Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 22 de agosto

21 Ago 2018
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 22 de agosto

Encuentro con Dios

 

Alabad al Señor

¿A quién iremos, Señor, a quién iremos?
Tú tienes palabras de vida.

¿A quién iremos, Señor, a quién iremos?
Tú tienes palabras de amor.

¿A quién iremos, Señor, a quién iremos?
Tú tienes palabras de paz.

     // Tú eres el Dios verdadero, sencillo y sincero,
        creemos en tí. //

Anónimo (América Latina)

 

Lectura del día

Marcos 8: 14 – 21 RVC

Los discípulos se habían olvidado de llevar comida, así que en la barca sólo tenían un pan. Jesús les mandó: «Abran los ojos y cuídense de la levadura de los fariseos, y también de la levadura de Herodes.» Ellos se decían entre sí: «Lo dice porque no trajimos pan.» Pero Jesús se dio cuenta y les dijo: « ¿Por qué discuten de que no tienen pan? ¿Todavía no entienden ni se dan cuenta? ¿Todavía tienen cerrada la mente? ¿Tienen ojos, pero no ven? ¿Tienen oídos, pero no oyen? ¿Acaso ya no se acuerdan? Cuando repartí los cinco panes entre los cinco mil, ¿cuántas cestas llenas del pan que sobró recogieron?» Y ellos dijeron: «Doce.» «Y cuando repartí los siete panes entre los cuatro mil, ¿cuántas canastas llenas del pan que sobró recogieron?» Ellos respondieron: «Siete.» Entonces les dijo: « ¿Y cómo es que todavía no entienden?»

Podríamos decir que este relato es “una conversación doméstica” y un tanto acalorada de Jesús con sus discípulos. Esto sucede después de una fuerte discusión que Jesús tuvo con los fariseos, donde estos le piden que haga una señal. También se muestra en el relato la poca simpatía o aversión que siente Jesús hacia Herodes; sin embargo la figura principal que aparece es –la levadura, como símbolo del mal.

En aquel tiempo se leudaba la masa para hacer el pan con « masa madre » que era un amasijo de harina y agua que se ponía a fermentar. El ejemplo que da Jesús comparando a Herodes y a los fariseos con esta levadura es muy fuerte, porque lo asemeja a algo que está en mal estado o putrefacto.

Es evidente que, los discípulos hacen caso omiso a los dichos de Jesús… A ellos les importaba que “no habían traído pan o no tenían pan para comer” En otras palabras lo que Jesús dice, no les preocupa, realmente.

En lo posible, hay que conocer antes el significado de la palabra “levadura”; pues, en la Fiesta de la Pascua implicaba, entre otras cosas, el rito de comer panes no fermentados. La levadura era considerada como signo y causa de corrupción. La Pascua era la fiesta de la novedad, de la renuncia a lo viejo, de la búsqueda de un Dios que se revela en lo nuevo.

En la literatura judeo-helenista la metáfora de la levadura se aplicaba frecuentemente no a cualquier “corrupción” moral, sino muy concretamente al orgullo, a la soberbia, a la hipocresía, etc. En el pasaje paralelo Lucas añade expresamente: «Cuídense de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía». (Lucas 12: 1 rvc).

Ya hemos dicho otras veces que el cristianismo es un estilo de vida y que en ocasiones es diametralmente distinto al del mundo y hoy, nuevamente, se los hace ver Jesús a los doce. Es decir que nuestra fe cristiana no es meramente el cumplimiento de normas morales que obviamente son necesaria para la buena convivencia entre las personas; lo que Jesús plantea es un cambio en nuestra escala de valores. Es decir que estamos llamadas y llamados a NO ser servidos sino a servir a las y los demás. Para Jesús: quien está arriba debe ser el primer servidor de todas(os). Por eso…

Si los políticos, los empresarios, los jefes, supervisores, los mismos padres de familia y los religiosos entendiéramos esto, las cosas en el mundo no estarían como están. Muchos que alcanzan tener poder y dominio sobre los demás buscan, en general, sacar provecho de su posición y servirse de aquellos a los cuales deben servir. Es por esto que las estructuras no podrán cambiar mientras en nuestras mentes y corazones no cambien, se conviertan y tomen verdaderamente en serio su compromiso como seguidoras y seguidores de Jesús.

Si creemos en el Evangelio de la Segunda Oportunidad todavía estamos a tiempo; pues hay muchísimo por hacer. Amén.   

R.G.

Oración de la mañana

Querido Dios Padre y Madre, te doy gracias por el descanso de la noche y por la posibilidad de ver un nuevo día. Ahora te pido que me acompañes a mi trabajo, permite que todo lo que haga con o sin esfuerzo sea bien hecho. Te pido también por las personas, que hoy andan caminando por las calles de mi ciudad, buscando un empleo que les permita llevar lo necesario para ellos y su familia. Dales fuerza y ánimo, que no pierdan sus esperanzas frente a la adversidad y que puedan depositar toda su confianza, en Vos; Dios de Amor, Poder y Justicia. Amén.

 

Motivos de oración

  • Pongamos en nuestras oraciones a nuestro país, pueblo, a nuestras familias, amigos, vecinos, compañeros…
  • Por una educación para os/as.
  • Para que Dios consuele a quienes están pasando pruebas de pérdida, de salud, o situaciones de angustia.
  • Por el trabajo de nuestras congregaciones, pastoras, pastores, grupos de predicadoras y predicadores laicos.
  • Oremos por las personas que están pasando situaciones de hambre y desamparo.
  • Para que haya verdadera justicia en, nuestro amado país.

 

Oración Nocturna

Luz alegrante,
claridad pura del sempiterno Padre celestial,
Jesucristo, santo y bendito:

Ahora que hemos llegado al ocaso del sol,
y nuestros ojos miran la luz vespertina,
te alabamos con himnos, oh Dios: Padre,
Hijo y Espíritu Santo.

Digno eres de ser alabado en todos los tiempos
con voces gozosas,
oh Hijo de Dios, Dador de la vida;
por tanto te glorifica el universo entero.

IGLESIA COPTA

 

Salmo 101 RVC

Alabaré tu misericordia y tu justicia;
cantaré, Señor, salmos a tu nombre.
Quiero entender tus perfectas enseñanzas.
¿Cuándo vendrás a mi encuentro?
Así me conduciré con rectitud en mi hogar,
y no pondré los ojos en la injusticia.
Odio a los que actúan de manera torcida;
no permito que ninguno de ellos se acerque a mí.

Mantengo alejados a los de intenciones perversas;
no tengo nada que ver con los malvados.
Destruiré al que con malicia deshonre a su prójimo;
no toleraré a los de mirada altanera y vanidosa.
Me fijaré en los que son fieles, y conmigo vivirán;
sólo me servirán los que vayan por el buen camino.
No habitará en mi casa quien cometa fraudes,
ni se presentará ante mí ningún mentiroso.

Por las mañanas borraré del país a todos los impíos,
y expulsaré de la ciudad del Señor a todos los malvados.

 


propuestas anteriores

Compartir

X