Vasijas de barro – 14 de abril

14 Abr 2021
en Espiritualidad y devoción
Vasijas de barro – 14 de abril

Paz y bien amada hermandad.

Espero que vuestras vidas estén siendo guidas por el gran pastor, hacia nutritivas pasturas y buenas aguas.

Comparto las repuestas de Jesús a Pedro frente a cada pregunta por su amor. «apacienta mi corderos… pastorea mis ovejas… apacienta mis ovejas».

La misión pastoral de la iglesia en este tiempo presente, es constituirse en un centro de vida abundante y plena; un lugar para liberar, para nutrir, para fortalecer la vida en su totalidad en cada persona, en las relaciones interpersonales y también, en la sociedad más amplia con sus instituciones. Hemos de recuperar que la misión no es sostener la institución por la institución misma. El cuidado pastoral tendrá vigencia en nuestra historia, si la Comunidad de Fe pasa a ser como un centro de capacitación, donde se equipe y potencie a las personas, para convertirlas en agentes de plenitud en la vida de otras personas y en la sociedad. Como otra herencia, este cuidado debe ser realizado por los ministros y los laicos, no solo en los lugares considerados sagrados como los templos, sino también en espacios abiertos y en cualquier lugar donde haya necesidad.

Si nuestra respuesta es un sí a la pregunta de Jesús sobre nuestro amor hacia su persona, hemos de cuidar la Comunidad de Fe, la sociedad en general y a toda la creación de Dios. Tenemos la oportunidad de revisar nuestras estructuras y ponerlas al servicio de la misión. Hemos de abrirnos a expresiones de amor y misericordia, y no quedarnos tan sólo con lo cúltico. Ante tantos desafíos del presente tiempo, no debemos quedarnos estáticos sino que, por el contrario, tenemos que oír la voz del maestro que nos pregunta si le amamos y nos envía a cuidar y apacentar las vidas.

Abrazo cálido y sereno en el amor de Jesús.-


Pastor Américo Jara Reyes
Obispo

Compartir

X