Recursos para la acción pastoral

18 Mar 2022
en
Recursos para la acción pastoral
Recursos para la acción pastoral 03 AbrilAbr 2022

Morado


La liturgia es lenguaje de gestos, con los cuales se completa y se complementa el mensaje de la palabra. Durante muchos años los evangélicos hemos despreciado ese lenguaje de la liturgia, en clara reacción a un catolicismo antiguo sin Biblia y con un Jesucristo apenas insinuado, pero perdiendo mucha riqueza del evangelio que siempre habla en parábolas y símbolos, en gestos significativos y comunitarios, con olores y colores...

Valoramos nuestras pequeñas comunidades como espacios de amor y de contención, de consuelo y de aliento mutuo. Por cierto que soñamos con más gente en nuestros cultos y comunidades, pero también es cierto que los pequeños grupos dan oportunidad para la oración y la ayuda, para estar atentos a las emergencias o peligros. Una clave para el crecimiento es cuidarnos mutuamente, no desperdigarnos ni quedarnos aislados.


Violencia

Llamamos violencia a todo acto que atente, bien contra la integridad corporal o bien contra la identidad personal de los individuos o grupos. En el primer caso, estamos ante la violencia física y en el segundo, ante la violencia psíquica. El ejercicio de la violencia no siempre requiere proximidad. Existe también una violencia estructural, ejercida a través de las estructuras socioeconómicas, que puede ser tan destructiva como la otra, puesto que a veces llega a privar de los medios indispensables para sobrevivir.

Se discute si la violencia es innata o adquirida. En nuestra opinión, todos nacemos con un caudal mayor o menor de agresividad que, rectamente utilizado, es beneficioso; pero, mal orientado, degenera en violencia. Las dos formas ambientales con mayor peligro de transformar la agresividad innata en violencia son el desamor y la reducción a la impotencia.

Aunque la violencia está presente en todas partes, desempeña un papel, especialmente importante en el ámbito político como argumento de última instancia para resolver los conflictos, tanto en el escenario nacional como, sobre todo, en el internacional. Según la famosa expresión del Mariscal von Clausewitz, “la guerra es la continuación de la política con otros medios”. La violencia entre naciones es hoy más peligrosa que nunca, debido al potencial destructivo de las armas modernas y al derroche de recursos que representan los gastos de defensa (800.000 millones de dólares al año). Pero seguramente los conflictos armados serán inevitables mientras cada estado-nación sea soberano y no exista una autoridad mundial dotada de poder efectivo.

Los escritos más primitivos de la Biblia sacralizaron la violencia hasta el extremo de considerar a Yavé “Dios de los ejércitos de Israel” (1 Sm 17.45), pero conforme progresaba la conciencia moral del pueblo antiguo fue perdiendo poco a poco su aureola hasta llegar al rechazo total de la misma que hace el NT (cf por ejemplo, Mt 5.9, 38-48; 26.51-53). Y de hecho, los primeros cristianos se negaron casi unánimemente a empujar las armas.

La situación empezó a cambiar a partir del siglo IV. Una vez que todos los ciudadanos del imperio romano estaban bautizados o “cristianizados”, la alternativa era permitir a los cristianos el servicio militar o bien disolver los ejércitos. Y considerando que no había otra forma de defenderse de las incursiones de los bárbaros, fue progresivamente abandonado el pacifismo. No obstante, durante mucho tiempo los cristianos recurrieron a la violencia con mala conciencia; con el malestar de quien se ve obligado a vivir la utopía del evangelio en un mundo radicalmente antiutópico y a menudo tiene que elegir lo que considera el mal menor.

En esa tesitura, la iglesia procuró al menos reglamentar la violencia para reducir en lo posible sus daños (doctrina de la guerra justa, treguas de Dios, etc.). La situación se agravó en el siglo XI con las cruzadas, lo que suponía no recurrir ya a la violencia como a un mal menor, sino ejercerla en nombre de Dios. De esta forma se acabó volviendo al AT. Desde entonces, y hasta tiempos muy recientes, la violencia fue cada vez más valorada. Hoy vuelve a considerarse un mal, aunque quizá no totalmente evitable, y gozan de un prestigio creciente los métodos de defensa no violenta.

Bibliografía: H Arendt, Sobre la violencia. Joaquín Mortiz, México, 1977; T Bosc, Evangelio, violencia y paz. Morava, Madrid 1977; G Bouthoul, La guerra, Oikos-Tau, Barcelona 1971; G Bouthoul y R Carrere, El desafío de la guerra. Edaf, Madrid, 1977; J I González Faus y otros, Cristianos en una sociedad violenta. Sal Terrae, Santander 1981; J M Muller, Estretegia de la acción no-violenta. Hogar del Libro, Barelona 1980; A Wilson, Manual del pacifista, Debate, Madrid 1983.

L González-Carvajal, en Diccionario abreviado de pastoral, Verbo Divino, España, 1999


Agregar a Calendario Google
  • Calendario
  • Guests
  • Attendance
  • Forecast
  • Comentarios

Weather data is currently not available for this location

Weather Report

Hoy stec_replace_today_date

stec_replace_today_icon_div

stec_replace_current_summary_text

stec_replace_current_temp °stec_replace_current_temp_units

Wind stec_replace_current_wind stec_replace_current_wind_units stec_replace_current_wind_direction

Humidity stec_replace_current_humidity %

Feels like stec_replace_current_feels_like °stec_replace_current_temp_units

Forecast

Date

Weather

Temp

stec_replace_5days

Next 24 Hours

Powered by openweathermap.org

Compartir

X