Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 2 de mayo

01 May 2018
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 2 de mayo

Encuentro con Dios

 

Canto matutino

Ven, Santo Espíritu de Dios,
Y mora en nuestro ser:
Oh, clara fuente de visión,
De vida y de poder.

Ven, Santo Espíritu de Dios.
Como el profeta ayer,
Inspira nuestras almas hoy
Para entender tu ley.

Tus alas, abre y cúbrenos,
Paloma celestial;
Tu luz inunde el corazón
Y aleje todo mal.

El testimonio danos ya
Que somos del Señor;
Que Cristo, por la eternidad,
Nos guardará en su amor.

Charles Wesley

 

Lecturas del día

Juan 14: 18-31

»No los dejaré huérfanos; vendré a ustedes. Dentro de poco, el mundo no me verá más; pero ustedes me verán; y porque yo vivo, ustedes también vivirán. En aquel día ustedes sabrán que yo estoy en mi Padre, y que ustedes están en mí, y que yo estoy en ustedes. El que tiene mis mandamientos, y los obedece, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo lo amaré, y me manifestaré a él.» Judas (pero no el Iscariote) le dijo: «Señor, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo?» Jesús le respondió: «El que me ama, obedecerá mi palabra; y mi Padre lo amará, y vendremos a él, y con él nos quedaremos a vivir. El que no me ama, no obedece mis palabras; y la palabra que han oído no es mía, sino del Padre que me envió. »Les he dicho estas cosas mientras estoy con ustedes. Pero el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, los consolará y les enseñará todas las cosas, y les recordará todo lo que yo les he dicho. »La paz les dejo, mi paz les doy; yo no la doy como el mundo la da. No dejen que su corazón se turbe y tenga miedo. Ya me han oído decir que me voy, pero que vuelvo a ustedes. Si ustedes me amaran, se habrían regocijado de que voy al Padre, porque el Padre es mayor que yo. Y les he dicho esto ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda, ustedes crean. Ya no hablaré mucho con ustedes, pues viene el príncipe de este mundo, que ningún poder tiene sobre mí. Pero para que el mundo sepa que amo al Padre, hago todo tal y como el Padre me lo ordenó. Levántense, vámonos de aquí.

En el marco de la última cena, Jesús hace un discurso de despedida a sus discípulos. A estos discípulos que convivieron con él un tiempo, digamos más o menos largo… Ahora Jesús trata de enseñarles a descubrir la manera de convivir con él, como resucitado-presente pero invisible; les dice:«yo estaba con ustedes y en determinado momento yo estaré en ustedes». Este es del tema de todo este capítulo.

No hay duda alguna que, las despedidas siempre son tristes, y más cuando se trata de un ser a quien amamos mucho. Jesús, percibe el estado de ánimo de sus discípulos, de manera que lo que Jesús trata de decirles es: las y los desafío a una tarea difícil, comprometida; sin embargo, les enviaré a alguien que les brindará la ayuda adecuada cuando la necesiten, les promete un intercesor ―EL ESPÍRITU SANTO.

Nosotras y nosotros conocemos el final de la historia… Pues en este Tiempo de Pascua podemos dar testimonio del Resucitado;porque él ha transformado nuestras vidas, escucha siempre nuestras oraciones. Así pues; en este tiempo, que también, es ruidoso, difícil y violento, afirmemos nuestra fe en el Espíritu de la Promesa,porque está con, por y en, nosotras y nosotros, siempre.¡Bendito, alabado y honrado sea por siempre!

 

Oración de la mañana

Bendito Salvador que con amor me llamaste a tu servicio. Ayúdame, en este día, a socorrer a las personas afligidas, necesitadas y desamparadas. Que tu Espíritu me permita, con absoluta lealtad, verte a Vos en las personas que son pobres o están muy oprimidas. En tu Nombre. AMÉN.

 

Motivos de oración

  • Por aquellas personas que sufren.
  • Para que podamos ser constructores de la paz.
  • Para reine la verdad y justicia en nuestro pueblo.
  • Por nuestras comunidades de fe.
  • Por nuestras familias.
  • Por la sanidad de nuestros enfermos.
  • Por la misión y proyectos de la iglesia.
  • Agregá tus motivos personales y los de tu comunidad de fe.

 

Oración Nocturna

Que esta noche, te pido Jesús, la compartas conmigo y escuches mis oraciones…

Gracias por poder haber transitado en este día, con sus aciertos y desaciertos. Ayúdame a cambiar todas las acciones que dañan a los que amo. Acompáñame en los caminos que a veces me niego a seguir pero que son necesarios para ser fiel testigo de tus enseñanzas y que en este descanso, tu espíritu vele mi sueño y el de todo tu pueblo. Amén.

 

Salmo 80

Pastor de Israel, ¡escucha!
…¡Restáuranos, Dios nuestro!
¡Haz resplandecer tu rostro, y seremos salvados!

Señor, Dios de los ejércitos,
¿hasta cuándo te mostrarás indignado
contra la oración de tu pueblo?
Nos has dado a comer lágrimas en vez de pan;
nos has hecho beber lágrimas en abundancia.
Nos has puesto en ridículo ante nuestros vecinos;
nuestros enemigos se burlan de nosotros.

¡Restáuranos, Dios de los ejércitos!
¡Haz resplandecer tu rostro, y seremos salvados!
Desde Egipto trajiste una vid;
expulsaste a las naciones, y la plantaste.
Limpiaste el terreno delante de ella,
hiciste que echara raíces, y ésta llenó la tierra.
Los montes se cubrieron con su sombra;
los cedros de Dios se cubrieron con sus sarmientos.

Y la vid extendió sus vástagos y sus renuevos
hasta el mar, y hasta el gran río.
¿Por qué derribaste sus cercas?
¡Todos los que pasan le arrancan uvas!
¡Los jabalíes le hacen destrozos!
¡Las bestias salvajes la devoran!

Dios de los ejércitos, ¡vuélvete a nosotros!
Desde el cielo dígnate mirarnos, y reconsidera;
¡ven y ayuda a esta viña!
¡Es la viña que plantaste con tu diestra!
¡Es el renuevo que sembraste para ti!
¡La han cortado! ¡Le han prendido fuego!
¡Déjate ver, y repréndelos, para que perezcan!

Pero posa tu mano sobre tu hombre elegido,
sobre el hombre al que has dado tu poder.
Así no nos apartaremos de ti.
Tú nos darás vida, y nosotros invocaremos tu nombre.
Señor, Dios de los ejércitos, ¡restáuranos!
¡Haz resplandecer tu rostro, y seremos salvados!

 


propuestas anteriores

Compartir

X