Recursos para la acción pastoral

01 Nov 2021
en
Recursos para la acción pastoral
Recursos para la acción pastoral 07 NoviembreNov 2021

Verde


La narrativa: el lenguaje del sacramento

Si el sacramento profano o sagrado surge del juego del ser humano con el mundo y con Dios, entonces la estructura de su lenguaje no es argumentativa, sino narrativa. No argumenta, ni quiere persuadir. Intenta celebrar y narrar la historia del encuentro del ser humano con los objetos, con las situaciones y con los demás seres humanos, por los que fue pro-vocado a trascender y le e-vocaron una realidad superior, hecha presente por medio de ellos, con-vocándolo al encuentro sacramental con Dios.

La teología fue argumentativa durante siglos. Quería hablar a la inteligencia de los seres humanos y convencerlos de la verdad religiosa. Los éxitos fueron escasos. Convencía generalmente solo a los ya convencidos. Fue elaborada con la ilusión de que Dios, su designio salvífico, el futuro prometido al hombre, el misterio del Hombre-Dios Jesucristo, pudiesen ser aceptados intelectualmente, sin haber sido antes acogidos en la vida ni haber transformado el corazón. Se olvidaba, al menos al nivel de la teología de manualística y en el discurso apologético, el hecho de que la verdad religiosa no es una fórmula abstracta y el término de un raciocinio lógico. Ante todo y fundamentalmente, es una experiencia vital, un encuentro con el sentido definitivo. Solamente después, cuando se intenta la articulación cultural, se la traduce en una fórmula y se explicita su contenido racional.

El sacramento se estructura esencialmente como un encuentro. En la raíz del sacramento hay siempre una historia que comienza: “érase una vez un jarro…, un pedazo de pan…, un Hombre-Dios llamado Jesús…, una cena celebrada por él…, un gesto de perdón que él hizo”. Por eso, como nos enseñaron los semiólogos acerca del discurso teológico, el lenguaje de la religión y del sacramento nunca es solamente descriptivo. Es parcialmente evocador. Narra un hecho, cuenta un milagro, describe una irrupción reveladora de Dios, para evocar en el ser humano la realidad divina, el comportamiento de Dios, la promesa de salvación. Esto es lo que primordialmente interesa. Por ejemplo: estoy frente a una montaña. O describir la montaña, su historia milenaria, su composición físico-química. Estoy actuando como científico. Pero más allá de esta dimensión verdadera, existe otra. La Montaña me evoca la grandeza, la majestad, la solidez, la eternidad. Me evoca Dios, que fue llamado Roca. La roca dice relación a solidez, a lo imponente, a la majestuosidad y a la grandeza. Se convierte en sacramento de estos valores. Los evoca. El lenguaje religioso se sitúa principalmente en este horizonte de evocación. El sacramento es, por esencia, evocación de un pasado y de un futuro, vividos en un presente.

El lenguaje religioso y sacramental es auto-implicativo, porque no es solamente descriptivo, sino, ante todo, evocador, y siempre involucra a las personas con las cosas.A nadie deja neutral. A todos los toca por dentro; establece un encuentro que modifica al hombre y su mundo. En su libro Memorias de la Casa de los Muertos, Dostoievski cuenta su liberación. Al abandonar la Casa de los Muertos, contempla las cadenas que aprisionaban sus piernas. A martillazos sobre el yunque, consigue arrancarlas. Contempla los pedazos sobre el suelo, pedazos que le dan el placer de la libertad. Antes de salir, visita y se despide de las cercas, de los albergues inmundos. Se le habían convertido en familiares y fraternos. Allí dejó parte de su vida. Ahora ya formaban parte de ella. Se sentía implicado en todo aquello, porque las cosas ya no eran cosas, eran sacramentos que evocaban el sufrimiento, los largos insomnios, el ansia de libertad.

El lenguaje religioso y sacramental es, finalmente, performativo, es decir, lleva a modificar la praxis humana. Induce a la conversión. Llama a una apertura y a una acogida consecuentes en la vida.

Este ensayo –que esperamos traerles parcialmente en próximas entregas de Recursos– intenta articular el lenguaje narrativo en su dimensión de evocación, auto-implicación y per-formación, aplicada al universo sacramental. Nuestro esfuerzo se orienta hacia la recuperación de la riqueza religiosa contenida en el universo simbólico y sacramental que puebla nuestra vida cotidiana. Los sacramentos no son  propiedad privada de la sagrada jerarquía. Son constitutivos de la vida humana. La fe ve a la gracia presente en los gestos más rudimentarios de la vida, por eso los ritualiza y los eleva al nivel de sacramento.

Nuestra intención, en este ensayo, es despertar la dimensión sacramental adormecida o profanada en nuestra vida. Despiertos, podemos celebrar la presencia misteriosa y concreta de la gracia que habita nuestro mundo. Dios estaba siempre presente allí, incluso antes de que nos hubiésemos despertado. Ahora que despertamos podemos ver que el mundo es sacramento de Dios. Quien haya entendido los sacramentos de la vida está muy cerca o mejor dicho, ya está dentro de la vida de lo sagrado.

Leonardo Boff, brasileño, en Los Sacramentos de la vida y la vida de los sacramentos, Edit. Santa María, Bs Aires, 2014. Resumen y adaptación parcial del primer capítulo.
Agregar a Calendario Google
  • Calendario
  • Guests
  • Attendance
  • Forecast
  • Comentarios

Weather data is currently not available for this location

Weather Report

Hoy stec_replace_today_date

stec_replace_today_icon_div

stec_replace_current_summary_text

stec_replace_current_temp °stec_replace_current_temp_units

Wind stec_replace_current_wind stec_replace_current_wind_units stec_replace_current_wind_direction

Humidity stec_replace_current_humidity %

Feels like stec_replace_current_feels_like °stec_replace_current_temp_units

Forecast

Date

Weather

Temp

stec_replace_5days

Next 24 Hours

Powered by openweathermap.org

Compartir

X