Del género y la poesía

19 Sep 2018
en El Estandarte Evangélico, Mujeres
Del género y la poesía

El Equipo Editorial de EEE respeta la opinión de sus colaboradores/as. Los artículos firmados expresan única y exclusivamente pareceres de sus autores. Permitida la reproducción total o parcial de los artículos, citando la fuente.

La poesía actual refleja el estallido que significa la lucha contra la hegemonía del patriarcado que inunda la cotidianeidad de nuestras sociedades. La literatura escrita por mujeres, tanto en su variedad temática como en su cantidad y calidad, lleva a pensar en el “boom” literario de estos tiempos.


 

¿Quién
se resistirá inútilmente
al cielo que avanza?

Susana Thénon

 

Así como la moral asumida por las mujeres como propia, se ha desparramado sobre todas las acciones humanas, este mismo grupo de ideas las ha presionado.  Es un aprendizaje mudo, eficaz, de lo simbólico. Pero de lo simbólico en lo pequeño, lo banal, lo vano. Las ha encarcelado en mini rituales que se han confundido con su función en el mundo. Han creído, apoyado, sostenido durante años, todos, estas relaciones de explotación que las llevaban a vivir constreñidas por lo bajo y lo mezquino del medio que las rodeaba.

Aún así, la realidad les ha dado oportunidades, muchas veces dolorosas, resquicios por donde colarse. Y lo han logrado. Han subvertido la relación de dominación en el afán de hacerla desaparecer, no para dominar. Para que, de una vez por todas, las leyes que escribimos para que nos igualen, lo hagan. En esta batalla contra los hábitos instalados, contra el silencio y contra el olvido, se han sembrado voces que se narran a sí mismas, que se  festejan desde su subjetividad, desde su diversidad. Se escapan de los dominios conceptuales, de la parálisis, de relaciones falsas, del abandono y del sufrimiento.

El colectivo femenino entiende que, el  género (“mujer” e incluso su plural) no puede considerarse como una identidad estable, inmutable, sino como algo construido en un espacio- tiempo, que no puede escindirse de los ejes políticos y culturales en los que se constituye y desarrolla. Por eso también, es problemático el concepto de patriarcado universal descontextualizado de las relaciones de poder dominantes.

 

“Me erijo voz
desde el silencio”

Guisela López

 

Cuando los científicos hablan de género referencian una dimensión de análisis que alude “a personas encarnadas como una marca de diferencia, biológica, lingüística o cultural” (Butler, 2018). Así, el género significa sólo en relación con otro de significado opuesto.  Tomando en cuenta la variedad de discursos masculinistas, se podría concluir que en ellos las mujeres conforman una carencia que no se designa ni se representa. Lo no otro.

Irigaray sostiene, en cambio, que el sexo femenino no es una carencia ni lo Otro, categorías propias de un discurso falogocéntrico, sino un sujeto múltiple que, de ninguna manera, es uno.

A modo de resumen, Butler  manifiesta: “la circularidad problemática de un cuestionamiento feminista del género se hace evidente por la presencia de dos posiciones: por un lado, las que afirman que el género es una característica secundaria de las personas, y por otro, las que sostienen que la noción misma de persona situada en el lenguaje como un “sujeto” que es una construcción y una prerrogativa masculinista que en realidad niegan la posibilidad estructural y semántica de un género femenino” (Butler, 2018).

 

“Andamos
cambiándonos nosotras
para cambiar el mundo”

Guisela López

 

Las demandas de género tienen cada vez una convocatoria más amplia y diversa, en las que también se incluye a varones, y son fundamentalmente difundidas por las redes sociales. Éstas van desde la falta de representación femenina en espacios de poder, la doble carga laboral (empleo y hogar), la brecha salarial, hasta la falta de respuesta frente a la visibilización de diferentes formas de violencia.  Aún cuando, estas demandas se perciben más nítidas y activas en la sociedad civil que en la clase política.

La poesía actual refleja el estallido que significa la lucha contra la hegemonía del patriarcado que inunda la cotidianeidad de nuestras sociedades. La literatura escrita por mujeres, tanto en su variedad temática como en su cantidad y calidad, lleva a pensar en el “boom” literario de estos tiempos.

Como muestra de esta abundante producción literaria que se propaga diariamente en redes y otros soportes alternativos, seleccionamos los siguientes textos:

 

ES NECESARIO

Es necesario
revertir el hechizo.

Ese,
que borra a las mujeres
de los libros de historia,
de las esferas de poder,
de las antologías.

Ese,
que las encierra
entre cuatro paredes,
con solo
colocarles un anillo.

Guisela López (Guatemala, 1960)

 

(ANTI)EPITAFIO

Pobre siglo veinte
que ha visto morir tantas culturas
que ya nadie recuerda.

Yo nací en el siglo veinte. Eso me gusta.
Es como haber estado en los postres
de una última fiesta.

La fiesta del olvido de los hombres
y las lenguas
La finalización de una batalla
sin principio.

El siglo de la voz de las mujeres.
La muerte de bastantes tradiciones.
Pobre siglo veinte
vapuleado por nuestra tristeza.

Yo nací en él. Nací en él.
Y le he sobrevivido.

Ana Tapia (España, 1976)

 

EL DEBE

Soy el gen del mal
activado en los puntos cardinales de mi karma.

Nadie me toca la fibra,
no tengo.
Los pies arriba de una almohada
no me inventan la sangre.

Pedime todo el amor que quieras
yo siempre te voy a deber el doble.

Patricia González López (Argentina, 1986)

­­­­­­­­­­_______________________________

Butler, Judith: El género en disputa, 2018, Bs.As.,Paidós.
Bourdieu, Pierre: La dominación masculina,2015, Barcelona, Anagrama.
Irigaray, Luce en Butler,J: op.cit.

Por Miriam Acenelli
Profesora de Historia y Español para extranjeros (Instituto Superior Nro.41 de Almirante Brown, Bs. As.) y Licenciada en Letras por la UNLZ (Universidad Nacional de Lomas de Zamora). Miembro de la Iglesia Metodista en Temperley, Bs As.




El Estandarte Evangélico
Feminismo

SEGUNDO CUATRIMESTRE 2018




Feminismo

Entendemos que la Iglesia no es ni debe ser ajena a este movimiento. Si bien el metodismo argentino viene haciendo un camino en la búsqueda de relaciones equitativas entre los varones y las mujeres todavía resta mucho camino por transitar.

Leer más




La revolución de los géneros en la educación

Creo fervientemente que cada escuela debe hacer su aproximación a estos temas en función de su historia e identidad. Pero estoy absolutamente convencida de que no podemos educar hoy en día desoyendo a la realidad que se nos cuela por la ventana y traspasa los poros de las paredes.

Leer más




Ámense unos a los otros

Hace un tiempo que nuestra iglesia desde esta siendo renovada y desafiada no sólo por el Evangelio, sino también por las injusticias que se dan día a día en nuestros contextos, así como en nuestros espacios eclesiales.

Leer más





El Equipo Editorial de EEE respeta la opinión de sus colaboradores/as. Los artículos firmados expresan única y exclusivamente pareceres de sus autores. Permitida la reproducción total o parcial de los artículos, citando la fuente.
Compartir

X