23 – Buenas palabras, buenas acciones

18 Feb 2020
en , , ,
23 – Buenas palabras, buenas acciones

Guías Metodológicas


Libro de actividades 23


Efesios 4:25-32


En este primer encuentro vamos a trabajar con algunos «NO» y algunos «sí» que nos presenta Pablo. La carta a los Efesios insiste en que se puede vivir un estilo de vida diferente: con verdad y fidelidad mutua, sin enojos rencorosos, ganando el pan honradamente y hasta dando a los necesitados, hablando lo que beneficia a quienes nos escuchan, alegrando a Dios y a la comunidad …

Podemos resumir esta enseñanza para grandes y niños son los versículos 4:31-32:

No a las amarguras, las broncas, los gritos y los insultos, sí a la bondad y a la compasión, sí al perdón mutuo, así como Dios nos perdonó en Cristo.

Leer también Colosenses 3:5-13, Del pasaje de nuestro Encuentro destacamos el versículo 4:26. Enojarnos sí, porque siempre hay cosas o situaciones que nos enojan, y está bien enojarse (hasta Jesús se enojó frente a las injusticias), pero que ese enojo no nos lleve a pecar yana estar enojados todo el día o hacer que se convierta en rencor.

  • Recordar que cuando estamos enojados hacemos cosas de las que después nos arrepentimos, por eso, antes de decir o hacer algo, pidamos a Dios que se nos pase el enojo.

Por eso es tan importante que le dejemos en claro a los integrantes de nuestros grupos qué es lo que Dios quiere de cada uno de nosotros.

Como maestros, como líderes, deben reconocer la influencia que sus vidas ejercen sobre los alumnos. Ante ellos, ustedes son como representantes de Jesús, y lo que ellos les vean hacer, guiará, en gran parte, del destino de sus vidas. Traten de ejercer sobre ellos un influencia positiva.

De modo que, si hablamos del enojo y de que no nos dure todo el día, esto debe ser genuino en nuestras vidas, esto debe prevalecer, ya que no podemos enseñar algo que no estamos dispuestos a aplicar para nosotros.

Si hablamos de decir siempre lo verdadero, de trabajar honestamente, de dar al necesitado, de hablar palabras buenas, también debe ser verdadero en nuestra vida.

El maestro enseña un poco por medio de lo que dice, algo más por medio de lo que hace, mucho más por medio de lo que es.

La vida y la personalidad del maestro es la lección más poderosa que puede enseñar. No son, en primer lugar, las palabras elocuentes que influyen en el niño, sino la vida consecuente del líder: una vida entregada de lleno al Señor Jesús.

De manera que, como siempre decimos, que el mensaje primero arda en ustedes, para poder entregárselo a sus grupos como enseñanza de amor que viene de Dios. ¡Que Dios nos bendiga!


¿Qué queremos lograr?


  • Reconocer el estilo de vida que nos propone el Evangelio de Jesucristo. 
  • Tratar de ser consecuentes en nuestras palabras y en nuestras acciones.

Versículo para memorizar


Si se enojan, no pequen; que el enojo no les dure todo el día. Gálatas 6:2



Índice



./ niñas/os no lectores

Vamos a jugar con una canción de Luis Pescetti (la pueden encontrar en www.luispescetti.com/vamos-a-contar-mentiras/)

Ahora que vamos despacio, trulalá (2 veces)

Ahora que vamos despacio.

Vamos a contar mentiras, trulalá (2 veces)

Vamos a contar mentiras.

Por el mar corren los perros, trulalá (2 veces)

Por el mar corren los perros.

Por el monte las sardinas, trulalá (2 veces)

Por el monte las sardinas.

Sali de mi campamento, trulalá (2 veces)

Sali de mi campamento.

Con hambre de seis semanas, trulalá (2 veces)

Con hambre de seis semanas.

Al pasar vi un ciruelo trulalá, (2 veces)

Al pasar vi un ciruelo.

Cargadito de manzanas, trulalá (2 veces)

Cargadito de manzanas.

Empecé a tirarle piedras, trulalá (2 veces)

Empecé a tirarle piedras. (sigue la misma estructura en todos los versos)

y caian avellanas …

Con el ruido de las nueces …

Salió el dueño del peral…

Niño, no le tires piedras …

Que no es mio el melonar …

 

(Si no lo pueden cantar recítenlo sin el «trulalá» ni la repetición). Vamos acompañando la letra con gestos divertidos.

Comentar la canción. ¿Cuáles son las mentiras que cuenta?

¿Saben ustedes contar mentiras? ¡A ver quién cuenta la mentira más loca!

Luego de reírse un buen rato preguntar. ¿Por qué los mayores no se enojan con estas mentiras? ¿Cuáles son las mentiras que hacen mal y que no hay que decir? 

 

Explicar que las mentiras malas son las que dañan a alguien. Por ejemplo, cuando digo que mi hermanito rompió algo que yo rompí. Cuando me peleo y después lo niego. Los adultos también lastiman cuando mienten. Por ejemplo, cuando prometen algo que nunca van a cumplir. Invitar a los chicos a contar qué mentira les ha hecho daño.

Por todo eso Pablo, un gran amigo de Jesús, enseñó que no hay que mentir. Abrir la Biblia y decir que allí está escrito lo que Pablo recomendó: 

No mientan más, cada uno diga la verdad a los demás. Porque todos formamos parte de un mismo cuerpo. Si se enojan, traten de que no les dure mucho. El que roba, deje de hacerlo y trabaje, así puede compartir algo con quien lo necesite. No digan malas palabras, sólo palabras buenas que ayuden. No pongan triste a Dios.

No tengan amargura, espanten los gritos, los enojos, los insultos y toda maldad. Sean buenos y perdónense unos con otros como Dios perdona, porque Dios nos ama y tenemos que tratar de ser como Él.

 

  • Dibujar las «mentiras» del trulalá.

 

./ niñas/os lectores menores

  • Sentarse formado una rueda.

Pedir a algunos de los niños que lean el pasaje.

Preguntar de qué habla el texto.

  • Proponer un juego: Utilizar la canción de los «No lectores» y conversar sobre las diferencias entre las mentiras de la imaginación, con las que jugamos y nos divertimos y las mentiras que hacen daño.

¿Cuál es la mentira más fea que te han dicho? ¿Por qué te hizo mal? ¿De qué mentira que dijiste te arrepentís porque te das cuenta que fue fea?

Explicar que Pablo enseña esto a sus amigos para que vivan más felices. Que nos tratemos como Dios nos trata y que eso lo aprendió de cómo fue Jesús con toda la gente. Tratemos nosotros de vivir así también.

 

  • Tener en un cartel escrito el versículo para aprender de memoria y que los niños lo repitan Que cada uno vaya diciendo una palabra, luego entre dos o tres lo van leyendo todo. Sacar el cartel y les pedimos que lo digan de memoria.

Si se enojan, no pequen; que el enojo no les dure todo el día. Gálatas 6:2

 

Libro de Actividades
  Imprimir 1: Sopa de letras (Libro de Actividades)

 

./ niñas/os lectores mayores

Leer el texto de Efesios 4:25-31

  • Trabajar en profundidad con los lectores mayores estos temas: Mentir – enojarse – insultar.

Hacerle saber a los niños que una buena forma de no caer en la tentación de mentir, enojarse, insultar, robar … es detenerse, contar hasta 10 Y pensar por qué me ocurre. A veces podés evitarlo buscando una salida que no lastime al otro ni a uno mismo. Hacer una broma, devolver una ayuda en lugar de una agresión, descolocar al otro con una respuesta que no espera. Los enojos no se pueden evitar, hay que tratar de no agrandarlos o provocarlos. Las mentiras pueden encubrir el miedo o la desconfianza … No es fácil relacionarse con los demás. El modelo que nos propone Pablo en el verso 5.1 -procuren ser como ÉI- es difícil, pero se aprende intentándolo. Por eso dice: procuren.

Pensar con ellos, cuándo están más expuestos a estas situaciones. Que puedan pensar qué es lo que conviene evitar. Si bien es cierto que todos queremos agradar a Dios, también es cierto que a veces nos cuesta mucho, y otras un poco menos pero también nos cuesta. Poder escapar de la tentación en el momento justo puede ser la solución.

 

  • Reflexionar sobre las acciones negativas de otros (mentiras, insultos, enojos), ya sean chicos o adultos, que más les han dolido y buscar las razones. Se puede hacer escribiéndolo en una hojita a solas y conversarlo de a dos, eligiendo el o compañero o la compañera para compartirlo. Luego pensar cómo se podría responder para desactivar la pelea y compartir eso entre todos.

ORAR.- pidiendo a Dios que nos enseñe a reconciliarnos.

 

./ adolescentes

Leer el texto de Efesios 4: 25 – 31

Juego

Proponer el juego de los contrastes: 

  • Si digo negro, dices blanco. -Si digo River, Boca. -Si digo guerra, paz. Proponer que sigan con: mentira, odio, llanto, tristeza, gritos, insultos.
  • Se puede hacer a la inversa: verdad, perdón, alegría, bendiciones, salvación, compasión ….
  • Se puede utilizar como recurso tirar una pelotita en ronda y contestar siguiendo la ronda, primero radialmente con el líder y luego entre ellos. Hacerlo cada vez más rápido. Luego se dicen 2 palabras y luego 3, por ejemplo: negro, guerra, alegría, y el otro debe decir: blanco, paz, tristeza

  • Armar luego la lista de virtudes y encontrar en el pasaje las que propone Pablo.

Leer y reflexionar sobre el verso 1 del Cap.5 de Efesios. Procuren, nos dice Pablo. Sabemos que es difícil pero esa es la propuesta.

  • Escribir a solas la lista de las buenas acciones o actitudes más difíciles para cada uno.
  • Compartir alguna de las listas, si están dispuestos, proponiendo entre todos cómo saltar la trampa y poder crecer en lo que Pablo nos propone.

ORAR.- pidiendo su ayuda al Señor para poder evitar la mentira y los insultos y para que encontremos la manera de calmar los enojos rápido.

Descargar

Compartir

X