Recursos para la acción pastoral

08 Jun 2021
en
Recursos para la acción pastoral
Recursos para la acción pastoral 20 JunioJun 2021

Verde


No es el sufrimiento lo que cuenta, sino el amor (2 Corintios 6.1-13)

En un subcontinente de tanto dolor, siempre estuvo presente una predicación que decía que el dolor nos unía salvíficamente a la cruz de Cristo y nos espera, al final del camino, la resurrección. Pero vemos que no es el sufrimiento, sino el amor lo que cuenta. Es el amor que nos vuelve solidarios con los hermanos, para que ya no sufran, porque Dios quiere su consuelo y alegría.

Debemos trabajar por “bajar de la cruz a los pueblos crucificados” (Sobrino, Ellacuría). Esta solidaridad es, a semejanza de la de Cristo, un “amor hasta el fondo”, hasta el extremo; y el cristiano –como Pablo– debe también él o ella llegar hasta el fondo en su solidaridad con los que sufren. Porque ese amor será salvador: no el sufrimiento de las víctimas; es ese amor el que nos asemejará a Cristo, no la cruz en la que condenan los poderosos a miles de millones de pobres de nuestro tiempo.

Eduardo de la Serna, sacerdote católico y biblista argentino, dirigente de los Curas en la opción por los pobres, en Segunda carta a los Corintios, Comentario bíblico latinoamericano, Verbo Divino, España, 2003.


Las primeras reacciones ante las pérdidas

Tragedias y crisis traen pérdidas que son sentidas en mayor o menor grado, según las relaciones afectivas que el afectado tenía hacia la persona, el objeto o la posesión perdida. La pérdida trae consigo dolor, porque representa la iniciación de un proceso de muerte. El duelo entonces, respuesta de la persona a la crisis o tragedia y al dolor que experimenta, necesita ser trabajado para poder superar y vencer la muerte que se instaló en su vida.

Al sufrir una tragedia o una crisis, el afectado se encuentra ante una doble posibilidad. La primera, es la alternativa positiva, la opción por la vida, por la victoria de la vida sobre la muerte instalada. La segunda representa un peligro, es la opción de permitir que las señales de la muerte se incorporen cada vez más en las personas, las familias o la comunidad.

Frente a una tragedia, la opción por la vida lleva a las personas a movilizarse para ayudar a los demás y a reflexionar sobre las causas que produjeron la tragedia. Además, las personas se unen, se vuelven hacia Dios (Sal 80), se organizan (2 Cor 8.1-4), buscan soluciones, salen adelante. Es necesario, entonces, aprovechar la oportunidad (Col 4.5), para crecer en medio de las pruebas (Stg 1.12).

Por el contrario, la opción por la muerte les lleva a asumir actitudes de indiferencia total ante el dolor ajeno, a depender excesivamente a desarrollar enfermedades, a escapar en el alcohol, etc. La pérdida instala así un proceso de muerte.

La lucha que se establece necesita tiempo para alcanzar la victoria. Algunos necesitan más tiempo, otros menos. Hay algunos que, incluso, se estancan en medio del proceso, requiriendo de ayuda especial. Un ejemplo típico es el de Jonás. Él atravesó por una crisis en su relación con Dios, demostrada en su desobediencia al mandato divino de ir a predicar en Nínive. Esto lo llevó a huir hacia Tarsis, como si pudiera resolver el problema de esta manera. Sobrevino la tragedia cuando se vio lanzado al mar y tragado por un gran pez. Ante esta situación, Jonás podía optar por la vida o por la muerte. Él optó por la vida, y lo hizo a través de un proceso de desahogo (catarsis) mediante su oración (Jon 2.1-10).

El proceso por el, que atraviesa una persona que experimenta una crisis, a raíz del sentimiento de pérdida, es algo que tiene características más o menos comunes ´para todos. Conocer estas reacciones es muy importante tanto para el afectado como para el consolador que lo ayudará en su recuperación.

Señalamos algunas de estas reacciones, registradas en el texto comenzado, que dejamos para una continuación en otro de estos “recursos para la acción pastoral”: negación o incredulidad, angustia, somatización, alteración del comportamiento, ideas suicidas, alucinaciones, desorganización personal, emociones intensas: tristeza, rabia o ira, miedo, culpa…

Marcos R. Inhauser y Jorge E. Maldonado, en Consolación y vida. Hacia una pastoral de consolación, Consejo Latinoamericano de Iglesias, Quito, 1988, pp. 31-38.
Agregar a Calendario Google
  • Calendario
  • Guests
  • Attendance
  • Forecast
  • Comentarios

Weather data is currently not available for this location

Weather Report

Hoy stec_replace_today_date

stec_replace_today_icon_div

stec_replace_current_summary_text

stec_replace_current_temp °stec_replace_current_temp_units

Wind stec_replace_current_wind stec_replace_current_wind_units stec_replace_current_wind_direction

Humidity stec_replace_current_humidity %

Feels like stec_replace_current_feels_like °stec_replace_current_temp_units

Forecast

Date

Weather

Temp

stec_replace_5days

Next 24 Hours

Powered by openweathermap.org

Compartir

X