Recursos para la acción pastoral

01 Oct 2021
en
Recursos para la acción pastoral
Recursos para la acción pastoral 17 OctubreOct 2021

Verde


Grupos de auto-ayuda

El florecimiento de grupos de auto-ayuda es una manifestación alentadora en la escena contemporánea del cuidado y del asesoramiento. Muestra que el renacimiento de los laicos es una realidad viva, no solo en las iglesias, sino también en todo el campo de la sanidad y de la salud. El poder de la sanidad mutua disponible en las personas y grupos no profesionales se hace cada vez más evidente en los grupos de auto-ayuda de diversos tipos, que florecen en nuestras comunidades.

Piensen en un momento en las tremendas implicaciones de lo que sucedió en Alcohólicos Anónimos, el abuelo y modelo de los grupos de auto-ayuda. En 1980 más de un millón de alcohólicos recuperados en Alcohólicos Anónimos en alrededor de ciento diez países eran milagros vivientes, que demostraban el poder sanador de la espiritualidad centrada en grupos de auto-ayuda. Existe una mina de oro, por lo general no descubierta, de cuidado y ayuda que puede desarrollarse incrementando los grupos de auto-ayuda formado por laicos en cualquier iglesia. El grupo de auto-ayuda puede aplicarse en una variedad de maneras para fortalecer el programa de cuidado de una congregación.

Las personas que han crecido como resultado de haber capeado problemas dolorosos en la vida deberían ser relacionados con otras que están enfrentando problemas similares, a las que pueden darles el apoyo, la comprensión y la guía práctica de alguien que ha vivido la experiencia sobrellevándola constructivamente. Una extensión natural de la práctica de vincular a las personas para el cuidado mutuo es crear grupos cerrados informales de tres o más personas que luchan con problemas, discapacidades, pérdidas y crisis similares. Cuando estos grupos cerrados comienzan a ayudarse mutuamente, atraen a otros con necesidades similares.

Con una supervisión mínima y continuo apoyo y sostén por parte del pastor, muchas personas que habían utilizado sus problemas como oportunidades para el crecimiento pueden aprender las habilidades para liderar un grupo de ayuda mutua. Cada vez que un pastor descubre a dos o más individuos o familias con un problema en común, puede invitarles a reunirse informalmente para compartir lo que han aprendido. Estas personas, por lo general, descubren que pueden ayudarse unas a otras de distintas maneras, y en algunos casos más que los profesionales que no han experimentado sus problemas.

La variedad de situaciones humanas en las que puede aplicarse el modelo de grupo de auto-ayuda es casi ilimitada. Cada iglesia debería tener grupos cerrados para el cuidado de personas que estén atravesando el estrés del divorcio, del desempleo, de criar a un hijo minusválido, de la jubilación, de una mudanza, de vivir con un alcohólico o una persona emocionalmente perturbada.

Los grupos de auto-ayuda cerrados también deberían ser desarrollados para personas –por ejemplo mujeres, miembros de grupos minoritarios, ancianos– cuyos potenciales de crecimiento están asfixiados por prácticas y por prejuicios opresivos en lo económico, lo institucional o lo social, con la finalidad de combinar el apoyo con el despertar de su conciencia.

En las congregaciones pequeñas o medianas puede formarse un solo grupo para compartir, integrado por personas que experimentan cualquier tipo de crisis o pérdida. La congregación  debería ser audaz e imaginativa como para experimentar una variedad de grupos de auto-ayuda en su programa de cuidado, y abrir el uso de sus instalaciones a los grupos de auto-ayuda de la comunidad.

Entre los grupos de auto-ayuda que deberían experimentar las iglesias tendría que existir un grupo en el cual se aplicaran los doce pasos del programa de recuperación y crecimiento de Alcohólicos Anónimos a otros tipos de problemas con los que luchan algunos de sus miembros. Los pasos de Alcohólicos Anónimos representan una sistematización de algunos de los preceptos fundamentales de nuestra tradición religiosa: conciencia de la necesidad, arrepentimiento (el sometimiento del narcicismo), apertura y dependencia de Dios, auto-examen, confesión sincera, renovación, profundización del contrato con Dios, y el compartir la nueva vida que uno ha encontrado con aquellos que están necesitados. Bien puede ser que estos pasos provean de un camino por el cual eventualmente se brinde un enfoque claramente religioso al asesoramiento del grupo.

Tal como lo han descubierto grupos como Al-Anón, Jugadores Anónimos. Gordos Anónimos y Neuróticos Anónimos, los pasos de Alcohólicos Anónimos se adaptan rápidamente a los problemas de los no alcohólicos. Para ser eficaz, el grupo debería estar integrado por personas que tienen heridas en alguna parte de su vida y son conscientes de ese dolor.

El liderazgo de este tipo de grupos debería ser rotativo. Los líderes deberían tener una perspectiva laica, o seas, deberían  hacer claras sus necesidades y participar plenamente en la búsqueda de sanidad y ayuda que hace el grupo. Y además, estos líderes deberían ser un modelo de apertura al discutir sus propias y perennes luchas, así como al compartir lo que ha sido útil para ellos. Esta apertura es contagiosa. La preparación para liderar un grupo de auto-ayuda según el modelo de Alcohólicos Anónimos debe incluir el estudio de los principios de esta organización y la asistencia a varias de sus reuniones abiertas.

Las palabras de la Segunda Asamblea General del Consejo Mundial de Iglesias todavía mantienen todo su poder y resultan importantes para el día de hoy: “La Iglesia es enviada al mundo como una comunidad que ministra, no solo en el sentido de que las partes se sirven entre sí, sino que todas sirven al mundo”.

El programa completo de cuidado a cargo de los laicos en una iglesia debería alcanzar con su ministerio a las personas necesitadas, en la comunidad amplia y en el mundo así como dentro de la misma congregación. ¡A medida que se tome en serio el pastorado de todos los creyentes y se lo lleve adelante en las iglesias, una nueva fuerza sanadora será liberada en la vida de la comunidad!

Howard Clinebell, Asesoramiento y Cuidado Pastoral, Un modelo centrado en la salud integral y el crecimiento, ASIT, Asociación de Seminarios e Instituciones Teológicas, Traducción de Dafne Sabanes de Plou, 1984, pp 420-423.
Agregar a Calendario Google
  • Calendario
  • Guests
  • Attendance
  • Forecast
  • Comentarios

Weather data is currently not available for this location

Weather Report

Hoy stec_replace_today_date

stec_replace_today_icon_div

stec_replace_current_summary_text

stec_replace_current_temp °stec_replace_current_temp_units

Wind stec_replace_current_wind stec_replace_current_wind_units stec_replace_current_wind_direction

Humidity stec_replace_current_humidity %

Feels like stec_replace_current_feels_like °stec_replace_current_temp_units

Forecast

Date

Weather

Temp

stec_replace_5days

Next 24 Hours

Powered by openweathermap.org

Compartir

X