Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 28 de junio

27 Jun 2017
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 28 de junio

Encuentro con Dios

 

Alabad al Señor

¡Hermano ven y piensa en tu hermano!
Adora a Dios quien obra con bondad;
Es culto real amar al ser humano;
La paz de Dios está donde hay bondad.

Para el que siente el gran amor de Cristo,
Es culto santo grato al Salvador
El restaurar al débil y al contrito
El amparar al solo en su dolor.

Con reverencia sigue el gran ejemplo
Que Cristo diera de virtud y amor;
Será la tierra del Señor un templo.
Las vidas buenas, salmos al Señor.

 

Lectura del día

MATEO 13: 47-53

«Asimismo, el reino de los cielos es semejante a una red que, lanzada al agua, recoge toda clase de peces. Una vez que se llena, la sacan a la orilla, y los pescadores se sientan a echar el buen pescado en cestas, y desechan el pescado malo. Así será al fin del mundo: los ángeles saldrán y apartarán de los hombres justos a la gente malvada, y a esta gente la echarán en el horno de fuego. Allí habrá llanto y rechinar de dientes.»

La parábola de la red nos recuerda que nuestra tarea primordial es la misión de pescar gente ―no confundir con “ganar adeptos…”De manera que; no debemos preocuparnos en “salvar almas” sino trabajar en la tarea de transformar vidas…

El reino de Dios y el Dios del reino es inclusivo, no es elitista, no es el Dios de una minoría selecta que practica una religión alienante. El Dios de Jesús, es universal, que recoge a personas de diferentes culturas, razas, religiones. El Dios del reino está contra las exclusiones que hemos inventado en la historia, creyéndonos los únicos, los inmaculados.

Al “beber de nuestro propio poso” recordamos:el amor inmerecido y totalmente gratuito de Dios, en acción en el mundo que enseñaba Wesley; elhablaba de la gracia que nos prepara para el perdón de Dios. Él creía que la gracia precedente está presente en todos mediante el Espíritu Santo. “Hablo de ello como libre en todos, y libre para todos”. Wesley enseñó:
“nuestra doctrina principal que incluye todo el resto, son: arrepentimiento, fe y santidad”

Es por eso; la red del reino es abarcadora, donde la amistad, la bienvenida y la hospitalidad son parte vital de ella, tienen la fuerza de la Palabra y el Sacramento. Está por la tolerancia, el respeto y el deseo de conocery aprender del otro.

Está por la bondad y hace fiesta por el pecador que regresa a casa. La red del reino recoge hasta las personas de mala fama con la intención de incluirla en esta aventura de humaniza-ción de la historia.

Lo perdido, lo extraviado forma parte del reino, también caben en esa red los mendigos de la historia que encontramos por los caminos, postrados y ciegos. Esta es una sabiduría antigua que está escondida entre los tesoros de la casa.

Jesús tiene el mérito de resucitar esta espiritualidad de los orígenes. La parábola significa una fuerza que debe movilizar la a la comunidad de fe hacia otro modelo más samaritano, y de puertas abiertas y el poder ver el milagro de vidas transformadas donde el ser humano nuevo es posible.

 

Oración de la mañana

En este día; enséñanos buen Señor, a servirte como tú mereces; a dar sin contar el costo; a luchar sin contar las heridas; a pensar sin buscar descanso; a trabajar sin pedirrecompensa, a no ser la de saber que estamos haciendo tu voluntad; por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Ignacio de Loyola (1491-1556)

Oremos por

  • Por todos aquellas que sufren el desamparo y el olvido.
  • Por las que son víctimas de toda clase de violencia.
  • Para que la justicia sea real y esté presente en todo momento de nuestras vidas.
  • Por la construcción de una paz verdadera.
  • Por nuestras familias.
  • Por la sanidad de nuestros enfermos.
  • Para estar más atentos a las necesidades de quienes nos rodean.
  • Por nuestras congregaciones y el trabajo testimonial de éstas.
  • Agreguemos más motivos para orar en la semana…

 

Oración Nocturna

Vela tú amado Señor, con aquellos que se despiertan o velan o lloran en esta noche y encárgate de cuidar a los que duermen. Atiende a los enfermos, oh Señor Jesucristo. Da descanso a los fatigados. Bendice a los moribundos. Consuela a los que sufren. Apiádate de los afligidos. Guarda a lo que se alegran. Todo por tu amor. Amén.

San Agustín (354-430)

Salmo 103: 1-6; 22

¡Bendice, alma mía, al Señor!
¡Bendiga todo mi ser su santo nombre!

¡Bendice, alma mía, al Señor,
y no olvides ninguna de sus bendiciones!

El Señor perdona todas tus maldades,
y sana todas tus dolencias.

El Señor te rescata de la muerte,
y te colma de favores y de su misericordia.

El Señor te sacia con los mejores alimentos
para que renueves tus fuerzas, como el águila.

El Señor imparte justicia y defiende
a todos los que sufren por la violencia.

Bendigan al Señor ustedes, sus criaturas,
en todos los lugares de su dominio!

¡Bendice, alma mía, al Señor!

 


propuestas anteriores

Compartir

X