22 – Samuel unge a David

16 Feb 2020
en , , ,
22 – Samuel unge a David

Guías Metodológicas


Libro de actividades 22


1ª Samuel 16


Haciendo un poco de historia, vemos como Saúl siendo el primer Rey de Israel, no es bien visto por el Señor, dado que no ha cumplido las órdenes que él le ha dado. Leemos el capítulo 15 y revisamos nuestras vidas, a la luz de la historia y vemos como también nosotros dejamos de cumplir lo que el Señor nos pide.
Este capítulo debería servirnos para, en oración, pedir la dirección del Señor para contar a nuestros niños y adolescentes la historia …, llena de triunfos a la vista del pueblo , pero de penas y arrepentimientos en el corazón del Rey David.
El ungimiento de David es un episodio para ser contado con los ojos puestos en el versículo 7; A pesar que David era un lindo muchachito (vers. 12), todavía tenía que crecer y seguramente no era, a los ojos humanos, el mejor candidato para sustituir al rey. Pero el Señor eligió a David porque conocía su corazón dócil para aceptarlo (vers. 13).


¿Qué queremos lograr?


  • Reconocer que Dios nos elige por lo que abunda en nuestros corazones.
  • Reconocer que esa elección de Dios basada en su amor por nosotros, nos desafía a compartir la misión.


Índice



./ niñas/os no lectores

Juego

Jugar a buscar coronas y corazones que estarán escondidos en el salón o en el patio. Debe haber un corazón y una coronita para cada niño.

 

Contar la historia de la unción de David.
Decir que Dios se fija en nuestro corazón y aunque David no parecía un rey, Dios lo eligió para ese trabajo. Aunque ellos son chiquitos Dios también los necesita y los elige por eso hoy tenemos una corona para cada uno. Todos podemos hacer algo por otros, como un mandado. Por ejemplo: ayudar a nuestro amigo cuando no puede hacer algo solo, (pedirles ejemplos)

 

Más actividades
  • Proponer hacer algo concreto en la iglesia, como por ejemplo: cuidar las plantas.
  • Pegar en un afiche o en hojas individuales el corazón y la corona de cada uno y que coloquen su nombre al lado.

Libro de Actividades
  Imprimir 1: Para pintar (Libro de Actividades)

 

ORAR.- dando gracias a Dios porque siempre está con nosotros.

 

./ niñas/os lectores menores

Contar que Samuel siguió creciendo y creciendo. Él creció hasta ser adulto. Ya de adulto Dios lo envió a buscar un nuevo rey. Samuel, con la ayuda de Dios, encontró a un joven llamado David para que fuera el nuevo rey. Dios eligió a David porque él amaba a Dios con todo su corazón.

  • Jugar a que cada uno es Samuel y debe buscar un corazón en el salón (previamente escondidos).

Contar:
Al principio Saúl se acordó de cumplir la promesa que le había hecho a Dios, pero con el paso del tiempo, se olvidó de su promesa. Tampoco quiso escuchar a Dios.
Samuel le dijo a Saúl: “Tú has desobedecido a Dios. Pronto Dios va a elegir a otro para que sea rey”.
Dios le dijo a Samuel: “Yo he encontrado a alguien diferente para que sea el nuevo rey. Él es uno de los hijos de Isaí en Belén. Tú debes ir allá para ungirlo como rey.”
Samuel sabía que Saúl se enojaría si se enteraba. Dejó la ciudad en secreto y fue a la casa de Isaí.y le pidió que trajera a todos sus hijos.
Samuel dijo a Isaí: “Dios ha escogido a uno de tus hijos para ser el próximo rey de Israel.” Samuel vió a todos los hijos de Isaí, uno por uno, pero ninguno de ellos era el elegido de Dios.
Dios le dijo a Samuel: “Yo no me fijo en lo que se fija la gente. Yo me fijo en el corazón de las personas”.
Samuel miró a su alrededor. “¿Tienes otro hijo? le preguntó a Isaí.
“Mi hijo menor está en el campo cuidando las ovejas”, le contestó.
“Tráemelo aquí “, dijo Samuel.
Cuando llegó David, Dios le habló a Samuel: “éste es el que he elegido”.
Samuel derramó aceite sobre la cabeza de David.
Desde ese día, Dios estaba siempre con David. Pero pasarían muchos años antes de que David ocupara el trono de Israel.

¿Quién fue elegido rey? ¿Qué sabía hacer David? ¿Parecía un rey ese muchachito? ¿Por qué les parece que Dios lo eligió? Volver al versículo que aclara que Dios se fija en el corazón y no en las apariencias.

Decir que: Dios nos encarga a cada uno de nosotros un “mandado” que hacer. A cada uno de nosotros le toca uno distinto, depende de lo que sabemos hacer.

 

Con el corazón que cada uno encontró y con una coronita de papel que le deben entregar pegar todo en una hoja grande que dirá: EL MANDADO y cada uno de los chicos pone su nombre en el corazón y la corona y dice que puede hacer para cumplir con el mandado que Dios le pide. Por ejemplo: el que tiene facilidad en matemática se compromete a ayudar a sus compañeros en la escuela, etc.

 

Libro de Actividades
  Imprimir 1: Para pintar (Libro de Actividades)

ORAR.- dando gracias porque todos podemos hacer algo para servir a Dios y pedirle que nos ayude en lo que hagamos.

 

./ niñas/os lectores mayores

  • Llevar diferentes piedras y repartirlas.
    Describir la piedra que tienen: color, forma, etc.

Decir: Tengo un amigo que es coleccionista de piedras. Probablemente yo no sería un buen coleccionista de piedras, porque si viera una piedra así (muestre el exterior de la piedra), probablemente no me molestaría en buscarlas. Pero mi amigo sabe que no se puede juzgar una piedra por su aspecto externo. Una piedra que no llama la atención por su aspecto exterior, podría ser muy hermosa por dentro (muestre el interior) Mi amigo busca las piedras, mira el interior, y las pule (da brillo) hasta que se vean hermosas.

Leer el pasaje bíblico de 1ra Samuel 16.

¿Qué hace un rey? ¿Cómo vive un rey? ¿Cómo era David? ¿Qué habrá sentido en ese momento? ¿Cuál es nuestra misión? ¿Qué podemos hacer cómo grupo?

Recordar: La Biblia dice: “La gente se fija en las apariencias, pero yo me fijo en el corazón”.

¿Alguna vez juzgaron a alguien por su apariencia? a la gente por su apariencia exterior? ¿No sería mejor si nos fijaramos en el corazón de las personas, tal como lo hace Dios?

Decir: Esta mañana, tengo una piedra para cada uno de ustedes. Mi amigo buscó algunas piedras no muy lindas exteriormente, las pulió e hizo algo hermoso con ellas. Deseo que tengas una de estas piedras para que recuerdes que no debemos juzgar la gente por su apariencia. Es el interior lo que tiene valor.

Libro de Actividades
  Imprimir 2: Buscar las palabras claves (Libro de Actividades)

Libro de Actividades
  Imprimir 3: Actividad (Libro de Actividades)

 

ORAMOS.- Querido Dios, Estamos agradecidos porque no nos juzgas por nuestra apariencia… Ayúdanos a ver a los demás como lo haces tú. Amén.

 

./ adolescentes

Leer el pasaje bíblico de 1ra Samuel 16.

Formar grupos que deberán contestar las siguientes preguntas: ¿Qué nueva tarea le encomienda Dios a Samuel? ¿A dónde lo envía el Señor?, ¿Qué le pidió Dios que dijera? ¿Por qué creés que los ancianos en Belén tenían temor? ¿Por qué Samuel pensó que Eliab era el escogido? ¿Qué le dijo el Señor?, ¿Por qué David no estaba presente en aquella ceremonia? ¿Quién reconoce a David como el futuro rey? ¿Qué le sucede a David después de ser ungido?

  • Intercambio de ideas en base a las preguntas.

Enfatizar la importancia de no dejarse llevar por las apariencias, sino valorar la riqueza interior de cada persona.


Leer el cuento: La rosa y el sapo.
Había una vez una rosa roja muy bella, se sentía de maravilla al saber que era la rosa más bella del jardín. Sin embargo, se daba cuenta de que la gente la miraba de lejos. Se dio cuenta que, a su lado, siempre había un sapo grande y oscuro, y era por eso que nadie se acercaba a verla de cerca. Indignada ante lo descubierto le ordenó al sapo que se fuera de inmediato.
El sapo muy obediente dijo:
– Está bien, si así lo quieres.
Poco tiempo después el sapo pasó por donde estaba la rosa y se sorprendió al verla totalmente marchita, sin hojas y sin pétalos. Le dijo entonces:
– Vaya que te ves mal. ¿Qué te pasó?
La rosa contestó:
– Es que desde que te fuiste las hormigas me han comido día a día, y nunca pude volver a ser igual.
El sapo solo contestó:
– Pues claro, cuando yo estaba aquí me comía a esas hormigas y por eso siempre eras la más bella del jardín.
Muchas veces despreciamos a los demás por creer que somos mejores que ellos, o que no pueden aportar nada valioso a nuestra vida. Es importante recordar que podemos enriquecernos unos a otros aprendiendo y enseñando, sin despreciar a nadie. No vaya a ser que esa persona nos haga un bien del cual ni siquiera estemos conscientes.
(aporte Red de Liturgia)

¿Qué actitud tenía la rosa? ¿Y el sapo? ¿Sintieron que alguna vez los dejaban de lado? ¿Qué pasó? ¿Qué saben hacer que puedan poner a disposición de otras personas como una manera personal de servir a Dios?

Explicar que dentro del plan de Dios cada uno tiene algo valioso que aportar para juntos enriquecer la misión y que Dios se fija en el corazón y no en las apariencias…

  • Pensar en forma individual y grupal, qué sabemos y podemos hacer, poniéndonos a disposición de Dios para disfrutar juntos la misión a la que nos llama y que podemos descubrir y construir juntos día a día , valorando el aporte de cada uno y ayudando a quienes más lo necesitan. Disfrutar de la misión a la que nos llama.

 

Dinámica

El remate de los sueños.
Pensar en forma individual o en grupos, un sueño que tenga que ver con el bien común a nivel congregacional, comunitario, barrial, etc.
En una cartulina harán la presentación de su sueño, a través de palabras, dibujos, fotos, etc. Se presentarán los sueños y el animador anunciará que comenzará el remate. Los posibles compradores deberán ofrecer a cambio, posibles modos de hacer realidad ese sueño.
Los autores decidirán cuál es el mejor camino para realizar la acción y se comprometerán con ella.

ORAR.- pidiendo al Señor entusiasmo y fortaleza para disfrutar de la misión a la que nos llama, poniéndonos a su disposición para servir a quienes más lo necesitan.

Descargar

Compartir

X