Recursos para la liturgia del culto comunitario

02 Ago 2021
en
Recursos para la liturgia del culto comunitario
Recursos para la liturgia del culto comunitario 22 AgostoAgo 2021

Verde


Bienaventuranzas para otro mundo posible

Dichosos ustedes cuando compartan lo que tienen,
así serán una comunidad de vida.

Dichosas ustedes cuando puedan disfrutar del fruto de su trabajo,
así serán una comunidad honesta.

Dichosos ustedes cuando puedan convivir en pie de igualdad,
así serán una comunidad de justicia.

Dichosas ustedes cuando dejen de aferrarse a las posesiones,
así serán una comunidad libre.

Dichosos ustedes cuando sientan como propio el dolor de los demás,
así serán una comunidad de misericordia.

Dichosas ustedes cuando sepan educar a sus hijos en los valores del reino de Dios,
así serán una comunidad de esperanza.

Dichosos ustedes cuando sustituyan la ley por el amor,
así serán una comunidad de gracia.

Amós López Rubio - Libro de Culto – V Asamblea del CLAI


Señor, ¿a quién iremos?

Señor ¿a quién iremos? Sólo Tú tienes aliento de vida.

Oh Dios, inúndanos con tu fragancia de esperanza, danos aliento para encarar esta vida.

Señor, al terminar de leer el diario se nos caen los brazos, al descubrir tanto dolor ajeno y tanta impotencia propia.

Te descubrimos en todos los hermanos y así vemos la realidad de nuestro barrio y las necesidades de los que viven en él.

Oh Dios, inúndanos con tu fragancia de esperanza, danos aliento para encarar esta vida.

Señor, abre nuestro corazón, sacando todo el egoísmo, mezquindad, soberbia, para transformarlo en un cálido pesebre en donde recibirte.

Oh Dios, inúndanos con tu fragancia de esperanza, danos aliento para encarar esta vida.

Señor tu pueblo tiene hambre y sed de justicia

Señor, tu pueblo tiene hambre y sed de esperanza.

Oh Dios, inúndanos con tu fragancia de esperanza, danos aliento para encarar esta vida.

Tomado de: Selah


Afirmación de fe

Nosotros no estamos solos, vivimos en el mundo de Dios, creemos en Dios,
quien ha creado y está creando, quien ha venido en Jesús, la Palabra hecha carne,
para reconciliar y hacer todo nuevo, quien obra en nosotros y en otros por su Espíritu.
Confiamos en él, quien nos llama a ser su iglesia, para celebrar su presencia,
para amar y servir a los demás, para luchar por la justicia y resistir el mal,
para proclamar a Jesús, crucificado y resucitado, esperanza y nuestro juez,
en la vida, en la muerte y en la vida más allá de la muerte.
Dios está con nosotros. Nosotros no estamos solos. Gracias sean dadas a Dios. Amén.

Afirmación de fe de la Iglesia Unida del Canadá


¿A quién iremos?

–Solo tú tienes palabras de vida.

–¿Ustedes también se quieren ir?
Voy al encuentro de mi destino,
ustedes saben cuál es.
El camino de la muerte es solitario,
ruta del martirio, del dolor.

–¿A quién iremos?
–Estamos perdidos y angustiados,
tienes una manera dura de hablar,
todos se están yendo, te abandonan.
Muchos no te harán caso, no te seguirán.

–¿Ustedes también se quieren ir?
¿Esto les hace vacilar?
Algunos de ustedes no creen.
No se preocupen por los que se van,
nadie puede venir sinceramente a mí,
si no tiene un compromiso con el Padre.

–¿Ustedes también se quieren ir?
Los que no entienden este mensaje,
pierden el camino.
Sin conciencia es imposible servir a Dios.

–¿A quién iremos? Tenemos miedo,
apenas estamos entendiendo el compromiso,
el precio de seguirte hasta las últimas consecuencias.

–¿A quién iremos?
Tú tienes palabras de vida eterna,
queremos creer y saber
que eres el liberador.
No tenemos adónde ir,
moriremos y viviremos contigo.

–¿Esto les hace vacilar?
El Espíritu es quien da vida.
Mis palabras son espíritu y vida,
y algunos de ustedes no creen.
¿Ustedes también se quieren ir?
Solo demando de ustedes compromiso,
una vida autentica.

–¿A quién iremos?
Hemos creído en tu proyecto.
Abandonamos todo,
otros y otras se han ido,
nosotras y nosotros estamos contigo,
aunque con miedo y persecución,
no te hemos abandonado.

–¿Señor, a quién iremos?
Solo tú tienes palabras de vida eterna.

–Las palabras que les he dicho
son espíritu y vida,
estaré con ustedes siempre.

–¿A quién iremos?

Obed Juan Vizcaíno Nájera


Seamos comunicación 

Seamos comunicación,
porque para eso hemos nacido
de la misma boca de Dios.

Seamos comunicación,
porque su Palabra
se comunica en nuestra propia carne.

Seamos comunicación,
porque hemos sido marcados
por el propio testimonio de su Espíritu.

Comuniquémonos, hermanos,
comuniquémonos.
Hablemos la verdad, contra toda mentira.
Gritemos la esperanza, contra toda tristeza.
Hagamos el mensaje supremo del amor,
contra todo egoísmo.

Sepamos amansar el griterío
del propio corazón atolondrado.
Sepamos enseñorear los medios
de comunicación, pues los hijos e hijas de Dios no pueden ser esclavos.
Oigamos toda cosa, oigamos toda ala,
oigamos todo paso.

No podemos dejarnos aislar, sordos o mudos,
ni por el miedo, ni por el lucro,
ni por la orden de los dominadores.

Juntemos nuestras bocas
en un solo grito de justicia,
por encima del mar de los varios mundos,
por encima de los montes de las estructuras.

Hable el pueblo por la radio, hable el pueblo por la prensa, hable el pueblo por la TV.
Hable el pueblo la verdad.

La verdad le hable al pueblo.
La verdad.

De los alto de los tejados,
en el corazón del mundo.

En torno del tumulto que aturde a los humanos,
forcemos el espacio de la humana libertad
para la noticia del Reino.

Gritemos el Evangelio.

Sepamos ser palabra
transmisora de la Palabra,
verbos del Verbo, que se encarna siempre
en la vecindad de Nazaret,
en la periferias de Belén, a orillas del lago
de la muchedumbre hambrienta,
en las calles de la ciudad donde gritan
el mercado, la fiesta y los clarines del Imperio,
delante del Sanedrín y del Pretorio,
en la cruz que ellos descargan
sobre los hombros del Siervo sufriente,
en la vida vencedora
de la mañana del Domingo.

Si un día ya no podemos
hablar más con palabras,
hablemos con la vida en pie de testimonio.
Hablemos con los ojos
a los hermanos espantados.
Oremos, sobre todo, a los oídos del Padre.
Y protestemos quizás
con la mayor palabra
de la sangre, proclamada
como pregón de Pascua.

Pedro Casaldáliga


Habla, Señor

Habla Señor, nosotros queremos oír.

Las personas pronuncian palabras,
mas Tú eres quien las llena de Espíritu.
Las personas enseñan la letra,
mas eres Tú quien abre el entendimiento.

No permitas que Tus palabras
se transformen en juicio para nosotros por escucharlas sin cumplirlas,
por creer en ellas sin obedecerlas.

Tomás de Kempis, 1380-1471, monje agustino alemán


Oración de disponibilidad

Dios nuestro, tierno y compasivo,
tú que has venido a traernos vida,
tú que eres verdadero y nos ofreces la verdad de tu Espíritu, tú que vienes
a enderezar nuestros caminos y actitudes, te pedimos que nos ayudes a ser receptivos
ante tu palabra, ante tu ejemplo y ante tu llamado.

Dios nuestro, libre y liberador,
tú que nos llamaste a ser pescadores de hombres en el mar de este mundo que tú amas,
te pedimos que nos enseñes a nadar en el mar de tu gracia
para que muchos hombres, muchas mujeres, se sientan atraídos por tu amor,
tu justicia y tu paz y se incorporen a la alegría de tu pueblo
de gente solidaria y humilde, para servir y servirte en el nombre de Jesús. Amén.

Red de Liturgia del CLAI - Adapt GB


Himnos y canciones

Agregar a Calendario Google
  • Calendario
  • Guests
  • Attendance
  • Forecast
  • Comentarios

Weather data is currently not available for this location

Weather Report

Hoy stec_replace_today_date

stec_replace_today_icon_div

stec_replace_current_summary_text

stec_replace_current_temp °stec_replace_current_temp_units

Wind stec_replace_current_wind stec_replace_current_wind_units stec_replace_current_wind_direction

Humidity stec_replace_current_humidity %

Feels like stec_replace_current_feels_like °stec_replace_current_temp_units

Forecast

Date

Weather

Temp

stec_replace_5days

Next 24 Hours

Powered by openweathermap.org

Compartir

X