Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 17 de mayo

16 May 2017
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 17 de mayo
Archivo para imprimir propuestas anteriores

Encuentro con Dios

 

Alabad al Señor

Allí está Jesús, allí está Jesús hablando;
En el monte, la campiña, cerca del mar junto al templo.
Si hablando no le creyeron, sus hechos lo lograrían.

Jesucristo, con tus hechos
Diste vida a tus palabras.

 

Lectura del día

MATEO 9: 35 – 36. (RVC)

35 Jesús recorría todas las ciudades y las aldeas, y enseñaba en las sinagogas de ellos, predicaba el evangelio del reino y sanaba toda enfermedad y toda dolencia del pueblo. 36 Al ver las multitudes, Jesús tuvo compasión de ellas porque estaban desamparadas y dispersas, como ovejas que no tienen pastor.

En el texto, leemos que Jesús recorre pueblos y ciudades: enseñando, anunciando el mensaje de liberación, y curando. Su fama se extiende por todas partes por eso le traen personas enfermas y oprimidas de todo tipo. Jesús los sana. Ve a la “gente” y se compadece: «son como ovejas sin pastor».

Este es un ejemplo patente del estado anímico del pueblo de Dios, es que “andan deshechos” o “rendidos” y como “tirados por los suelos”, pues no tienen guías autorizados y eficaces (Mt 9,36).
Los judíos están como ovejas sin pastor, porque nadie les enseña ni se ocupa de sus dolencias. Como ya en tiempos del profeta Ezequiel, las ovejas siguen muriendo por la ineptitud y maldad de sus dirigentes (Ez 34). La ignorancia, como el desconocimiento de la Ley divina (Os 4,1-6), y las enfermedades se atribuyen en tiempos de Jesús al pecado individual o de los antepasados (Jn 9,2) y a los demonios o espíritus impuros (Mc 9,14-29)

Hoy parece que la historia se repite… ¿No? Cuántas personas carecen de trabajo o empleo, los aterra pensar que no van a tener que llevar a la mesa de su familia… Cuanta inseguridad en las personas mayores en medios de la salud… ¿Que les sucederá en casos de una crisis de enfermedad si no tienen quien los auxilie o la facilidad de conseguir medicación… Por eso nosotras y nosotros –personas creyentes en Jesús liberador, debemos responder a su llamado para consolar, animar y ser la voz de todas las personas que no tienen voz.

 

Oración de la mañana

Padre misericordioso y bueno que en este día, puedas concedernos una sensibilidad que sienta tu presencia y una inteligencia que te comprenda… Concédenos celo para buscarte, sabiduría para hallarte, un espíritu para conocerte y un corazón para amarte y medite acerca de ti con entusiasmos; de manera que podamos contemplar tu gloria. Amén.

Benito de Nursia (480-543)

Oremos por

  • Por todos aquellas que sufren el desamparo y el olvido.
  • Por las que son víctimas de toda clase de violencia.
  • Para que la justicia sea real y esté presente en todo momento de nuestras vidas.
  • Por la construcción de una paz verdadera.
  • Por nuestras familias.
  • Por la sanidad de nuestros enfermos.
  • Para estar más atentos a las necesidades de quienes nos rodean.
  • Por nuestras congregaciones y el trabajo testimonial de éstas.
  • Oremos por nuestras instituciones educativas en Rosario: Centro Educativo Latinoamericano, Universidad del Centro Educativo Latinoamericano, Comunidad Educativa La Paz, EEMPA del
  • Centro Educativo Latinoamericano y Escuela Especial el Gurí
  • Agreguemos más motivos para orar en la semana

 

Oración Nocturna

Dios todo poderoso, al retirarnos a descansar, te pedimos que ilumines nuestras tinieblas, oh Señor. Y por tu gran misericordia defiéndenos de todos los peligros y riesgos de la noche, por el amor de tu Hijo, Jesucristo. Amén.

Libro de Oración Común (s. XVI)

Salmo 146

Alaba, alma mía, al Señor.

Mientras yo viva, alabaré al Señor; todos los días de mi vida le cantaré salmos.

No pongan su confianza en los poderosos, ni en ningún mortal, porque no pueden salvar.

El día que mueren, vuelven a la tierra, y ese mismo día todos sus planes se acaban.

¡Dichosos los que confían en el Dios de Jacob, los que cuentan con la ayuda de Dios, el Señor!

El Señor creó los cielos y la tierra, y el mar y todos los seres que contiene.

El Señor siempre cumple su palabra; 7 hace justicia a los oprimidos, y da de comer a los que tienen hambre.

El Señor da libertad a los cautivos, 8 y les devuelve la vista a los ciegos;

El Señor levanta a los caídos; y ama a los que practican la justicia.

El Señor protege a los extranjeros y sostiene a las viudas y a los huérfanos, pero tuerce el camino de los malvados.

El Señor reinará por siempre;

¡Sión, el Señor es tu Dios eterno!

¡Aleluya!

Compartir

X