Vasijas de barro – 7 de mayo

07 May 2021
en Espiritualidad y devoción
Vasijas de barro – 7 de mayo

Paz y bien amada hermandad.

Espero que en todos estén animadas y animados por el mismo Espíritu de Jesús.

Pablo, el apóstol escribe a la comunidad establecida en Filipo: “Para mí Cristo es la vida y morir significa ganancia”

Qué experiencia tuvo Pablo para escribir esta declaración tan potente y llena de tan profundo sentido. Es que ha experimentado en su propia carne que Jesús lo ha salvado de toda esclavitud por las obras de la ley. La observancia de la ley para su salvación no tiene poder en su vida. Es que el amor de Dios que se manifiesta en Jesús lo ha justificado comunicándole vida plena y abundantemente. El amor de Jesús a quien había perseguido para ponerle fin lo ha transformado por completo.

“La existencia del bautizado ya no se fundamenta sobre su ego, sobre su ser natural, sino sobre la nueva vida creada en él, Cristo… Cristo ha penetrado nuestro ser cuando hemos sido incorporados a Cristo” Schlier Heinrich

Esta Gracia que surge de Cristo es la que nos lleva a la unidad y a dar testimonio de Él en medio de nuestra historia en la certeza de que Jesús se ha acercado de tal manera que vive en nosotros como una realidad propia e íntima. Toda vida consiste en Cristo y por ello morir es una ganancia, porque significa estar por siempre con Cristo.

¿Podemos preguntarnos en qué consiste la vida para nosotros? Trata de completar en el transcurso de este día la siguiente frase: “Vida es para mí…”

Y si afirmaras la vida para mi es Cristo. ¿Qué sensación provocaría, qué sabor te dejaría, qué aroma impregnaría tu vida?

Son señales de la manifestación del Espíritu de Jesús el Cristo el ser libres de la ley para servir en amor al prójimo/a y son frutos de la presencia de ese mismo Espíritu, que nos encontremos unidos en amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, fidelidad, mansedumbre y dominio de sí; contra tales cosas no hay leyes rígidas.


Abrazo cálido y sereno en el amor de Jesús.-

Pastor Américo Jara Reyes
Obispo

Compartir

X