28 – La lengua

18 Feb 2020
en , , ,
28 – La lengua

Guías Metodológicas


Esta jornada no cuenta con Libro de Actividades


Santiago 3:1-10


Los seres humanos nos diferenciamos de los animales, entre otras cosas, por la capacidad de comunicarnos a través del lenguaje. La capacidad de hablar es posible como expresión de la razón y del espíritu. La palabra eleva al ser humano y lo acerca a Dios. El don de la palabra es una responsabilidad que tenemos para poder comunicarnos siguiendo la voluntad del Señor. La palabra es mediadora de relaciones sanas pero también puede serlo de quebrantamiento e instrumento para causar daño.

Debemos plantear entonces a partir de la lectura de este pasaje el uso que hacemos de las palabras y la posibilidad que tenemos de envenenar con la lengua, es decir, con la palabra, toda nuestra existencia.


¿Qué queremos lograr?


  • Que niñas y niños, adolescentes y adultos valoren lo importante que es callar a tiempo y hablar en buena manera.
  • Apreciar las palabras amables, la crítica constructiva y siempre dicha en amor.

Versículo para memorizar


La lengua amable es un árbol de vida. Proverbios 15:4



Índice



./ niñas/os no lectores

Proponerle a los chicos juegos con la lengua.

1° Repetir «Ialala», luego «tatata», «papapa», ir cambiando las vocales.

2° Recordar los trabalenguas del encuentro anterior.

3° Con los ojos vendados adivinar qué es: sal, azúcar, dulce de leche, limón, naranja, banana, etc. Otros juegos que se les ocurran como por ejemplo, luego de lavarse las manos agarrarse la lengua y tratar de decir: «Hola, ¿qué tal?, ¿cómo te va?»

 

¿A la lengua, la podemos sacar de nuestra boca?, ¿Para qué necesitamos la lengua?

Comentar que si nos agarramos la lengua no podemos decir las palabras. Por eso es tan importante, porque nos permite hablar. La lengua es una parte de nuestro cuerpo, como las manos, los pies. Con las manos hacemos muchas cosas que no queremos como por ejemplo: pegar, empujar, romper cosas… Con la lengua decimos cosas que no tenemos que decir. Pero las palabras que decimos las ordena el pensamiento. 

Hay que pensar muy bien las palabras que decimos. La Biblia nos dice que es muy difícil frenar la lengua para no decir palabras feas

 

Contar el pasaje bíblico (Santiago 3:1-10) haciendo énfasis en que nosotros podemos elegir qué palabra usamos.

Conversar acerca de lo importante que es decir «gracias, por favor discúlpame»

¿Qué cosas queremos decir con la lengua? ¿Cosas feas o cosas lindas?, ¿Podemos decir algo lindo a nuestro compañerito/a?, ¿Podemos decirle algo lindo a Jesús? ¿Qué palabras les parecen lindas?

 

  • Hacer flores y en el centro escribirles las palabras que les parecen lindas y regalarlas o llevarlas a su casa. O barnos de papel que lleven palabras lindas.

ORAR.-

 

./ niñas/os lectores menores

¿Podemos sacar la lengua de nuestra boca?, ¿Para qué necesitamos la lengua? ¿Si nos agarramos la lengua no podemos articular las palabra?

  • Repetir trabalenguas. Decir adivinanzas y colmos. Por ejemplo …

Erre con erre, guitarra

Erre con erre barril.

Rápido ruedan

Las ruedas

Del ferrocarril.

Sobre un camino de hierro

Muchas sorpresas tendrás

Subo y bajo bruscamente

A mucha velocidad 

(la montaña rusa)

Una señora muy aseñorada

Pasa por el agua y no se moja nada

(la sombra)

Este es un animal

Tan original

Que al ponerse boca arriba

Ya no se llama igual

(escarabajo)

El colmo de un elefantito (colmillo)

El colmo de un astronauta soñador (estar siempre en la luna)

El colmo de un amarrete (no prestar ni atención)

 

La lengua es importantísima para comunicarnos, para divertirnos. También podemos hacer daño con lo que decimos. 

¿Decimos palabras de las que después nos arrepentimos? ¿Gritamos cosas feas a los amigos/as compañeras/os?

La Biblia dice que … Leer Santiago 3: 10

¿Pueden pensar si hoy le dijeron algo lindo a alguien? (mamá, papá, hermanos, amigos … ) ¿Y pueden decir si dijeron algo feo o malo hoy? 

 

  • Hacer una lista de palabras lindas que trataran de decir.
  • Hacer flores y en el centro escribirles las palabras que les parecen lindas y regalarlas o llevarlas a su casa. O barnos de papel que lleven palabras lindas.

ORAR.-

 

./ niñas/os lectores mayores

Comentar que las palabras son buenas o malas según cómo las usamos, las palabras son lindas o feas según la intención que tenemos, podemos usar las palabras para dar alegría o para dejar muy triste a alguien …

Las palabras son necesarias para entendernos pero no bastan.

Lo importante es lo que está detrás de las palabras que pronunciamos. Con las palabras más lindas podemos mentir, usar a las personas como cosas, con las palabras podemos matar y a veces hasta justificar crímenes.

 

En el evangelio hay una palabra que JESÚS usa mucho, que es DIOS.

Jesús habla de DIOS, y los fariseos también hablan de DIOS.

Los dos usan la misma palabra, sin embargo son el día y la noche

Por esa palabra Jesús va a la muerte, por esa palabra los fariseos se atribuyen el derecho de matarlo, y lo acusa: «Se ha llamado hijo de DIOS»

Por eso depende de cómo las usemos y para qué las usemos entonces van a ser lindas o feas, buenas o malas.

 

Leer: Proverbios 10: 11 y 21, 11: 13, 15: 1-4, 26: 20-28

¿Cómo cuidamos nuestras palabras? ¿Nos cuesta cerrar la boca y esconder la lengua? ¿Decimos cualquier cosa y que el otro se la aguante? ¿Somos cuidadosos con la lengua? ¿Evitamos el chisme? ¿Nos cuidamos de no «entrar en guerra» con nuestra lengua? ¿Y qué de las mentiras que dice nuestra lengua? ¿Cómo creen que se puede mejorar?

Comentamos que no hay remedio en la farmacia para esto, que es un aprendizaje y también eso se va aprendiendo un poco más cada día …

 

  • Proponer hacer un esquema de aprendizaje para mantener nuestra lengua en forma: 

Primera semana, pensar antes de contestar mal. 

Segunda Semana, utilizar la lengua para decirle algo bueno a alguien (amigos, Familia) cada día.

Tercera Semana, utilizar la lengua para pedir perdón (siempre hay una ocasión en que tenemos que pedir perdón)

 

Flores de ánimo: ¿Podemos resaltar alguna/s cualidad/es de alguien del grupo? ¿Podemos decirle con nuestra lengua alguna cosa linda?

ORAR.-

 

./ adolescentes

Leer el pasaje bíblico: Santiago 3:1-10

Comentar que las palabras son buenas o malas según cómo las usamos, las palabras son lindas o feas según la intención que tenemos, podemos usar las palabras para dar alegría o para dejar muy triste a alguien …

Las palabras son necesarias para entendernos pero no bastan.

Lo importante es lo que está detrás de las palabras que pronunciamos. Con las palabras más lindas podemos mentir, usar a las personas como cosas, con las palabras podemos matar y a veces hasta justificar crímenes.

 

  • En el evangelio hay una palabra que JESÚS usa mucho, que es DIOS.
  • Jesús habla de DIOS, y los fariseos también hablan de DIOS.
  • Los dos usan la misma palabra, sin embargo son el día y la noche
  • Por esa palabra Jesús va a la muerte, por esa palabra los fariseos se atribuyen el derecho de matarlo, y lo acusa: «Se ha llamado hijo de DIOS»

Por eso depende de cómo las usemos y para qué las usemos entonces van a ser lindas o feas, buenas o malas.

Leer: Proverbios 10: 11 y21, 11: 13, 15: 1-4, 26: 20-28

¿Cómo cuidamos nuestras palabras? ¿Nos cuesta cerrar la boca y esconder la lengua? ¿Decimos cualquier cosa y que el otro se la aguante? ¿Somos cuidadosos con la lengua? ¿Evitamos el chisme? ¿Nos cuidamos de no «entrar en guerra» con nuestra lengua? ¿Y qué de las mentiras que dice nuestra lengua? ¿Cómo creen que se puede mejorar?

 

ORAR.-

Descargar

Compartir

X