Recursos para la predicación

01 Nov 2021
en
Recursos para la predicación
Recursos para la predicación 07 NoviembreNov 2021

Verde


Marcos 12.38-44 – “Habla” el evangelista Marcos

Los escribas, equivocados en su modo de pensar y de actuar

A la gente le gustaba cómo hablaba Jesús y le oían con gusto. Ya desde el comienzo la gente había podido apreciar la diferencia que había entre su forma de hablar, con autoridad, y la de los escribas, rutinaria, sin novedad, que no le ofrecía nada bueno al pueblo.

Y Jesús, decidido a prevenir al pueblo contra el daño que podían hacerle los escribas, no solo con su teología sin o con su práctica, les advirtió: “Cuídense mucho de los escribas, esos que les gusta pasearse luciendo grandes mantos y ropajes ampulosos, como si eso los hiciera más importantes, esos que ansían que la gente los reconozca y salude en las plazas, esos que en cuanto llegan a la sinagoga se van tras los primeros lugares y que buscan a toda costa que les den los pueblos de privilegio en los banquetes. Y ¡ojalá solo eso hicieran!; lo peor es que abusan del dolor de las viudas y de su situación de desprotección; las convencen de que Dios no las quiere y que lo que les ha venido es un castigo por sus pecados, y con pretexto de largas oraciones de intercesión por ellas, devoran los bienes de las viudas y de sus hijos. Esos tales tendrán un castigo terrible por su soberbia, por su injusticia, por la opresión que hacen amparados en falsos motivos religiosos, y por el falso testimonio que dan del Padre, presentándolo como un Dios duro que rechaza a los que sufren”.

Marcos 12.41-44 – Dios, la viuda pobre y los ricos

Luego de aquello Jesús fue y se sentó enfrente del lugar del Tesoro, donde la gente depositaba sus ofrendas y se dedicó a observar cómo iban echando el dinero den la caja. ¿No lo han hecho ustedes nunca? Es bien interesante, porque se retrata el modo de ser de las personas. Muchos ricos echaban mucho, y se veía su cara de satisfacción al hacerlo. Y entre la gente se acercó, tímida, una viuda pobre y echó una moneditas insignificantes, de muy poco valor, unos centavos.

Jesús llamó a sus discípulos y les dijo: “¿Se fijaron? ¿Quién de todos esos creen que echó más? Les aseguro que esa viuda pobre es la que echó más que nadie. Y es que todos los ricos que vieron echar en abundancia han dado las sobras, lo que ya no necesitan; en cambio ella ha echado de lo que le hace falta para su sustento diario, ha echado todo lo que tenía para vivir”.

Alguno dirá: “Es un mundo al revés este de Jesús”. Yo más bien diría “al derecho”. Es el mundo tal como Dios lo ve, donde no cuenta la cantidad sino la calidad; donde la gente vale por lo que es, no por lo que tiene o por lo que pretende valer; un mundo que no compra con sobornos, en el que nadie domina sobre nadie, ni hay quien explote a otro. Es el Reino, que empezó con él.

Carlos Bravo, en Galilea Año 30.Historia de un conflicto (Para leer el evangelio de Marcos), Centro Bíblico Verbo Divino, Quito, 1993.


Rut 3.1-5, 14-17

Ver la introducción al libro de Rut, en los Recursos del 23º domingo de Pentecostés, 31 de octubre 2021.

3.1-5. El encuentro nocturno de Rut con Booz

Durante la cosecha, la generosidad de Booz permitió que la nuera y su suegra tuvieran qué comer. Pero una vez terminados los trabajos, ya no tenía motivos para seguir entre las criadas de Booz. Entonces Noemí toma de nuevo la iniciativa y comunica a Rut el plan que ha tramado para que ella lo cumpla,. Esta iniciativa desembocará en el “punto crucial” del relato, que es el encuentro nocturno de Rut con Booz.

La pregunta retórica del v 1 apunta a lograr que Rut adhiera a su proyecto. Noemí no cede en su empeño de buscar para Rut un lugar de descanso que le venga bien, y el descanso que conviene a Rut (es decir, el marido) no puede ser otro que Booz. Por eso, sus detalladas instrucciones apenas dejan a su nuera margen de maniobra. A fin de llevar a buen puerto la empresa que se había iniciado con su salida al campo para recoger espigas, Rut debe actuar sin darse a conocer previamente.

Los dos primeros verbos (levántate, úngete) introducen un juego de seducción que manifiesta la voluntad de encender el deseo del hombre. Este juego culmina cuando Rut se acuesta a los pies de Booz después de haberse despojado del manto con que se cubría. Los pies pueden designar eufemísticamente el sexo masculino (cf Ex 4.25; 2 Sm 11.8,11; Is 6.2; 7.20). La frase extiende tu manto sobre tu servidora, porque tú eres mi go’el (3.9) es una invitación a hacerse cargo de ella. Por tanto, todo hace pensar que Rut debía llevar a Booz a la relación sexual.

Este objetivo deja entrever por qué se impone la astucia: se trata de tomar a Booz por sorpresa, de manera que no pueda reprimir su deseo, despertado por la presencia de la mujer después de una buena comida (v 3).

El plan de Noemí prevé la conducta de Booz una vez que no pueda resistirse a los encantos de Rut: Él te dirá lo que tienes que hacer (v 4). Rut acepta sin restricciones lo que le dice su suegra (v 5), de manera que es ella la que actúa, pero la que mueve los hilos es Noemí (cf 2.22-23).

Armando Jorge Levoratti (1933-2016), biblista católico argentino, editor de La Biblia. Libro del Pueblo de Dios, en Rut, Comentario Bíblico Latinoamericano, Verbo Divino, España, 2005.


  • Hebreos 9.24-28

Análisis

Este texto se encuentra en el centro estructural y doctrinal de la epístola. Su énfasis está en la naturaleza irrepetible del ministerio sacerdotal de Cristo. Por único e irrepetible descalifica cualquier otro ministerio sacerdotal. La especificidad de este ministerio es que no es réplica de otro, sino “la cosa misma”. Veamos algunos detalles del texto:

  • V. 24: Hay una velada desvalorización del Santuario jerosolimitano (e indirectamente de cualquier otro templo terrestre) por ser “hecho de manos”, y ser réplica (anti-tipo, tiene el sentido de copia que sigue un modelo, pero también de señalar la distancia con el modelo mismo). El ministerio de Cristo no se vale de réplicas del santuario o de la presencia divina, sino que accede directamente al cielo y a Dios mismo. Actúa ante la persona misma de Dios. La distancia que hay entre el sacerdocio y santuario humano y el de Cristo es la misma que hay entre una obra de arte y su modelo vivo. La obra puede ser maravillosa, pero no vive.
  • V. 25-26: Se introduce la idea de que el sacerdote terreno ritualiza algo que no puede hacer definitivamente, y lo hace “sobre sangre ajena”. En cambio, el ministerio de Cristo “desritualiza” al hacer definitivamente lo perfecto (por perfecto, irrepetible). La novedad, además, es que no es “sangre ajena”: este único sacerdote es verdadero porque no victimiza a otro; se ofrece a sí mismo para “desestablecer” el pecado.
  • V. 27-28: Se destaca el sentido sotereológico que adquiere este ministerio. Por eso se introduce la idea de muerte y juicio. No se puede repetir la muerte. Por eso se necesita una salvación definitiva. Notemos que no se propone una escatología de realización súbita, pero tampoco cae fuera del horizonte. Este texto es la única vez en el NT que aparece la expresión “segunda” con respecto a la “mostración gloriosa” de Cristo. Lo hace para destacar el contraste con la presencia “bajo pecado” que asume en la encarnación. Sin embargo, la misma expresión “fuera del pecado” aparece en 4.15 para señalar la única diferencia del encarnado con sus hermanos. Acá, entonces, probablemente deba interpretarse que este “fuera del pecado” no se refiere sólo a Cristo, sino que su ministerio ha puesto “fuera del pecado” a los que ansiosamente le aguardan.

Comentario

¿Por qué esta obsesión del autor de Hebreos por la unicidad del ministerio de Cristo? ¿Qué cosas pasaban que le llevan a destacar este elemento? Podemos sospechar:

  • Cristianos de origen israelita que extrañaban la fastuosidad solemne de los sacrificios del templo, y se veían tentados o a mantener la práctica judaica, o a crear ceremonias propias destinadas a reemplazarlas. Aunque, por otro lado, en cierto judaísmo, tanto de Galilea como de la diáspora, la función del Templo, si aún existía, estaba desacreditada. Cómo esta es una predicación de un judío a otros judíos, discute desde el propio judaísmo la caducidad de la ritualidad judaica, y procura evitar que el cristianismo se transforme en una nueva ritualidad.
  • El inicio de una tendencia a establecer un “sacerdocio cristiano” (que finalmente se impuso). El autor busca desautorizar cualquier intento en este sentido, destacando que no queda lugar para una jerarquía sacerdotal a partir de Cristo. Los espacios y funciones terrenas quedan desacralizadas al revelarse, por la acción de Cristo, su carácter insuficiente, precario.
  • Posibles tendencias a reemplazar la reunión (cf. 10.25) con algunos ritos particulares, más inofensivos frente a las comunidades circundantes, más adaptados a las necesidades “psicológicas” de los creyentes que a la naturaleza tensa del testimonio en tiempos de tribulación.

¿Algunas de estas tendencias se dan también entre nosotros? ¿Puede ayudarnos este texto de Hebreos a meditar sobre la diferencia y complementariedad del carácter único de Cristo y las formas de nuestra religiosidad y testimonio?

Néstor Míguez, teólogo y biblista metodista argentino en Encuentros Exegético-Homiléticos 8, ISEDET, Buenos Aires, noviembre de 2000.
Agregar a Calendario Google
  • Calendario
  • Guests
  • Attendance
  • Forecast
  • Comentarios

Weather data is currently not available for this location

Weather Report

Hoy stec_replace_today_date

stec_replace_today_icon_div

stec_replace_current_summary_text

stec_replace_current_temp °stec_replace_current_temp_units

Wind stec_replace_current_wind stec_replace_current_wind_units stec_replace_current_wind_direction

Humidity stec_replace_current_humidity %

Feels like stec_replace_current_feels_like °stec_replace_current_temp_units

Forecast

Date

Weather

Temp

stec_replace_5days

Next 24 Hours

Powered by openweathermap.org

Compartir

X