Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 1 de junio

31 May 2022
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 1 de junio

Camino a Pentecostés


Afirmamos nuestra fe en un Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo.
Creemos que esa parte de Dios que es Espíritu y vive en nosotros
Nos acompaña, nos anima , nos reconforta.
Por eso te decimos Señor que tu Espíritu de vida
sople siempre entre nosotros.

Creemos que el Espíritu sostiene nuestros sueños,
nos motiva en los proyectos, nos llama al testimonio.
Por eso te decimos Señor que tu Espíritu, fuerza y poder
Nos impulse a la comunidad y allí nos llene de entusiasmo y amor.

Creemos que el Espíritu nos marca caminos de paz y justicia,
Nos enseña a vivir a vivir en armonía y ser solidarios unos con otros
Nos acerca al perdón dándolo y recibiéndolo y sobre todas las cosas
nos ayuda a crecer en la fe.
Renuévanos Señor con el poder de tu Espíritu. Amén.


Con la Biblia en la mano


Juan 14: 8-17; 25 – 27

Pentecostés, para nosotros los creyentes, es un día en que celebramos al Espíritu Santo que ha venido a ayudarnos como lo prometió Jesús a los discípulos. En verdad Dios ha derramado el Espíritu Santo sobre toda carne para que podamos reconciliarnos con Él y unos con otros.

DIOS ha derramado el Espíritu Santo, para que obre como un verdadero tejido, para que se forme una verdadera red entre los cristianos del mundo.

Un dirigente de iglesia del Pacífico, comparaba al Espíritu Santo con un tejedor que fabrica con la gente un tejido de paz, identidad y humildad de la siguiente manera:

Un concepto puesto de relieve es el de la humildad.

En su trabajo, el tejedor levanta un punto al tiempo que le pasa otra lana hacia abajo o hacia arriba.

Si te toca bajar, baja, para formar, con el otro punto que se pone encima, una malla firme en el producto final.

Hay un lugar para la humildad, porque el lugar que yo ocupaba arriba y que ahora va a ocupar otro estará sostenido por el punto de abajo formando el tejido, la red y a su vez en la próxima vuelta éste dará lugar a otro que se pondrá encima, Esto es un fruto del espíritu, la humildad de compartir el tejido, de formar la red desde un lugar cada uno, y esto es en la vida de la familia y de la iglesia.

Que la permanencia del Espíritu Santo en nuestras vidas nos traiga no sólo la seguridad de que DIOS cumple sus promesas, sino la visión evangélica de cual es nuestra misión como cristianos tejidos por un mismo espíritu, en este mundo.


Tiempo de pensar… orar y ayunar…


Parece que el arte del tejedor es realmente significativo en este Pentecostés. Debemos pedir al Espíritu Santo que haga con toda la creación un tejido de amor y de paz, y que haga de nosotros instrumentos de la paz:

donde hay odio, sembremos amor;
donde hay ofensa, perdón;
donde hay duda, fe;
donde hay desesperación, confianza;
donde hay oscuridad, luz;
donde hay tristeza, alegría. (Oración de San Francisco de Asís)

Todos nosotros necesitamos someternos a la misericordia y la gracia de Dios. La naturaleza humana está amenazada por la codicia, el egoísmo y la desesperanza.

Jesús prometió que la venida del Espíritu Santo tejerá con todos nosotros una red para convencer, enseñar y testimoniar su amor y su paz.

El Espíritu Santo marca caminos, entrecruza nuestras vidas para hacer el tejido más firme, y crea entonces lazos de solidaridad, ruedas de oración de unos por otro, barre los miedos y nos devuelve el coraje.

Que el soplo del Espíritu estremezca toda la creación, que el evangelio sea potencia de vida, la Iglesia verdadera comunión y nosotros misioneros de este mismo soplo suave e insistente que nos pone alas de libertad.


SEA BENDECIDO ESTE PENTECOSTÉS EN TU VIDA Y EN LA DE TU COMUNIDAD


Cantamos juntos


JUNTAMOS LAS MANOS y colocamos dentro, TODOS LOS MOTIVOS DE ORACIÓN.


Oramos todos juntos y juntas por


  • ORAMOS por La misión de la Iglesia en este tiempo de PENTECOSTÉS, Pastoras y Pastores y hermanas y hermanos que conforman los Equipos Pastorales, que el Señor sople su Espíritu para renovar las fuerzas, la alegría de servir a las comunidades, que no nos gane el desánimo, que el Espíritu Santo nos enseñe a mirar con ojos nuevos y corazón nuevo, este tiempo desde el evangelio.
  • ORAMOS para que en este tiempo de PENTECOSTÉS sea desafiar y desafiarnos predicando al Jesús vivo entre nosotros, para llegar a ser Iglesias misioneras, con el mensaje de amor y poder de Cristo Jesús para este nuevo tiempo de vida.
  • ORAMOS por La Iglesia Nacional, el Obispo, la Junta General, los Administradores, que el Señor los guíe en sabiduría para la tarea a la que fueron llamados.
  • Ya estamos orando por la Asamblea Nacional para el 2022, Asamblea del Reencuentro, llena de abrazos contenidos, de charlas que tenemos postergadas; que el Señor nos vaya abriendo caminos para que sea una sentida Asamblea de su pueblo donde el gozo del Señor se haga presente.
  • Oramos para ser parte del tejido del Evangelio de Jesús, y así salir a sembrar como él lo hacía, en los caminos del pueblo, con la gente que andaba por allí.
  • Oramos por las familias que tienen que enfrentar grandes preocupaciones (trabajo , enfermedad, vivienda), para que no se trasladen a las relaciones familiares, sino que pueda haber diálogo franco y sincero para resolver las dificultades.
  • POR LA PAZ ENTRE LOS PAÍSES. Señor ¡ TEN PIEDAD!!
  • Te damos gracias y ponemos en tus manos todos aquellos lugares donde sirven a otros, con meriendas, comedores, alimentos, ropa de abrigo, materiales para la construcción y varias cosas más.
  • ORAMOS por discernimiento, sabiduría, palabra y acción para enfrentar situaciones de conflicto dentro de las comunidades de fe, en los hogares, y en el barrio mismo donde vivimos.
  • Los Hogares LOWE, por su situación económica, para que florezca aún en este tiempo de pandemia. Amado Padre tú lo haces posible. Por el personal que trabaja allí, que sientan la bendición del Señor por la tarea que realizan y a la vez estén tranquilos sabiendo que pueden seguir trabajando. Por cada uno de los niños y niñas que están en los hogares, bendícelos Señor, con alegría, con ternura, con esas risas que sólo los más chicos pueden contagiarnos. Una bendición especial para todos los que allí habitan, tu abrazo a cada uno y tu caricia sobre sus cabezas sintiendo tu presencia.
  • ORAMOS POR TODAS LAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS QUE TIENE LA IGLESIA, que sean  espacios de  aprender y espacios donde conocer y acercarse a Dios, Sean bienaventurados, bienaventuradas alumnado y docentes de cada uno de los lugares.

DIOS te tiene en su agenda cada día y te bendice, sé agradecida/o con su bendición.

¡¡¡Hasta la próxima semana!!!

Pastora Cristina Dinoto
Comisión Nacional de Liturgia IEMA
Compartir

X