Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 25 de octubre

24 Oct 2017
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 25 de octubre

Encuentro con Dios

 

Alabad al Señor

Más allá de la angustia con que el fuerte petrifica el horror,
Más allá de los miedos que acarician los hilos del temblor,
// No hay silencio, no hay olvido: hay latidos de Dios //

Los latidos que en los tiempos irrumpen a una voz,
La voz que llega a todos con palabras de amor.
No hay silencio en el cosmos: hay latidos de Dios.

Más allá de un Caín que se desvela balbuceando su error,
Más allá de la luz que busca el alma como paso hacia el sol,
// No hay silencio, no hay olvido: hay latidos de Dios //

Más allá de la espina que en el cuerpo inaugura un dolor,
Más allá de una vida bondadosa que la muerte apartó,
// No hay silencio, no hay olvido: hay latidos de Dios //

Alberto B. Giacumbo
Pablo Sosa (Argentina 1989)

Lectura del día

Mateo 17:22-23 . Reina Valera Contemporánea (RVC)

Cuando ellos estaban en Galilea, Jesús les dijo: «El Hijo del Hombre será entregado a los poderes de este mundo, y lo matarán, pero al tercer día resucitará.» Al oír esto, ellos se entristecieron mucho.

En el primer anuncio de su muerte, Jesús provocó una fuerte reacción de parte de Pedro; pues, este no quiso saber nada del sufrimiento de la cruz; de manera que Jesús le respondió con la misma fuerza: « ¡Aléjate de mí vista, Satanás! ¡Me eres un tropiezo! ¡Tú no piensas en las cosas de Dios, sino en cuestiones humanas!» (Mt 16:23 RVC) Aquí, en el segundo anuncio, la reacción de los discípulos es más blanda, menos agresiva. El anuncio provoca tristeza. Parece que empiezan a comprender que la cruz forma parte del camino. La proximidad de la muerte y del sufrimiento pesa en ellos, generando desánimo. Aunque Jesús procurara ayudarlos; sin embargo la resistencia a la idea de un mesías crucificado era impensable.

El Leccionario hoy nos presenta un texto muy fuerte… Nos habla del sufrimiento…

El sufrimiento es el padecimiento, la pena o el dolor que experimenta un ser vivo. Se trata de una sensación, consciente o inconsciente, que aparece reflejada en padecimiento, agotamiento o infelicidad. Es una realidad que aparece cuando menos la esperamos…

« El sufrimiento es la experiencia que nos permite explorar en profundidad la ternura existencial, el sentido de la piedad humana en cada persona no como enemiga, sino como colega en la humanidad… El sufrimiento nos permite hacer el descubrimiento del rostro humano en las situaciones más extremas y límites, en donde no pareciera existir nada humano posible. Es el punto de entrada a la interioridad de los sujetos y se expresa en solidaridad y en la dimensión relacional más propia del ser humano jugándose en la permanente tensión entre angustia y esperanza, donde se arma el drama existencial de cada coexistencia. Es capaz de dar un rostro humano a quien sufre, ya sea desfigurado o ausente, o personalizarlo como un concreto sufriente que nos provoca. El pensar el dolor y nuestra experiencia de sufrimiento nos desafían a rescatar al cuerpo como mediación de nuestra interioridad y a buscar reivindicar al dolor como una experiencia humana, reconquistándolo en su dimensión profunda e integradora del ser hombre integral en y desde el mundo»

LUIS EDUARDO CANTERO.

Por otra parte, el sufrimiento que Jesús va a padecer, es un sufrimiento inevitable, es muy preocupante, es su final y para sus discípulos es una pérdida irreparable… Sin embargo este sufrimiento es un sufrimiento con esperanza, es un sufrimiento con una promesa que se cumplirá con sólo creer; ¿por qué? «Lo matarán, pero al tercer día resucitará.»

 

Oración de la mañana

Oh Dios, en este día, dame firmeza porque tú eres mi fortaleza y la roca de mi esperanza. Hay veces que el sufrimiento me abruma. Tengo miedo; sé que tú no me abandonarás porque soy tuyo. Me rescatas del peligro con tu amoroso poder. ¡Aleluya…! Amén.

Muy Rev. RANDOLPH LLOYD FREW

Oremos por

  • Por todos aquellas que sufren el desamparo y el olvido.
  • Por las que son víctimas de toda clase de violencia.
  • Para que la justicia sea real y esté presente en todo momento de nuestras vidas.
  • Por la construcción de una paz verdadera.
  • Por nuestras familias.
  • Por la sanidad de nuestros enfermos.
  • Para estar más atentos a las necesidades de quienes nos rodean.
  • Por nuestras Iglesias en la que sus edificios están sufriendo problemas edilicios.
  • Por las congregaciones que están presentando proyectos de misión, para seguir siendo testimonio en sus barrios y que sus edificios puedan ser sostenidos y preservados por sus comunidades.
  • Agreguemos más motivos para orar en la semana……

 

Oración Nocturna

Santo y vivificante, aliento de Dios, llena nuestros corazones y mentes de tu amor, consuelas a nuestras hermanas y hermanos que viven experiencias difíciles de dolor. Aumenta nuestro compromiso con sus necesidades y ayúdanos a que seamos fieles discípulos al llamado de tu Evangelio. Llénanos del fuego que solo Tú posees. Oh Promesa de Dios, porque creemos en ti y te decimos con fe: “Ven Espíritu Santo y llénanos de tu amor” Amén.

Muy Rev. RANDOLPH LLOYD FREW

Salmo 98 RVC

¡Cantemos al Señor un cántico nuevo
por las proezas que ha realizado!
¡Con su diestra, con su santo brazo,
ha alcanzado la victoria!

El Señor ha dado a conocer su salvación;
¡ha revelado su justicia ante todas las naciones!

Se ha acordado de su misericordia y su verdad
en favor del pueblo de Israel;
¡Todos los confines de la tierra son testigos
de que nuestro Dios nos ha salvado!

¡Canten alegres al Señor,
habitantes de toda la tierra!

¡Levanten la voz, aplaudan y canten salmos!
¡Canten salmos al Señor al son del arpa!
¡Al son del arpa eleven sus cantos!

¡Vengan a la presencia del Señor, nuestro Rey,
y aclámenlo al son de trompetas y bocinas!

¡Qué brame el mar y su plenitud,
y el mundo y todos sus habitantes!

¡Qué aclamen al Señor los ríos,
y que todos los montes se regocijen!

El Señor viene a juzgar la tierra,
y juzgará al mundo con justicia,
y a los pueblos con rectitud.

 


propuestas anteriores

Compartir

X