Recursos para la predicación

18 Mar 2022
en
Recursos para la predicación
Recursos para la predicación 10 AbrilAbr 2022

Morado


El Jesús de las orillas del lago de Galilea, de pescadores y campesinos, de los pequeños poblados, entra a la gran ciudad (para su época, una gran ciudad). Allí realiza una ocupación simbólica de la ciudad y especialmente del templo, siguiendo esos signos proféticos de su sencillez y su renuncia al poder mundano.

¿Entramos con Jesús a nuestra ciudad? ¿O dejaremos que sigan gritando las piedras? Más que poder alternativo, necesitamos ser comunidades alternativas, en medio de los poderes de la ciudad… Entre los conflictos de nuestra ciudad, estamos atentos a los que más escuchan los llamados de Jesús.


Lucas 19.28-40

Llegada a Jerusalén, ¿entronización?

El episodio presente leído con 19.11-28 muestra que no hay entronización presente en Jerusalén sino más bien lamento (19.41-44). Lucas ha posicionado los vv 41-44 para reforzar el paralelismo entre los vv 11-28 y los vv 29-44. Irá a Jerusalén a morir y ser rechazado (ya en 13.34-35 se anuncia su desgracia por esta causa). La procesión irá al Templo.

Lucas vuelve ahora de nuevo a la sucesión de Marcos –aunque le hace pequeños arreglos editoriales–, pero interpretará esa llegada a Jerusalén agregando su propia comprensión con los vv. 39-44 que son exclusivos y que recuerdan tanto la incomprensión de los jerosolimitanos como la desgracia que sobrevendrá sobre la ciudad.

Jesús muestra una inexplicable perspicacia sobre: a) la locación del burro; b) que está atado; c) que todavía nadie lo ha montado; d) y que los discípulos –que son llamados enviados o apóstoles, delegados autorizados, palabras que sólo se encuentran en Lc– deben decir una palabras exactas para que los dueños del animal lo cedan (31). Son palabras que indican una autoridad en dirección cristológica y no cultural de clase en la sociedad o de poder secular.

El “nadie lo ha montado” se debe rastrear en la expresión septuagintal de Zac 9.9 que habla de un animal joven. Se puede interpretar igual que con la tumba nueva luego de su crucifixión porque no es propietario y además es rechazado. El requerimiento de un animal no utilizado igual que una tumba sin utilizar previamente apunta en dirección a un propósito sagrado (cf. Nm 19.2; Deut 21.3; I Sam 6.7) como prescribe la ley.

Lucas elimina el “hosanna” pero incorpora la expresión “rey”. Se agrega “Paz en el Cielo y gloria en lo alto” (cf. Sal 118.26 que en esta fecha es parte de la lectura o cántico del Salmo). Cf. 2.14. Lo que se celebra está orientado hacia el cielo y no a la tierra. La sección del Salmo es claramente una bienvenida ritualizada de los peregrinos que arriban a Jerusalén para adorar en el templo. Es sabido que el Salmo 118 se empleaba en las grandes fiestas de peregrinación (Pascua, Succoth, y quizás aún Pentecostés y Dedicación).

Los Fariseos han sido los que regularmente se han opuesto a Jesús según el Evangelio de Lucas y esta última aparición y su protesta aquí debe entenderse encapsulando todo lo ya ha sucedido. La redacción del v. 37 es propio y exclusivo de Lc. La explosión de alabanza viene de los que lo acompañan en la cresta del monte a la vista de Jerusalén.

Si los que han visto los portentos mesiánicos no gritan alabanza, son las piedras las que (re)clamarán (37, 40). Las alabanzas por los portentos mesiánicos representan una afirmación retrospectiva de todo el ministerio de Jesús (4.18-19; 7.22) acercándose ahora a su fin (incluso la multitud de los discípulos simbólicamente representan el fruto total de la actividad del hacer discípulos). Esta aclamación quizás se produce no porque Jesús lo requiera sino porque se hallaba cerca de Jerusalén y sus seguidores suponían que el reino de Dios iba a aparecer inmediatamente. Sin embargo, su entronización, al estilo Salomón, no se produciría ahora (Cf. 1 Rey. 1.33; 2 Rey 9.13). Para comprender qué significó la entronización de Salomón.

Las palabras sobre la entrada en Jerusalén que tiene Marcos (11.11) y que Mateo incluye (21.10) están ausentes de Lucas (se reproducen en 19.45 respecto de su entrada en el Templo). Las voces de júbilo son pronunciadas fuera del ámbito de la ciudad porque hasta ahora en el relato jamás se dice que Jesús ya entró. Las palabras celebratorias son del tipo de aquellas que se encuentran en relatos extrabíblicos sobre la entrada en una ciudad de una figura heroica que ha alcanzado previamente su triunfo.

Reflexión teológica

Toda la cuestión de la entronización del Mesías es una comprensión muy equívoca. Entendida en términos políticos de poder no tiene una significación salvífica sino sólo de gloria para el entronizado. El Mesías va al Templo, lugar de la residencia de Yavé. No hay tal cosa como una entrada en Jerusalén al estilo de Salomón para matar, adquirir poder absoluto y reinar. Su llegada a Jerusalén es aclamada porque va a redimir la ciudad que rechaza a los profetas, y lo hace con su cruz extramuros.

Visto en términos políticos es un fracaso, en términos teológicos no lo es: es una entrega por la salvación de todos. Es todo lo contrario de la búsqueda de poder como estamos acostumbrados a ver también en nuestros días. Hay que recordar que este Domingo de las Palmas también es llamado en algunos leccionarios el Domingo de la Pasión del Señor, y la liturgia de las Palmas sólo se realiza al comienzo fuera del templo, iglesia o capilla para aclamar al Señor que viene al Templo. Lo que luego se enfatiza es el sacrificio del Señor.

Ricardo Pietrantonio, biblista y pastor de la Iglesia Luterana Unida, 1930-2004, en Encuentros Exegético-Homiléticos, ISEDET, 13, abril 2001.


Isaías 50.1-11

El Señor me dio una lengua de sabio

El poema puede dividirse en tres secciones. La primera (50.1-3) incluye una serie de preguntas, que intentan dar a entender que el Señor no se ha divorciado de su pueblo. En la segunda (50.4-9) se presenta el tercer Cántico del Siervo del Señor. Finalmente, (50.10-11), se añade una promesa de salvación para las personas que siguen el modelo y el testimonio del Siervo.

Vs 1-3. El Señor refuta a los israelitas que lo acusan de haber abandonado a su pueblo en el momento de más necesidad. El reproche parece insinuar que Dios repudió a Israel en forma definitiva y sin motivos válidos. Sin embargo, no se ha producido un divorcio, sino una separación transitoria. El poema indica también que el Señor no se comportó con Israel como el padre que vende a sus hijos como esclavos para pagar una deuda, y la estrofa culmina con una solemne declaración, expresada en forma de pregunta retórica: “¿No tengo yo poder para librar?”. Obviamente, la respuesta que se espera es positiva.

Vs 4-9. El tercer Cántico del Siervo del Señor. Aunque aquí no aparece explícitamente la palabra “Siervo”, el poema se une a la sección de los Cánticos por dos razones fundamentales. Ante todo, un individuo describe en primera persona sus propios sufrimientos, de una forma semejante a la de los otros poemas. La frase ”lengua de sabios” significa literalmente “lengua de discípulos” y podría aludir al episodio en que Isaías lega su mensaje a sus discípulos (8.16). El Siervo se muestra además como un sabio que debe cumplir una misión esencialmente educativa. Él está encargado de educar tanto a la gente piadosa como al que “camina en tinieblas” (v 10), para que confíen en el nombre del Señor.

El pasaje incluye referencias al aspecto doloroso de la misión confiada al Siervo del Señor, y se advierte una progresión en la intensidad de esos sufrimientos. De la duda sobre el éxito de su misión, él pasa al reconocimiento de una hostilidad que llega hasta la tortura, pero manifiesta al mismo tiempo su inconmovible confianza en el Señor (vs 7-9) y se declara dispuesto a anunciar las palabras de consuelo que le han sido reveladas. Por tanto, una vez más se pone de relieve que la tarea del Siervo tiene una dimensión profética y pedagógica.

Los temas e imágenes que se encuentran en los Cánticos del Siervo presentan algunas semejanzas con las llamadas “Confesiones de Jeremías” (Jr 11.18-23; 15.10-21; 20.7-18). El profeta Jeremías se siente como un animal a punto de ser devorado por todas las afueras del campo (12.9). Su dolor es intenso, perpetuo, incurable (15.18), pero el Señor lo convierte en un muro de bronce para que pueda enfrentar las dificultades. Como Jeremías, el Siervo es apoyado y socorrido por el Señor en el momento de la crisis, pero, a diferencia del profeta de Anatot, enfrenta la adversidad voluntariamente y sin reproches. Y no reclama venganza contra sus enemigos y perseguidores, porque su esperanza y su recompensa están en las manos del Señor (49.4).

El Siervo que se presenta en 50.10 es presumiblemente el mismo que anuncia su misión en 50.4-9. En este caso, el Siervo puede ser el mismo profeta que representa al pueblo, o también puede ser la figura simbólica del Israel ideal. De cualquier modo, la enseñanza primordial del pasaje es clara: la persona fiel y leal que sigue el modelo del Siervo del Señor persevera hasta el fin en el cumplimiento de su misión, aunque tenga que enfrentar dificultades y problemas extraordinarios. Fundamentados en esta interpretación del pasaje, las comunidades cristianas primitivas vieron en estos poemas una anticipación profética de la vida y los sufrimientos de Jesús de Nazaret.

El poeta incluye además un poema que reafirma la esperanza y subraya la capacidad divina para ayudar a su Siervo y a su pueblo en momentos de grave dificultad. El Señor no repudió a Israel ni lo vendió como esclavo. Más aún, para demostrar su poder liberador, el profeta anuncia el fin inminente delo doloroso destierro. El núcleo del mensaje se resume en esta pregunta retórica: “¿Acaso se ha acortado mi mano para no poderlos rescatar?” (50.2).

Samuel Pagán, biblista puertorriqueño, Discípulo de Cristo, Isaías en Comentario bíblico latinoamericano, Verbo Divino, Navarra, España, 2007.


Agregar a Calendario Google
  • Calendario
  • Guests
  • Attendance
  • Forecast
  • Comentarios

Weather data is currently not available for this location

Weather Report

Hoy stec_replace_today_date

stec_replace_today_icon_div

stec_replace_current_summary_text

stec_replace_current_temp °stec_replace_current_temp_units

Wind stec_replace_current_wind stec_replace_current_wind_units stec_replace_current_wind_direction

Humidity stec_replace_current_humidity %

Feels like stec_replace_current_feels_like °stec_replace_current_temp_units

Forecast

Date

Weather

Temp

stec_replace_5days

Next 24 Hours

Powered by openweathermap.org

Compartir

X