Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 22 de noviembre

21 Nov 2017
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 22 de noviembre

Encuentro con Dios

 

Alabad al Señor

Jesús, yo he prometido servirte con amor;
Concédeme tu gracia mi amigo y Salvador.
No temeré la lucha si tú a mi lado estás,
Ni perderé el camino si tú guiando vas.

Estamos en el mundo, y abunda tentación:
Muy suave es el engaño y necia la pasión;
Ven, tú, Jesús, más cerca en mi necesidad,
Y escuda el alma mía, de toda iniquidad.

Y si mi mente vaga, ya incierta, ya veloz,
Concédeme que escuche, Jesús, tu clara voz;
Anímame si dudo; inspírame también;
Repréndeme, si temo en todo hacer el bien.

John E. Bode

Lectura del día

Mateo 24: 45-51. Reina Valera Contemporánea (RVC)

Quién es el siervo fiel y prudente, al cual su señor deja encargado de los de su casa para que los alimente a su tiempo? Bien por el siervo que, cuando su señor venga, lo encuentre haciendo así. De cierto les digo que lo pondrá a cargo de todos sus bienes. Pero si aquel siervo malo dice en su corazón: “Mi señor tarda en venir”, y comienza a golpear a sus consiervos, y aun a comer y a beber con los borrachos, el señor de aquel siervo vendrá en el día menos pensado, y a una hora que nadie sabe, y lo castigará duramente, y le hará correr la misma suerte de los hipócritas. Allí habrá llanto y rechinar de dientes.

Esta parábola presenta todo lo contrario a lo que decimos de « estar atentos o vigilantes » no interesa estar velando, sino servir con fidelidad, a nuestro Empleador.

Leyendo esta parábola a “nuestro estilo”; antes de partir, de viaje, el empleador recomienda a su“encargado” que cuide de quienes viven en la casa. Los debe cuidar fielmente y darles puntualmente lo que necesiten en cada ocasión.

El encargado si hace así es leal; de manera que, su empleador puede confiar en él. Su sensatez radica, en saber que cuando regrese, lo elogiará y le dará una buena remuneración; pues,se va a sentir muy satisfecho por el trabajo que realizó.

Ahora bien… Quienes han logrado un cargo administrativo en la comunidad, deben transmitir confianza por los bienes que administran. Porque este servicio no les deja ninguna posibilidad de pensar en sí, sino que los conduce todos los días a cuidar de los bienes y las personas que les han sido confiadas.

Este es un ejercicio ininterrumpido que nos prepara para la parusía(*). Un destino espantoso amenaza a este mismo empleado si pasa el tiempo con ligereza, descuida su cargo, emprende una vida frívola e incluso maltrata a sus compañeras y compañeros. Abusando de su cargo, de su poder y cuando vuelve su empleador no le queda otra que abandonar su trabajo…

También, él puede auto-convencerse, ilusoriamente, de que su empleador tardará mucho en regresar y que él podrá despilfarrar,tiempo y dinero sin ser visto o controlado, pero quedará súbitamente sorprendido cuando a una hora imprevista, en un día ignorado lo agarran desprevenido… Porque ¡su empleador ha regresado! De manera que se le aplicará, sin misericordia, el castigo que le corresponde…

En la misma frase del discurso de Jesús, pasa de una comparación metafórica a la realidad: el empleado « malo » es equiparado a las personas que son hipócritas y se le castiga por ello. También aquí la hipocresía es la desavenencia entre la fe y la acción. Sólo la vida que posee las dos y de ellas forma una unidad, puede tener consistencia ante Dios. La vida ya está juzgada en sí, si se desdobla en palabras y acciones, en apariencia exterior y en realidad interna.

Por otro lado, si bien, la metáfora de Jesús es fuerte, dura y hace sentir cierto temor; sin embargo, su amor hacia todas las persona es mucho mayor; pues, siempre espera un cambio de actitud de parte de quien le sirve y que desea tal cambio… La oportunidad está dada, tal como decía William Morris: “Pasaré por este mundo una sola vez. Si hay alguna palabra bondadosa que yo pueda pronunciar, alguna noble acción que yo pueda efectuar diga yo esa palabra, haga yo esa acción AHORA, pues no pasaré más por aquí…”.

(*) El término parusía (griego: parousía, literalmente: «presencia, llegada»), para la mayoría de los cristianos, es el acontecimiento esperado al final de la historia: la Segunda venida de Cristo a la Tierra. En la Biblia, este hecho se menciona en diversas ocasiones, incluidos los cuatroevange-lios.

 

Oración de la mañana

Bendito y honrado Dios, te pedimos que gobiernes nuestras mentes y corazones por medio de tu Espíritu Santo de tal manera que, teniendo siempre presente el fin de todas la cosas y de la historia, podamos ser motivados a caminar en santidad, amando y sirviendo a nuestro prójimo. Oramos en el nombre de Jesús, hijo tuyo y hermano nuestro. Amén

 

Oremos por

  • Por todos quienes no tienen a quién recurrir
  • Por las víctimas de violencia y abuso
  • Para que el diálogo sea superador de la confrontación
  • Por nuestras familias y amistades.
  • Por la sanidad de nuestros enfermos.
  • Por el testimonio de nuestras congregaciones
  • Por nuestra iglesia, el obispo, las secretarías generales y la Junta General
  • Por el Equipo Nacional de Jóvenes y la FeMMA – Pastoral de la Mujer
  • Agreguemos más motivos para orar en la semana…

 

Oración Nocturna

Oh Dios, Padre y Madre te pedimos perdón, por no haber sabido entender siempre tu voluntad,por querer hacer la nuestra, sin consultarte, sin tenerte en cuenta en nuestras decisiones.

Te pedimos perdón, por vivir insensibles a las necesidades de nuestros prójimos,por no haber tendido la mano, generosa y solidaria,por no creer en el milagro que empieza abriéndonos a los demás.

Te pedimos perdón, por las palabras pronunciadas a destiempo, aquella que lastiman, las que ofenden, las que ocultan,las que entorpecen, las que no construyen…

Te pedimos perdón, por no hacernos plenamente parte de tu proyecto,de un espacio de construcción de alternativas, un lugar de encuentro, de reconciliación, de plenitud.

Te pedimos perdón por nuestras actitudes que te ignoran o te agreden,o por aquellas que te muestran parcialmente,que no alcanzan a revelarte como un Dios de pura ternura. Amén

RED CREARTE

 

Salmo 9: 1-4, 7-14 RVC

Señor, te alabaré de todo corazón
y hablaré de todos tus portentos.
Por ti me alegraré, oh Dios altísimo,
y cantaré alabanzas a tu nombre.

Ante ti, mis enemigos huyen;
ruedan por el suelo y perecen.
Tú eres un juez justo, y desde tu trono
defiendes mi causa y me haces justicia.

Con ellos se borró el recuerdo
de las ciudades que tú destruiste.
Pero tú, Señor, permaneces para siempre,
y tienes preparado tu tribunal de justicia.

Con justicia juzgarás al mundo;
con rectitud juzgarás a las naciones.
Tú, Señor, eres el refugio de los pobres;
eres su amparo en momentos de angustia.

En ti confían los que conocen tu nombre,
porque tú, Señor, proteges a los que te buscan.
¡Canten al Señor, que vive en Sión!
¡Proclamen entre los pueblos sus acciones!

El Dios vengador se acordó de ellos;
¡no olvidó el clamor de los afligidos!
Señor, ¡ten misericordia de mí!
¡Mira cómo me hacen sufrir mis enemigos!

Tú me libras de las puertas de la muerte,
para que a las puertas de Sión
proclame tus alabanzas y goce de tu salvación.

 


propuestas anteriores

Compartir

X