén, ni había estudiado en una Escuela Rabínica.

Es Jesús, el hijo de DIOS, aquel que nos amó primero para que nosotros amemos con su mismo amor, ese que puso en nuestro corazón con su Espíritu como dice Pablo en Romanos.

La gente que lo escuchó se E-S-C-A-N-D-A-L-I-Z-Ó, pero el Espíritu del Señor se había posado sobre él y ese día se cumplía la escritura.


Un tiempo para pensar… orar y ayunar…


  • Oramos para que el Señor nos de sabiduría y mente abierta.

Y nos preguntamos para pensar:

  • ¿DIOS vino para todos? ¿O sólo para aquellos que van a la Iglesia?
  • Lo que es más todavía, ¿murió por todos?
  • ¿Se escandalizan quienes escuchan que DIOS es Dios de todos, que murió por todos, que nos ama a todos así cómo somos?
  • ¿La Comunidad de fe donde estamos escandaliza por ser llena del amor de Dios para todos?
  • Leamos nuevamente “LLAMADA” y hagámosla nuestra.
  • TIEMPO PARA PENSAR CON DIOS Y HABLAR CON ÉL

LOS, LAS INVITO A JUNTAR LAS MANOS y colocar dentro, TODOS LOS MOTIVOS DE ORACIÓN como hermanos y como COMUNIDADES DE FE.

Esperamos los motivos de oración de los Distritos y/o comunidades para la próxima semana compartirlos.

Oramos todos juntos y juntas por


  • La misión de la Iglesia en este tiempo Pastoras y Pastores y hermanas y hermanos que conforman los Equipos Pastorales, que el Señor nos renueve las fuerzas, la alegría de servir a las comunidades, que no nos gane el desánimo, y sí tengamos el ímpetu que nos trae la GRACIA de DIOS, para mirar con ojos nuevos y corazón nuevo, este tiempo desde el evangelio.
  • Las familias que tienen que enfrentar grandes preocupaciones (trabajo, enfermedad, vivienda), para que no se trasladen a las relaciones familiares, sino que pueda haber diálogo franco y sincero para resolver las dificultades.

 

  • La Iglesia Nacional, el Obispo, la Junta General, los Administradores, que el Señor los guíe en sabiduría para la tarea a la que fueron llamados.
  • Oramos por los Cambios Pastorales, que tanto las comunidades que despiden, como las que reciben lo hagan dispuestas a los nuevos tiempos, pidiendo que el Espíritu del Señor acompañe los cambios.
  • Ya estamos orando por la Asamblea Nacional para el 2022, Asamblea del Reencuentro, llena de abrazos contenidos, de charlas que tenemos postergadas; que el Señor nos vaya abriendo caminos para que sea una sentida Asamblea de su pueblo donde el gozo del Señor se haga presente.
  • Seguimos orando por este nuevo tiempo de incertidumbre, donde la vida parece estar en peligro del virus nuevamente. El Señor abra caminos y ponga luz en el mundo.
  • POR LA PAZ ENTRE LOS PAÍSES. Señor ¡ TEN PIEDAD!!
  • Te damos gracias y ponemos en tus manos todos aquellos lugares donde sirven a otros, con meriendas, comedores, alimentos, ropa de abrigo, materiales para la construcción y varias cosas más.
  • ORAMOS por discernimiento, sabiduría, palabra y acción para enfrentar situaciones de conflicto dentro de las comunidades de fe, en los hogares, y en el barrio mismo donde vivimos.

Las Comunidades de Fe:

  • Los Hogares LOWE, por su situación económica, para que florezca aún en este tiempo de pandemia. Amado Padre tú lo haces posible. Por el personal que trabaja allí, que sientan la bendición del Señor por la tarea que realizan y a la vez estén tranquilos sabiendo que pueden seguir trabajando. Por cada uno de los niños y niñas que están en los hogares, bendícelos Señor, con alegría, con ternura, con esas risas que sólo los más chicos pueden contagiarnos. Una bendición especial para todos los que allí habitan, tu abrazo a cada uno y tu caricia sobre sus cabezas sintiendo tu presencia.
  • EL JARDÍN DE INFANTES DE TEMPERLEY: Nos escribe Juan Plou, como Referente del Jardín.“Querida Cristina, gracias por mantener en motivos de oración a nuestro jardín.
    Hemos podido finalizar el 2021 con total normalidad y “sin deudas”, además de contar con reservas para cubrir los salarios en vacaciones. Esto lo logramos con la perseverancia del sector administrativo del Jardín en lograr el esfuerzo de los padres, y hermanos de la congregación que se hicieron cargo de cuotas que alguna familia no podía cubrir, y sobre todo el compromiso de la iglesia nacional que aportó para sostener este Jardín de 52 años de vida donde educamos a más de 60 chicos del barrio. Gracias por sentirnos acompañados por toda nuestra iglesia”
  • Oramos con las hermanas y hermanos de la Comunidad de Luís Guillón: Por el crecimiento espiritual de las personas que se acercaron durante este tiempo de pandemia, para que nuestros corazones sean renovados por el Espíritu del Señor y podamos estar listos para la iglesia pos-pandemia.

DIOS te tiene en su agenda cada día y te bendice, sé agradecida/o con su bendición.

¡¡¡Hasta la próxima semana!!!

Pastora Cristina Dinoto
Comisión Nacional de Liturgia IEMA
Compartir

X