Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 3 de febrero

02 Feb 2016
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de Oración

Archivo para imprimir propuestas anteriores

Canción

Gracias, Señor

Gracias, Señor por la alegría, gracias también en el dolor
Gracias porque tu siempre nos sostienes con amor.

Gracias por cada arco iris, gracias por el amanecer,
Gracias porque al final del día vuelve a anochecer.

Gracias por cada primavera, gracias por el frío invernal.
Gracias porque tu amor alcanza a todos por igual.

Gracias por el pan cotidiano, gracias por nuestra libertad.
Gracias porque nos muestras siempre más de tu verdad.

Gracias por tu palabra viva, gracias por cada inspiración.
Gracias porque tu luz hoy puede ampliar nuestra visión.

Gracias por tu venida al mundo, gracias por tu misión de paz.
Gracias porque has unido al tiempo con la eternidad.

 

Texto sugerido

San Juan 11-44

 

Oración de la mañana

Te pedimos, Dios Padre-Madre, que guíes nuestros pasos y nos des fuerza para comenzar esta nueva jornada. Que seamos luz en el camino que emprendamos y no perdamos la oportunidad de hablar de ti y de tu Hijo, Jesús a quien necesite de palabras de alegría, consuelo y esperanza. Renueva nuestra fe cada día. Quédate con nosotros. Amén.

 

Para sembrar en el corazón durante el día

El águila y la tormenta
Pastor Fernando Suárez

¿Sabías que un águila sabe cuando una tormenta se acerca mucho antes de que empiece?

El águila volará a un sitio alto para esperar los vientos que vendrán. Cuando llega la tormenta, Extiende sus alas para que el viento las agarre y le lleve por encima de la tormenta. Mientras que la tormenta esté destrozando abajo, el águila vuela por encima de ella.

El águila no se escapa de la tormenta. Simplemente usa la tormenta para levantarse más alto. Se levanta por los vientos que trae la tormenta.

Cuando las tormentas de vida nos vienen – Y todos nosotros vamos a pasar por ello, Podemos levantarnos por encima poniendo nuestras mentes y nuestra fe en Dios.

Las tormentas no tienen que pasar sobre nosotros. Podemos dejar que el poder de Dios nos levante por encima de ellas. Dios nos permite ir con el viento de la tormenta que trae enfermedad, tragedia, y demás cosas en nuestras vidas. Podemos volar sobre la tormenta.

Recuerda, no son los pesos de la vida que nos lleva hacia abajo, sino el cómo los manejamos.

Isaías 40:31 – «pero los que esperan en el Señor tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.»

 

Para reflexionar

Los cristianos aprendemos de Jesús que actuaba como el águila cuando tenía que afrontar las tormentas en su vida humana.

Una de esas tormentas que le tocó vivir fue la noticia de la muerte de su amigo Lázaro. Leemos San Juan 11: 1-44.

Tanto quería Jesús a su amigo Lázaro que lloró. Nos imaginamos todos los tiempos intensos compartidos entre estos dos amigos, que la muerte vino a interrumpir.  La pérdida de un ser amado es una de las tormentas más duras de superar en esta vida humana. Pero este pasaje de la vida de Jesús nos muestra que Él tiene poder para superar todo aquello que atente contra la vida. Luego de evidenciar su amor por Lázaro derramando lágrimas de sus ojos,  Jesús conmovido oró a su Padre para resucitarlo. Luego habló a su amigo amado: “Lázaro, ven afuera” Y Lázaro salió para volver a la vida. Y una vez más el perfume de la vida, que una vez María, su hermana, derramara a los pies de Jesús, volvió a inundar de fragancia toda la casa y también de todo el pueblo de Betania.

Ese mismo poder Dios lo comparte con nosotros a través del don de la fe que pone en nuestros corazones mediante la vida-muerte y resurrección de Jesucristo.

Cuando estamos unidos a Dios Trino Padre, Hijo y Espíritu Santo siempre hay fuerzas para vencer las tormentas de muerte, por más grandes que estas sean, ya que Dios tiene poder de crear todo nuevo.

 

Canción

Enviado soy de DIOS

Enviado soy de DIOS, mi mano lista está,
a construir con Él un mundo fraternal.
Los ángeles no son enviados a cambiar
un mundo de dolor por un mundo de paz,
me ha tocado a mí hacerlo realidad,
ayúdame Señor a hacer tu voluntad.

 

Oración nocturna

Gracias a ti, oh Dios, por tantas mujeres y hombres que ofrecen sus dones y trabajos cada día.

Gracias, Jesucristo, por la pasión que inspiras a tu pueblo para estar junto a los más débiles y necesitados, en nuestro país tan querido.

Concédenos, Dios de la Vida ser pacientes para la paz, esforzados por servir con gestos de amor, que sean concretos y comprometidos a fondo para continuar alzando nuestras voces por la justicia y de mantener viva nuestra esperanza.

Guíanos en las decisiones que tomemos en cada aspecto de nuestras vidas y concédenos el descanso cotidiano para renovar fuerzas y volver a comenzar otros nuevos días.

En Jesucristo, tu Hijo, nuestro hermano mayor.

Amén.

 

Motivos que presentamos en Oración y Ayuno

  • Por nuestro país.
  • Por aquellos que sufren el desamparo y discriminación.
  • Por todas las personas que injustamente son desplazadas de sus hogares, tierras, países.
  • Para que la humanidad vuelva su rostro a la creación.
  • Por la paz en el mundo.
  • Para que Dios acompañe a los que viajan.
  • Para que seamos sensibles al llamado cotidiano de Jesús.
  • Por la sanidad de nuestros enfermos.
  • Para estar más atentos a las necesidades de quienes nos rodean.
  • Por nuestra Iglesia y comunidades de fe.
Compartir

X