Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 17 de abril

16 Abr 2019
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 17 de abril

Encuentro con Dios

 

Salmo

SALMO 69: 1-3, 29-36 RVC

Sálvame, oh Dios,
porque las aguas me han llegado hasta el cuello.
Me encuentro hundido en profundo pantano,
y no hallo dónde poner el pie.
He caído en aguas abismales, y me cubre la corriente.
Ya me canso de llamar; ronca está mi garganta;
mis ojos desfallecen en espera de mi Dios.

Pero a mí, que estoy pobre y afligido,
¡ponme, oh Dios, en alto con tu salvación!
Así alabaré entre cánticos tu nombre;
¡te exaltaré con alabanzas!
Así, Señor, te agradarás de mí
más que si te ofreciera un toro o un becerro.

Al ver esto, los oprimidos se alegrarán.
Busquen a Dios, y vivirá su corazón;
porque el Señor escucha a los menesterosos,
y no rechaza a los que están prisioneros.
¡Que lo alaben los cielos y la tierra,
los mares y todo lo que hay en ellos!
Dios salvará a Sión, y reconstruirá las ciudades de Judá,
y su pueblo las recuperará y las habitará.

Los descendientes de sus siervos las heredarán,
y los que aman su nombre habitarán en ellas.

 


Alabad al Señor

¡Oh! amor que no me dejarás,
descansa mi alma siempre en ti,
es tuya y tú la guardarás,
y en el océano de tu amor,
más rica al final será.

¡Oh! Luz que en mi sendero vas,
mi antorcha débil rindo a ti;
su luz apaga el corazón,
seguro de encontrar en ti
más bello resplandor.

¡Oh! gozo que a buscarme a mí
viniste con mortal dolor,
tras la tormenta el arco vi,
y ya el mañana, yo lo sé,
sin lágrimas será.

¡Oh! Cruz que miro sin cesar,
mi orgullo, gloria y vanidad
al polvo dejo, por hallar
la vida que en su sangre dio
Jesús mi Salvador.


Lectura del Día

Lucas 9: 12-17. RVC

Así que, si alguien les dice: “Miren, aquí está el Cristo”, o “Miren, allí está”, no lo crean. Porque surgirán falsos cristos y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que, de ser posible, engañarán incluso a los elegidos. Ya los he prevenido de todo. Así que, si les dicen: “Miren, está en el desierto”, no vayan; o si les dicen: “Miren, está en los aposentos”, no lo crean. Porque la venida del Hijo del Hombre será como el relámpago que sale del oriente y puede verse hasta el occidente. Porque los buitres se juntan dóndeestá el cadáver.

 

No hay ninguna duda que el texto de hoy es fuerte,que no nos gustaría interpretarlo porque está muy claro… Bien; aquí habla Jesús directamente de Su Segunda Venida.

« El Nuevo Testamento no usa nunca la frase la Segunda Venida. La palabra que usa para describir la vuelta de Cristo, en gloria es parusía; esta palabra ha pasado al castellano y a otras lenguas como un sinónimo de la Segunda Venida; es muy corriente en el resto del Nuevo Testamento, pero en los evangelios este es el único lugar en que aparece (versículos 3, 27, 37, 39). Lo interesante es que es la palabra corriente para la llegada de un gobernador a su provincia, o de un rey a sus súbditos. Describe una llegada en autoridad y en poder. El resto de este capítulo tiene mucho que decirnos acerca de este tema; pero de momento notamos que, cualquier otra cosa que sea verdad acerca de la doctrina de la Segunda Venida, es cierto que conserva dos grandes hechos ». W. Barclay

Pues bien; el relato conserva el hecho del triunfo definitivo de Cristo. Aquel a Quien el sistema político-religioso crucificó y será un día, el Señor de toda la humanidad. Para Jesucristo, el final estaba seguro y su soberanía universal comenzaba aparecer como el sol en la mañana.

Conserva el hecho de que la Historia se dirige a alguna parte. Algunas veces se ha supuesto que la Historia se iba precipitando a un caos cada vez más salvaje, (miremos por un momento lo que está sucediendo en nuestro amado país, hoy) y que no es nada más que «la historia de los pecados y las locuras humanas.» Algunas veces se ha supuesto que la Historia era cíclica, y que el mismo ciclo de cosas sucedía una y otra vez. Los estoicos creían que hay ciertos períodos fijos, y que al final de cada uno se destruye el mundo en una gran conflagra-ción, y que entonces la misma historia tiene lugar de nuevo hasta en sus más mínimos detalles.

Como decía Crisipo(*): «Entonces el mundo es restaurado de nuevo otra vez, y con una organización precisamente igual a la anterior. Las estrellas se mueves otra vez en sus órbitas, cada una siguiendo su curso como en el período anterior, sin ninguna variación ». Este es un pensamiento lúgubre, el de que las gentes están abocadas a “un eterno retorno” en el que no hay progreso ni posibilidad de escapar. Esto, en cierta medida es cierto; la Segunda Venida contiene en sí esta verdad esencial: Que hay “un acontecimiento divino en lontananza, al que toda la creación se dirige,» y ese acontecimiento no es la disolución general, sino el gobierno Divino, universal y eterno.De manera que este hecho nos causa mucha alegría y nos llena de esperanza. ¡Bendito sea nuestro Dios Padre y Madre por este hecho…!

AMÉN.

ROG
(*) Crisipo de Solos nació c. 281/78 a. C. en Tarso o Solos y murió c. 208/05 a. C., en Atenas. Fue un filósofo griego, máxima figura de la escuela estoica antigua. Se le considera a menudo el fundador de la gramática como disciplina específica en Grecia.Este pensador tuvo la brillante idea de darle de beber algún tipo de bebida alcohólica a un burro. Las consecuencias fueron que el pobre animal se emborrachó e intentó comerse unos higos. Esta situación inverosímil le produjo tal ataque de risa a Crisipo que le provocó la muerte. De manera que se personalizó la frase “morirse de risa“.

 


Oramos por…

  • Hoy los invitamos a orar por nuestro país, por nuestro pueblo: nosotros, nuestras familias, amigos, vecinos…
  • Sabemos que muchas personas han quedado sin trabajo, que se siguen cerrando fábricas, empresas, Pymes.
  • En esta Semana Santa que comienza, pedimos a Dios que nos ayude a darnos un tiempo y la tranquilidad, sensibilidad para apartarnos de nuestras obligaciones diarias y poner todas
  • nuestras penas, necesidades, dolores, en sus manos, como para orar por otras personas cercanas, que conozcamos.
  • Por esto, digamos el nombre de cada una de ellas y sus necesidades.
  • Entonces, oramos por: ____

Recomendación y Bendición Apostólica

Ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anuncien los hechos maravillosos de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable. Antes, ustedes no eran un pueblo; ¡pero ahora son el pueblo de Dios!; antes no habían sido compadecidos, pero ahora ya han sido compadecidos.

1ª. Pedro 2: 9-10

Que Dios te bendiga;
Que alce el Señor a ti su rostro
Y te dé paz, y te dé paz;
Que Dios haga brillar en ti su rostro
¡Y se apiade!
¡Y se apiade! de ti, se apiade
El Dios de amor. Amén.

Números 6: 24-26


propuestas anteriores

Compartir

X