Breviario del dador alegre – Carlos Gattinoni

30 Oct 2018
en , , ,
Breviario del dador alegre – Carlos Gattinoni

Breviario del dador alegre

Carlos T. Gattinoni


Dar a Dios, a través de la Iglesia, significa dar con alegría. Esto es, ofrecerle agradecidos parte de lo que Él ha puesto en nuestras manos: energías, tiempo, interés, dinero… Como toda actitud cristiana requiere un aprendizaje. Esta obra de Carlos T. Gattinoni, como su título lo indica, es el “manual” donde, nutriéndose de la doctrina bíblica, el cristiano aprenderá a ofrendar y ofrendarse con alegría.


Reconocimiento

A cuantos con su mayordomía me han inspirado y dado alto ejemplo, y que son más numerosos que los que podría mencionar, a cuantos por sus escritos y reflexiones orales me han educado en este aspecto de la vida cristiana, a la Iglesia Evangélica Metodista que me ha brindado y brinda aún, tantas oportunidades de poner en práctica esta doctrina, al Sr. Pablo La Moglie que me estimuló a escribir esas páginas, y a mi hermano Eduardo J. Gattinoni, cuyas conversaciones sobre el tema me iluminaron, y por haber leído con paciencia el primer borrador y hacer valiosas sugestiones, a la Editorial La Aurora, a Methopress, y la Srta. Maritza Manukian, por su invalorable ayuda, expreso mi sentido agradecimiento.

Carlos T. Gattinoni


Índice

  • LA CUESTIÓN CENTRAL
  • EL PROBLEMA DEL PAN
  • EL DINERO Y LAS ACTITUDES BÁSICAS
  • PONIENDO EL DINERO EN SU LUGAR
  • INSIGNE PRIVILEGIO
  • SENTÉMONOS A HACER NÚMEROS
  • EL DON DE LA GRACIA Y SUS DONES


Palabras previas

En esta obrita vamos a hablar de dinero. ¡No me digas que no te interesa! pues no puedo creerte a menos que me pruebes fehacientemente que nunca te has quejado del alto precio de las cosas, del aumento de los servicios públicos y de los impuestos, salvo que ya tengas tanto dinero que por eso no te preocupa. Pero en ese caso se me ocurre una traviesa pregunta: ¿Por qué no te desprendes de él y lo das? ¡Hay tantos que se interesan de veras en él! ¡Y hay tantas causas nobles que padecen por falta de él! La verdad es que si en la eternidad el dinero no tiene curso legal, aquí en la tierra nadie puede vivir sin él.

O, tal vez, me digas que no te interesa el dinero, pues eres persona espiritual. En ese caso pretendes ser más espiritual que Jesús. ¿O no sabes que la sexta parte de los dichos de Jesús que el Nuevo Testamento nos conserva, aluden directamente a las cuestiones financieras? ¿O que son más de treinta los pasajes del Nuevo Testamento que rozan el tema? Es evidentemente una cuestión que mucho preocupó a Jesús, y después de él a Pablo, porque si bien el dinero es material, nuestras relaciones con él comportan actitudes espirituales. Tan es así que muchas, pero muchas veces, por la región de finanzas pasa el límite de nuestra fidelidad cristiana.

En las páginas que siguen vamos a esmerarnos por conocer qué es lo que el Nuevo Testamento nos enseña al respecto; y por consiguiente, no intentaremos ser originales, ni aventuraremos opiniones personales que no se alimenten precisamente de lo que nos enseña la Palabra de Dios.

Con gusto nos avenimos al pedido de los editores de escribir en forma sencilla, para el laico común de nuestras Iglesias, sin entrar a reproducir los estudios en profundidad que otros han hecho y a los cuales tienen acceso los más acostumbrados a las disciplinas intelectuales. Nos atendremos al lado práctico de las cosas y a buscar el mensaje que a nosotros nos dan las Escrituras en el día de
hoy. Al hacerlo así estamos lejos de desdeñar el valor e importancia de las obras más profundas y de mayor erudición.

Y si algún lector puede decir que la lectura de las páginas que siguen le ha hecho bien y ayudado a descubrir una nueva dimensión de la vida cristiana, el propósito que nos anima habrá sido cubierto.

Carlos T. Gattinoni

Descargar

Pastor Carlos T. Gattinoni

Compartir

X