Recursos para la predicación

24 Abr 2022
en
Recursos para la predicación
Recursos para la predicación 01 MayoMay 2022

Blanco


La aparición de Jesús por tercera vez a los discípulos era para acostumbrarlos y para que estén conscientes de su presencia todos los días y que no se sientan solos, mucho menos abandonados. El amor incondicional de Jesús lo ejemplifico con el discípulo amado. A cambio de su amor, no tenía que cumplir una misión excepcional. El que conoce los corazones de cada uno, sabía qué legado dejar para cada uno, es así que se conoce a Juan como el apóstol del amor, quien más tarde escribiría este Evangelio con énfasis en el amor.

Amalia Bell, Iglesia Morava de Nicaragua

La comunidad organizada por Jesús es una comunidad universal, con poder de reinar sobre la tierra, sin embargo, no es una comunidad de emperadores, senadores, magnates, poderosos, sino una comunidad de sacerdotes, una comunidad santa que escucha la voz de Dios, y una comunidad liberadora de los pobres; es una comunidad alternativa al Imperio. Reina sobre la tierra, pero reina con su testimonio, su esperanza, su utopía, su alegría y su espiritualidad.

Pablo Richard, Apocalipsis. Reconstrucción de la esperanza, DEI, Costa Rica, 1994, p.89.


Juan 21.1-14 – La misión en acto: La pesca

Se narra un episodio paradigmático de la misión de la comunidad, conferida en 20.21, para precisar su verdadero carácter y el obstáculo que a ella crea la falta de identificación con Jesús, tipificada en la figura de Pedro. El tema central es la condición para producir fruto: estar dispuesto a amar como Jesús. Culmina en la comida con Jesús una vez la misión cumplida.

Comienza con una introducción que anuncia la manifestación de Jesús a los suyos, señalando el lugar. La primera unidad enumera los siete discípulos que componen el grupo y relata la iniciativa de Simón Pedro, al que siguen los demás, pero que desemboca en una pesca infructuosa. Se expone a continuación la presencia de Jesús en la playa, sin ser reconocido, y la pesca abundante que resulta de su indicación. La escena siguiente muestra al discípulo que reconoce a Jesús, la reacción de Pedro, el encuentro de los discípulos con Jesús y la comida. En paralelo con la introducción, el colofón precisa ser la tercera vez que Jesús se les manifestó resucitado.

Síntesis:

La vida de la comunidad presenta una alternancia entre “dentro” y “fuera”, entre la vida en común y actividad de la misión. La presencia de Jesús se requiere tanto en la una como en la otra: la misión sin él está destinada al fracaso.

Los discípulos saben que la presencia y actividad de Jesús es necesaria para que su misión sea fecunda, pero no por eso trabajan como siervos o empleados de un  señor; lo hacen como hombres libres unidos a Jesús por un vínculo de amistad. Jesús está presente como un amigo que colabora con los suyos y que se pone a su servicio para comunicarles vida y dar fecundidad a su esfuerzo.

El fruto de la misión depende de la docilidad a la palabra de Jesús, ésta es mensaje de amor que pide la decisión de seguirlo hasta dar la vida, y es orientación para el campo de trabajo.

La misión cristiana, que se realiza en unión con Jesús, termina en la comunión del grupo con él en la eucaristía. En ella ofrece él su alimento, que es su misma persona, al que se integra la aportación de los discípulos, la de sus propias personas. Se verifica así la unión de la comunidad con Jesús en la sintonía del amor.

Juan 21.15-23 – El seguimiento de Pedro: la misión como pastoreo.

La escena de Jesús con Pedro se encuadra en el ambiente de la eucaristía que acaban de celebrar. Jesús, que a pesar de las varias iniciativas de Pedro en el episodio anterior, no se había dirigido a él, lo hace ahora para resolver la cuestión que estaba pendiente desde las negaciones. Su amor quiere curar la actitud de Pedro, que lo había llevado a la defección. Este, por su parte, ha querido destacar siempre entre sus compañeros; por otra, ha mantenido su concepción mesiánica frente a la de Jesús; se ha mantenido partidario de un líder por el que está dispuesto a dar la vida, pero sin aceptar ni comprender el amor que Jesús le ofrecía. Pedro propugnaba una salvación por la fuerza, no por el amor.

Jesús quiere curarlo de raíz. Lo va llevando sucesivamente a renunciar a su deseo de preeminencia, a comprometerse con la entrega hasta la muerte y aceptar la relación de amistad con él, renunciando a la de súbdito. Le señala el final de su camino, igual al suyo, y lo invita a comenzar su seguimiento tomándolo a él por único modelo.

Síntesis

Explica esta perícopa el seguimiento de Jesús y el obstáculo que a él presenta cierta mentalidad, tipificada por Pedro.

Hay un actitud que lleva a abandonar a Jesús: considerarlo como a un líder a quien se debe el sacrificio de sus súbditos y a quien se presta una adhesión personal independiente de la comunidad y del mundo. Esta concepción es incompatible con la realidad de Jesús, quien, por el contrario, considera a los suyos no como súbditos, sino amigos, y se pone a su servicio, como ellos han de hacer unos con otros. Y no existe verdadera adhesión si no se traduce en la entrega a una labor como la suya, llegando hasta el don de la vida.

Sólo renunciando a toda ambición de preeminencia, por saber adónde lleva el camino que Jesús traza y aceptarlo como manifestación del amor de Dios, se puede comenzar su seguimiento. Sólo en esta óptica adquiere sentido la vida y muerte de Jesús y se orienta la propia existencia. Tal es el compromiso expresado en la eucaristía.

Para terminar el relato evangélico subraya el evangelista la libertad y responsabilidad del discípulo en su seguimiento de Jesús. El vínculo de amistad con él es personal. Cada cual ha de recorrer su propio camino y aceptar su propia responsabilidad expresándole así su amor. Su presencia está asegurada. El discípulo se va realizando con su seguimiento en la espera de la etapa definitiva junto al Padre, que verá la culminación del proyecto de Dios en la creación terminada.

Juan Mateos y Juan Barreto, biblistas católicos, en El Evangelio de Juan, Ediciones Cristiandad, Madrid, 1982, pp. 885-920, viendo como resumen los “contenidos” y “síntesis” del comentario.


Hechos de los Apóstoles 9.1-6 (7-20) – Los Hechos de Saulo.

9.1-2. Pablo persigue a la Iglesia

Estos versículos retoman el hilo de la presencia de Saulo en la muerte de Esteban (7.58b; 8.1a). y su posterior persecución a la iglesia de Jerusalén (.3), El movimiento de Jesús es identificado como “los discípulos del Señor” (9.1), “los del camino” (9.2). (Los discípulos son “hombres y mujeres” (este lenguaje inclusivo aparece muy seguido en Hechos: 5.14; 8.3,12; 9.2; 22.4).

Saulo quiere traer a los discípulos atados  a Ierousalem (nombre sagrado de la ciudad); se usa este nombre pues Pablo quiere reintegrar el movimiento de Jesús a la institucionalidad judía. En 8.1 se dice que la Iglesia vive en Ierosólima (nombre civil), pues la Iglesia perseguida (de los Helenistas) no está integrada en la institucionalidad judía y por eso es perseguida.

9.3-9. Encuentro de Pablo con Jesús camino a Damasco

Pabló se encuentra con Cristo resucitado en sus víctimas. Jesús está vivo corporalmente en los cristianos que Pablo persigue. Pablo ve a Jesús resucitado. Esto no aparece aquí, pero se explicita en 9.17 y 27. Pablo también dirá en sus cartas: “¿Acaso no he visto yo a Jesús, Señor nuestro?” (1 Cor 9.1; cf también 5.8). Pablo cae en tierra y queda ciego: “Aunque tenía los ojos abiertos no veía nada”. Pablo todavía no entiende nada y se resiste a creer, por eso pasa tres días sin ver, comer, ni beber. Pablo después de ver a Jesús queda derribado, ciego y como muerto.

9.10-19a. Encuentro de Pablo con Ananías y conversión

Jesús se aparece a un discípulo llamado Ananías y le ordena visitar a Pablo. Ananías entra en la casa donde está Pablo y le impone las manos: Pablo recupera la vista, es bautizado y queda lleno del Espíritu Santo. Luego toma alimento y recupera las fuerzas. Pablo resucita así física y espiritualmente. Jesús revela a Ananías quién es Pablo: un instrumento elegido para la evangelización de los gentiles. Esto se desarrollará en el segundo relato de la conversión de Pablo (22.14-21).

Pablo en sus caras nunca habla directamente de este encuentro con  Jesús camino a Damasco. Esta experiencia está implícita en su carta a los Filipenses 3.5-12. Pablo habla aquí de su conocimiento personal de Cristo Jesús. Todo lo que antes era para Pablo ganancia, ahora es pérdida, después de haber conocido a Jesús. Por Cristo Pablo perdió todo y todo lo considera basura por ganar a Cristo. No se trata de un conocimiento puramente intelectual, sino de un conocimiento-encuentro. Por eso Pablo afirma haber sido alcanzado (capturado) por Cristo (Flp 3.12).

Pero en su carta a los Gálatas Pablo presenta su conocimiento de Cristo como resultado de una revelación: “El evangelio anunciado por mí… no lo recibí ni aprendí de hombre alguno, sino por revelación (apocalipsis) de Jesucristo” (Gál 1.11-12). En ninguno de los dos casos se trata propiamente de una “conversión” protagonizada por Pablo, sino de un encuentro-conocimiento-revelación, que le hizo descubrir la justicia de Dios de una manera distinta a como la buscaba antes. Pablo antes buscaba la justicia en la ley, según la cual él se consideraba intachable (Flp 3.6)-ahora, busca la justicia de Dios que viene por el conocimiento de Cristo (Flp 3.9).

Pablo no se consideraba antes de su “conversión” un pecador, sino un hombre justo según  la ley. Después de su encuentro con Cristo, Pablo sigue buscando ser justo, pero ahora de una manera radicalmente distinta: no en la ley, sino en Cristo. Este encuentro con Cristo es la raíz de su vocación o elección en función de la evangelización de los gentiles. Toda su vida, teología y misión, estarán marcadas por este encuentro-conocimiento-revelación personal de Jesús.

9.19b-30. Actividad misionera de Pablo y persecución

Inmediatamente después de su encuentro con Cristo, Pablo se puso a predicar en las sinagogas de Damasco que Jesús era el Mesías, Según Gál 1.17-18 Pablo fue tres años a Arabia (al sur de Damasco, al reino de los nabateos) y luego volvió a Damasco. Allí fue perseguido a muerte por los judíos (según Hch 9.23-25) y por los nabateos (según 2 Cor 11.32-33). Pablo se salva de noche, cuando lo descuelgan en un canasto por la muralla. Después de esta experiencia traumática, va a Jerusalén. Es la primer visita de Pablo a Jerusalén, después de su encuentro con Cristo.

En cuanto a las fechas, parece ser que Pablo tuvo su experiencia camino a Damasco el año 35 dC, y que hizo su primera visita a Jerusalén, después de los años en Damasco y Arabia, el año 38 dC. Del 38 al 48, después de estar un tiempo en Tarso, se integrará la Iglesia fundada por los helenistas en Antioquía (Hch 11.19-30).

Sumario conclusivo

Con la conversión de Pablo la Iglesia goza de paz. Las tres regiones aquí mencionadas: Judea, Galilea y Samaria, designan el territorio de los judíos (o semi-judíos en el caso de los samaritanos). Asegurada la paz en las iglesias en territorio judío, Lucas puede ahora seguir con su relato sobre la evangelización de los gentiles: tanto en el texto intercalado de los hechos de Pedro (9.32–11.18), como en relato de los Hechos de los Helenistas (11.19-30).

Reflexión pastoral sobre 9.1-31

  • En momentos de persecución de la Iglesia, se vive siempre una presencia de Cristo resucitado en las víctimas y en los mártires de la persecución. Estas presencia de Cristo en los mártires es un fuerza inquietante, y a veces insoportable, para quienes persiguen a la Iglesia. Y esto ocurre no solo en tiempos extraordinarios de persecución, sino en tiempos corrientes de opresión de las Iglesia, especialmente cuando esta tiene una dimensión profética y misionera. También aquí se da una presencia inquietante de Cristo resucitado en la Iglesia de los pobres y de los excluidos.
  • La conversión de Pablo nos desafía a pensar en nuestra propia conversión, como personas o como iglesia. ¿Estamos realmente convertidos? ¿Nos hemos encontrado también nosotros con Cristo resucitado? ¿Encontramos realmente a Cristo resucitado en los pobres y excluidos? ¿Nos lleva este encuentro-conocimiento a considerar todos nuestros privilegios y seguridades religiosas anteriores como pérdida y basura? ¿No será Cristo para nosotros solo una doctrina o una figura histórica, pero no una persona con la cual nos hemos encontrado realmente?
  • Hay personas en la Iglesia, en la actualidad, que se consideran, como Pablo, perfectas según la ley. Pueden ser personas buenas, que buscan a Dios en el fiel cumplimiento de la ley. Muchas de estas personas se encuentran en movimientos eclesiales más bien conservadores. Estas personas, buenas y perfectas según la ley, todavía no se han encontrado personalmente con Cristo. Y la mejor manera de encontrarse con Cristo, de conocerlo y de recibir su revelación, es descubrirlo en los pobres y oprimidos, en los perseguidos o en nuestras propias víctimas.
  • ¿Se dan hoy en la Iglesia figuras como la de Pablo, Ananías y Bernabé, tal como aparecen aquí en Hch 9.1-31?
  • La Iglesia, después de la conversión de Pablo, vive en paz, se edifica y progresa, llena de la consolación del Espíritu Santo. ¿Cuáles son las conversiones que hoy dan a la Iglesia una situación semejante? ¿Qué significa, a la luz de Hch, una Iglesia llena de la consolación del Espíritu Santo?

 

Pablo Richard, biblista católico chileno, 1939-2021, Hechos de los Apóstoles en Comentario Bíblico Latinoamericano, Verbo Divino, Navarra, España, 2003.


Apocalipsis 5 – El poder del más débil

¡Buscaba un león, se encontró con un cordero! La esperanza no depende de la fuerza que tengamos, sino de la fidelidad en lo que anunciamos. Mientras Juan buscaba alguien digno de abrir el sentido del libro divino, no encontró nadie digno (vv.3-4). Una voz le anuncia que el “león de Judá”, la imagen de la fuerza escogida, tiene la dignidad (v. 5).

Pero cuando mira, ese león es un cordero, y para colmo, degollado (v. 6), y Judá representa “toda tribu, lengua, pueblo y nación (v. 9). Quienes le siguen “reinarán sobre la tierra”… Los que eran oprimidos y tuvieron que ser redimidos, ahora son los que reinarán (v. 10).

Ciertamente, estamos nuevamente en presencia de un símbolo que se relaciona con el tiempo pascual. El drama de la pascua originaria, la liberación del Pueblo hebreo de su esclavitud en Egipto era rememorado por el sacrificio de un cordero. Con la sangre del cordero se había pintado el dintel de la puerta de los que habían de ser  liberados (Ex 12.3-7).

Ahora, la nueva liberación es representada por ese cordero que se había inmolado en la Cruz, y que de esa manera triunfó sobre el pecado y la muerte. No se elogia al Cordero que se hizo León sino al León que se hizo Cordero. Tanto que en las doxologías que forman la parte principal de este capítulo el término que vuelve a repetirse es el de Cordero, y la forma de haber “construido la esperanza ha sido su entrega. Esto hace que sea el que vive “por los siglos eternos”.

Quien aparece como la víctima es el que tiene, en realidad, el poder redentor. No es víctima: es el escogido de Dios para expresar su amor. Es el que tiene siete ojos para ver todo lo que pasa, y siete espíritus para comprender toda realidad humana, toda la creación (v. 6).

El verdadero fracaso no está en la “falta de éxito”: ¡qué imagen puede trasmitir más fuertemente la idea de fracaso que un cordero inmolado! El fracaso es la renuncia a la identidad o vocación. El éxito de Cristo está en su fidelidad en la debilidad, no en haber canjeado su debilidad por la fortaleza del león. Por eso merece la gloria y la alabanza.

La esperanza es esta certeza de un futuro que se abre  (rompe los sellos del libro) desde el lugar del que se entrega por amor, y por ello llega a ejercer el poder del amor. Y nunca al revés, desde el lugar de los que obran por amor al poder.

Pastor Néstor Míguez


Agregar a Calendario Google
  • Calendario
  • Guests
  • Attendance
  • Forecast
  • Comentarios

Weather data is currently not available for this location

Weather Report

Hoy stec_replace_today_date

stec_replace_today_icon_div

stec_replace_current_summary_text

stec_replace_current_temp °stec_replace_current_temp_units

Wind stec_replace_current_wind stec_replace_current_wind_units stec_replace_current_wind_direction

Humidity stec_replace_current_humidity %

Feels like stec_replace_current_feels_like °stec_replace_current_temp_units

Forecast

Date

Weather

Temp

stec_replace_5days

Next 24 Hours

Powered by openweathermap.org

Compartir

X