Recursos para la predicación

18 Dic 2020
en
Recursos para la predicación
Recursos para la predicación 24 EneroEne 2021

Verde


Marcos 1.14-20

El llamamiento a los seguidores del rey. (cf. Mt 4.12-22; Lc 5.1-11).

Tan pronto como Saúl o David fueron coronados reyes en el AT comenzaron a reunir a un pequeño grupo de seguidores fieles, quienes se enfrentarían al peligro o la muerte por su causa. Jesús hizo lo mismo, y la realidad del peligro al que se enfrentaba se lee en el v. 14.

Después que Juan había sido encarcelado (donde pronto vería la muerte) Jesús resueltamente volvió a Galilea, lejos de la escena de sus primeras experiencias de bautismo y tentación. Su propósito era el de proclamar las buenas nuevas de Dios: que él está dispuesto a recibirnos y perdonarnos.

Dado que esto fue posible por lo que Jesús hizo sobre la cruz, y porque sólo él nos muestra perfectamente cómo es Dios, él mismo es la buena nueva, y el predicar las buenas nuevas es predicar a Jesús. El hacer esto es la meta completa del Evangelio de Marcos: había concluido la gran “cuenta regresiva” de Dios, y el momento del “despegue” había llegado. El reinado de Dios estaba por comenzar: ese reinado siempre había estado presente, pero ahora es en un sentido más profundo. El reino de Dios se veía, primeramente, en la vida de Jesús y luego en las vidas de sus seguidores.

Una de las cosas que Marcos está deseoso de explicar es que la llegada del reino de Dios fue silenciosa, sin haber sido notada por la mayoría de la población, ya que el mundo no fue cambiado dramáticamente de la noche al día. Esta verdad y también la manera que Dios escogió para presentar su reino a través del Mesías sufriente, son dos cosas que Marcos nos quiere comunicar por medio de su Evangelio. Este es el “misterio del reino” que no podemos ver hasta que Dios nos lo revele. Además, por esta razón Jesús no podía declarar abiertamente su condición de Mesías: hasta que se dieran cuenta de que el Mesías tenía que sufrir, la población esperaría que se portara como un rey de este mundo.

Juan había llamado a las gentes al arrepentimiento y al bautismo; Jesús los llamaba así: ¡Arrepentíos y creed en el evangelio! Sin embargo, sabemos por medio del Evangelio de Juan que los discípulos de Jesús también practicaban el bautismo (Jn 3.22). Creed en el evangelio significa creer en Jesús. El creer en Jesús es seguirle; así fue que él llamó a sus primeros discípulos, como sigue llamándonos hoy.

Simón y Andrés, Jacobo y Juan, todos eran gente común que hacía sus tareas ordinarias cuando Jesús los llamó para que llegaran a ser pescadores de hombres. Como Marcos, da solamente el esqueleto del relato. El Evangelio de Juan nos muestra que estos pescadores habían tenido algún contacto con Juan el Bautista antes de llegar a ser discípulos de Jesús.

No importa la cantidad de preparación que hemos tenido por adelantado, llega un momento para cada uno de nosotros cuando Jesús nos llama personalmente, y debemos decidir si le vamos a seguir o no. Aquí Marcos se concentra en ese momento. Estos varones tenían que decidir dejar todo lo que tenían, fuera mucho o poco, y seguir a Jesús. Como recompensa, Jesús prometió convertirlos en pescadores o “atrapadores” para el reino de Dios, ganando a otros para él así como él los había ganado en ese momento.

Esta atracción de gentes hacia el reino de Dios era el propósito total del ministerio de Jesús, y por esa razón la predicación de las buenas nuevas; ni las sanidades, ni el echar fuera demonios, estaban en el corazón de su ministerio. Los milagros de sanidad y los exorcismos eran sólo señales del reino, comprobaciones del poder de Dios, como el de su amor.

Comienzo del ministerio público (Mc 1.14–3.19)

Mc 1-14-15, el retorno a Galilea (cf. Mt 4.12; Lc 4.14a; Jn 4.1-3). Juan había sido encarcelado. Indica el tiempo cumplido. Jesús inicia su predicación del evangelio. Todos eran exhortados a creer en él. (ver Mateo).

Mc 1.16-20, los primeros discípulos (cf`. Mt 4.18-22; Lc 5.1-11). Jesús llama a dos pares de hermanos: Simón y Andrés, estaban echando las redes, porque eran pescadores, imagen que sirve para indicar la misión que les da Jesús, pescadores (atrapadores) de hombres; Jacobo y Juan de Zebedeo, estaban remendando redes en su barca, que al instante, dejaron la barca y a su padre con los jornaleros para seguirlo.


Para la homilía

Siguiendo con la temática del domingo anterior sobre el discipulado se podría enfatizar la actualidad de la evangelización incluso y a pesar de la aparente “vejez” de estos conceptos y de la sobreactuación de algunas predicaciones en los medios.

Ricardo Pietrantonio (Iglesia Evangélica Luterana Unida, Argentina), Estudio Exegético-Homilético70, ISEDET, enero de 2006.


Jonás 3.1 5,10

Dios y el cambio de la decisión de Dios para con Nínive.

Jonás es un libro fantástico si tenemos sentido del humor para con nosotros mismos y nuestras iglesias. Si nos tomamos muy en serio nos va a pasar como a Jonás, nos vamos a decepcionar de ver que Dios no destruye a todos los malvados/as que nos gustaría destruir.

1-2. Nuestra perícopa para este domingo está formada por los primeros vs. del cap. 3. Para entender todo lo que hay detrás de éstos, es necesario por lo menos hacer una lectura rápida de los primeros versículos del cap. 1; aconsejamos usarlos también en la predicación. Enseguida se notarán las similitudes y diferencias de cada escena y así se percibirán las ironías del texto.

Jonás 3.1 comienza casi con las mismas palabras que 1.1. A Jonás le “acontece” de nuevo que la Palabra de Dios lo envía a Nínive. Solo que Jonás se había levantado, pero para bajar a la costa y de allí bajar a un barco que iba exactamente para el lado contrario; y de allí bajar al fondo del barco a dormir y de allí bajar a la profundidad del mar y de allí terminar en el vientre del gran pez ¡cantando salmos de salvación! ¿Qué hará Jonás? ¿Habrá aprendido la lección?

Mientras en el cap. 1 Dios le daba la orden a Jonás de anunciar que la maldad de la ciudad había subido hasta Dios, en el cap. 3 Dios solamente le dice: “proclama una proclama que te diré”, o “anuncia un anuncio que te digo.” No se especifica cuál es ese anuncio. Nótese que en ninguno de los dos capítulos se anuncia que Dios castigará: lo más concreto que Dios dice es que la maldad de Nínive ha llegado al cielo. Lo que importa es la comisión profética a anunciar lo que Dios le anuncie a Jonás.

3. Este versículo constata la obediencia de Jonás a Dios. Nínive es caracterizada como la ciudad grande (ciudad grande de Dios grande desde la visión de Dios). El texto todavía aclara que llevaba tres días de caminata recorrerla (no aclara si de diámetro o perímetro, suponemos que de diámetro). La manera de expresar el tamaño de la ciudad es atemporal, con lo cual podría estar indicando que había sido así de grande en tiempos pasados.

El v. 4 da más detalles sobre la obediencia de Jonás: comenzó a entrar en la ciudad la distancia de un día; no llegó al centro todavía. Allí comenzó a predicar que “todavía cuarenta días y Nínive será volteada”. Si ese “todavía” significa al final de, o durante estos 40 días, no lo sabemos. El sentido del verbo como destruir proviene de la asociación de voltear, tornar, subvertir. Sin embargo, hay ocasiones en que lo que Dios subvierte es una situación de dolor en una de alegría (véase, por ej., Jer 31.13). Aquí empezamos a darnos cuenta de las ironías de este texto ¿No será que Jonás está proclamando verdaderamente lo que Dios quería que proclamara y ni él lo sabía?

5.la respuesta de “los varones de la ciudad” es inmediata e incondicional. Sin conocer a este Dios ni haber oído hablar de la salvación que ha traído a Israel, creyeron en Dios o pusieron su confianza en (= le creyeron a) Dios (ambas traducciones son posibles). Además de creer(le) o quizás por causa de haberlo hecho, toman medidas inmediatas para mostrar la seriedad de sus intenciones: proclaman un ayuno y se visten con ropas ásperas, ambas señales de arrepentimiento, “del mayor al menor de ellos”; toda la ciudad, grandes y pequeños, varones y mujeres, ricos y pobres, buenos y malos.

Los siguientes versículos, que no forman parte de esta perícopa, señalan cómo también llega al rey noticia de estas palabras de Jonás y también él decreta señales de arrepentimiento y ora que éstas sean gratas a Dios.

10. El cambio de conducta y de actitud mostrada por toda la ciudad lleva a Dios a cambiar su propia decisión. Dios se arrepintió del mal que les tenía reservado, desistió de ponerlo en práctica. Aquí vale preguntarnos si, finalmente, no fueron los mismos habitantes de la ciudad quienes “voltearon” en el sentido de dar vuelta, la propia suerte de la ciudad mediante su arrepentimiento. Obviamente, esto es lo que dice el v. 10. Entonces, se cumplió el anuncio de Jonás de que en cuarenta días la ciudad sería “volteada”..., pero no mediante fuego del cielo, como hubiera querido Jonás, sino mediante la conversión a Dios.

Jonás parece haber acortado todo lo que Dios tenía que decir a Nínive a una sola frase: “¡en cuarenta días Nínive será destruida!” No anuncia perdón ni segundas chances, solo destrucción. ¿Sería ese el mensaje que Dios le había dicho que anunciara?

A lo mejor Jonás pensó que lo podía compactar en esta expresión; a lo mejor, era su idea de lo que debía suceder; a lo mejor fue, de todo lo que Dios le dijo, lo que le quedó grabado en la mente. No sabemos. Como ha dicho algún comentario, es el sermón más corto y más malo que se haya predicado ¡pero aun así dio resultado!

Tanto el uso de formas verbales ambiguas como de verbos que pueden aplicarse a una situación como a su contraria (voltear, subvertir) le permiten al autor de este librito jugar con el suspenso de lo que pasará con la odiada ciudad, así como lo que pasará con este profeta tan especial. De este modo logra dar un mensaje muy simple: la ciudad más odiada, más malvada (Dios anuncia que la maldad de la ciudad ha llegado al cielo, nunca se dice que fuera inocente), el peor pecador o pecadora puede subvertir la peor decisión en su contra SI VERDADERAMENTE (y esto es fundamental en el texto) se arrepiente y cambia.


Hacia la prédica

Jesucristo no vino al mundo para condenarlo, sino para salvarlo. Sin conocer a Jesucristo, a Jonás se le dio el privilegio de ser testigo de tan grande amor de Dios. Miremos a nuestro alrededor, no creo que sólo Jonás haya recibido semejante privilegio.

Mercedes García Bachmann (Iglesia Evangélica Luterana Unida, Argentina), Estudio Exegético-Homilético 32, ISEDET, enero 2003.


Primera Carta a los Corintios 7.29-31

Varios textos en 1 Corintios muestran el pensamiento de Pablo con un marco escatológico que hace inevitable que algunos elementos de esta perspectiva entren en su discusión de varios asuntos que él trabaja con la comunidad. Lejos de alejar la atención de las personas de su entorno real y concreto, la perspectiva escatológica agudiza su conciencia a inspirar constancia cuando se hallan confundidos por problemas internos o agobiados por presiones externas.

Pablo les recuerda que, aunque la sociedad cataloga a la mayoría de ellos como plebeyos despreciables, ellos juegan un papel importantísimo en el proyecto de Dios, pues Dios los ha escogido a ellos, “los débiles del mundo, para confundir a los fuertes… para reducir a la nada lo que es”, es decir a los que ahora se yerguen como amos y señores del mundo (1.26-28). Así, los pocos cristianos ricos deben encontrar en esta visión escatológica una reivindicación de su opción por la fe cristiana, loca y repugnante a los ojos de sus pares, pues los pone junto con los plebeyos en una comunidad igualitaria.

El futuro de Dios irrumpe ahora en el presente, exigiendo que se viva de acuerdo con lo que Dios establecerá en el fin de los tiempos. De acuerdo con la perspectiva apocalíptica que Pablo asume, los jueces, las cortes y todo el sistema injusto del Imperio constituyen una expresión de las fuerzas invisibles del mal, los principados y las potestades que operan en este mundo caído. Tanto estos como sus representantes terrenos, proclama Pablo, están destinados a destrucción por el poder de Cristo, “cuando entregue a Dios Padre el Reino, después de haber destruido todo principado, dominación y potestad” (15.24).

Tan inminente es para Pablo la llega de los últimos tiempos que esta perspectiva determina en alto grado su enfoque a cuestiones como el matrimonio. Pablo está convencido de que “el tiempo apremia… la representación de este mundo pasa” (7.29,31). Por eso recomienda a los cristianos no invertir tanta energía emocional ni en las congojas ni en los goces de esta vida, y este consejo lo aplica aun a la vivencia dentro del matrimonio.

El horizonte escatológico encuentra su expresión en las repetidas referencias que hace Pablo al “día de nuestro Señor Jesucristo” (1.8), o sea, “la Revelación de nuestro Señor Jesucristo” (1.7), que será un momento e juicio para unos y de reivindicación para otros. Esta perspectiva le sirve a Pablo para juzgar ciertas cuestiones o acciones (5.5; 6.14). Hasta en la médula histórica de la celebración eucarística entra el eje escatológico, pues, al participar del pan y el vino, “anunciáis la muerte del Señor, hasta que él venga” (11.26). Como en todas las otras instancias, lo escatológico va ligado aquí a lo ético: la entrega de Jesús en solidaridad con los suyos exige acciones de amor solidario de parte de los que ha sido incorporados en la comunidad del crucificado (11.27-32).

Irene Foulkes, biblista evangélica, USA-Costa Rica, 1932-2016, Primera carta a los Corintios en Comentario Bíblico Latinoamericano, Verbo Divino, España 2003, p 823, extracto y resumen de GB.
Agregar a Calendario Google
  • Calendario
  • Guests
  • Attendance
  • Forecast
  • Comentarios

Weather data is currently not available for this location

Weather Report

Hoy stec_replace_today_date

stec_replace_today_icon_div

stec_replace_current_summary_text

stec_replace_current_temp °stec_replace_current_temp_units

Wind stec_replace_current_wind stec_replace_current_wind_units stec_replace_current_wind_direction

Humidity stec_replace_current_humidity %

Feels like stec_replace_current_feels_like °stec_replace_current_temp_units

Forecast

Date

Weather

Temp

stec_replace_5days

Next 24 Hours

Powered by openweathermap.org

Compartir

X