Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 8 de julio

08 Jul 2020
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 8 de julio

Encuentro con Dios


¿Quién de ustedes ama? Seguro que estarán pensando:

«Pero, ¿qué pregunta es esta? ¡Tan obvia! Yo! ¡Todos /todas amamos!»

Y ahí viene la otra pregunta: ¿A toda la gente?

“¡Ah, eso es otra cosa!!”

Ahí está la diferencia en la verdadera persona cristiana, amar al prójimo y ponerse en el su lugar. A eso le decimos, empatía. Si verdaderamente estamos dispuestas, dispuestos a ponernos en lugar del otro/a, vamos a entender muchas cosas que antes no entendíamos, a ver con otros ojos, a conocer y vivir nuevas experiencias y a alegrarnos y compadecernos juntos/as.

Jesús nos está invitando, todos los días a que lo hagamos realidad para que del dicho al hecho (como dice el refrán) no haya un largo trecho. Este es el momento de dar el paso, de cambiar, de buscar en los ojos, en la voz de los otros, nuevas formas de ver y hablar. Trabajemos a la luz de la verdad, pero no la que se acomoda a nuestro bienestar, sino con la que incomoda, la que nos desafía y pide a gritos que nos juguemos por la verdadera justicia, viendo en los rostros de quienes nos necesitan, nuestros propios rostros.

Virginia M.

Salmo 69: 29-36 TLA

Dios mío, ¡levántame, dame ánimo!
Yo soy muy pobre y humilde,
30 pero te alabaré con mis canciones,
¡te pondré en alto con mi alabanza!
31 Eso te será más agradable
que recibir muchas ofrendas.
32 Cuando vean esto los pobres que te buscan,
se pondrán muy alegres, y recobrarán el ánimo.

33 Tú, Dios mío, atiendes a los pobres;
¡no te olvidas de tu pueblo que se encuentra cautivo!

34 ¡Que te alaben cielo y tierra!

¡Qué te alabe el mar y todo lo que hay en él!
35 Tú vendrás en ayuda de Jerusalén,
y reconstruirás las ciudades de Judá.
Tu pueblo tomará posesión del país
y se establecerá en él.

36 Los descendientes de tu pueblo
recibirán el país como herencia;
el pueblo que te ama
se quedará a vivir en él.


Alabad al Señor

Nada te turbe, nada te espante.
Quien a Dios tiene nada le falta.
Nada te turbe, nada te espante.
Sólo Dios basta.

TERESA DE ÁVILA – Canto y Fe 430

Lectura del día

Mateo 7:15-20 TLA

15 ¡Cuídense de los profetas mentirosos, que dicen que hablan de parte de Dios! Se presentan ante ustedes tan inofensivos como una oveja, pero en realidad son tan peligrosos como un lobo feroz. 16 Ustedes los podrán reconocer, pues no hacen nada bueno. Son como las espinas, que sólo te hieren. 17-18 El árbol bueno sólo produce frutos buenos y el árbol malo sólo produce frutos malos. 19 El árbol que no da buenos frutos se corta y se quema. 20 Así que ustedes reconocerán a esos mentirosos por el mal que hacen.

 

Los judíos, ya estaban bien informados acerca de los falsos profetas. Jeremías, por ejemplo, tuvo un conflicto con los profetas que decían: « Se les hace fácil sanar la herida de mi pueblo con sólo decir “¡Paz, paz!” ¡Pero no hay paz! » (Jer 6:14 RVC.) « Con pañitos de agua tibia pretenden curar las heridas del pueblo. Insisten en que todo está bien, cuando en realidad todo está mal » (Jer 8:11 TLA). Estos personajes eran lobos que le daban al pueblo malos gobernantes y falsos profetas.

Si buscamos en los Profetas y en el mismo Evangelio, veremos una constante denuncia a estas acciones… Estos lobos de lo que hablan la Escrituras destrozan la presa, derramando sangre y destruyendo vidas para obtener ganancias injustas, son leones rugientes; sus “jueces son lobos nocturnos” que no dejan nada para la mañana; son tipos altaneros, fraudulentos, corruptos…

Tanto los judíos como los griegos, incluso los romanos, usaban la idea de que a un árbol se le juzga por sus frutos. Un proverbio decía: «Como es la raíz, así es el fruto.» Epicteto (*) decía: « ¿Cómo podrá una cepa no crecer como tal sino como un olivo; o, cómo podrá un olivo no crecer como tal sino como una vid? » (Epicteto, Discursos 2:20).

El falso profeta puede que lleve la vestimenta sumamente pulcra y elegante y use un correcto y convincente lenguaje; pero el tal, no puede sustentar la vida de nadie.

A ver, pensemos un poco… Este pasaje tiene mucho que decir acerca de los malos frutos de “los falsos profetas” en el aquí-ahora de nuestro bendito país. Pues, sí los tenemos… Quienes llaman a la desobediencia civil de no cumplir con las recomendaciones de no transitar por la calle, aunque usemos la protección del barbijo, a sabiendas que es lo único que nos protege o lo que es peor, animar a suspender la cuarentena…

Nuestra fe está diseñada para acercar a las personas, no para separarlas. Eso es muy cierto…   Nuestra fe debe servir para que en este tiempo de pandemia, estemos juntas y juntos y en comunión, orando, celebrando virtualmente y dando gracias a la Divinidad por tener un teléfono o “una compu” con los cuales nos comunicarnos, con nuestro seres queridos, con nuestras amigas y amigos. Somos personas que pertenecemos a una gran familia de la fe; que en, esta muy peligrosa pandemia e insoportable cuarentena, estamos atentas a los malos mensajes de los falsos profetas; pues tienen “el micrófono abierto”; de manera que, no podrán dividirnos y transformarnos en un miserable grupo hostil.

Pues bien… En este tiempo de pandemia y cuarentena el mensaje de Cristo nos  invita a descubrir una forma nueva de espiritualidad que une y nos permite estar en plena comunión con nuestras hermanas y hermanos; y sobre todo disfrutar de la presencia de su Espíritu en nuestras vidas. Amén.

Roberto G.
(*) Epicteto (55-135) fue un filósofo griego, de la escuela estoica, que vivió parte de su vida como esclavo en Roma. Hasta donde se sabe, no dejó obra escrita, pero sus enseñanzas se conservan un Enchiridion o ‘Manual’, y sus discursos fueron editados por uno de sus discípulos.

Oremos en paz y en comunión…

Te bendecimos, Dios Padre y Madre de la Creación, porque has escondido grandes cosas a las personas sabias, y se las has revelado a la gente sencilla. También te alabamos y te damos gracias porque nos diste un corazón abierto y amoroso hacia a la causa de las personas pobres. En este tiempo de crisis sanitaria; no permitas que nos dejemos llevar por intereses egoístas y peligrosos, de forma que siempre sepamos captar el sentido de esta crisis, con respeto, responsabilidad y entusiasmo. Por Jesús, el Cristo e Hijo tuyo y hermano nuestro. AMÉN


Oremos por…

  • Quienes están padeciendo el Covid19.
  • Las familias que han perdido algún ser querido.
  • Por quienes padecen otras enfermedades.
  • Quienes se estén por realizarse alguna intervención quirúrgica o se la hayan realizado en esta semana.
  • Por todas las personas, de las comunidades, vecinas, familiares que necesiten acompañamiento o ayuda en medio de la cuarentena.
  • Por nuestros niños y niñas.
  • Para que Dios cuide y les de fortaleza a todos los jóvenes.
  • Por todo el personal de la salud y de seguridad que trabajan para nuestro bienestar y tranquilidad.
  • Para que la compasión y empatía en nuestro pueblo, sea la característica cotidiana en estos tiempos tan difíciles.
  • Por nuestra Iglesia Nacional.
  • Por las actividades en todos los distritos, de pastoras, pastores, laicos, líderes, comisiones de trabajos y secretarías.
  • Por nuestro hermanos y hermanas de las iglesias en los países de esta gran patria americana.
  • Agreguemos más motivos personales y comunitarios:

Y que haya paz!!




Suscribite al envío semanal

Compartir

X