Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 12 de abril

10 Abr 2017
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 12 de abril
Archivo para imprimir propuestas anteriores

Encuentro con Dios

 

Canción

Dios, abre nuestros ojos

// Dios, abre nuestros ojos para ver la realidad.//
// Dios abre nuestro corazón para recibir tu gracia.//
//Dios, abre nuestras manos y renueva tu creación.//

Espíndola-Simeone

Oración de la mañana

Querido Dios, en estas primeras horas del día que estamos transitando, te damos gracias por acompañarnos en nuestras tareas.

Son diversas, son muchas, a veces difíciles de realizar, como muchas de las decisiones que tendremos que resolver; pero sabemos que cerca nuestro está tu voz que, susurrando a nuestros oídos, nos dice: -Adelante, no estás sola, no estás solo!!

Gracias por la fuerza que nos inspira tu Espíritu, quien nos hace sacar energía de donde no creemos poder e infinitas gracias por Jesús, tu hijo, quien nos muestra el modelo y camino a seguir para ser sensibles seres y atentos hermanos de la Creación.

En su nombre, Amén.

 

Texto sugerido

Juan 14:6; 1Timoteo 2:5; 1Pedro 3:8-9

 

Para reflexionar en momentos del día

No hace mucho tiempo, dos hermanos que vivían en granjas adyacentes empezaron a discutir. Ésta fue su primera discusión seria que tenían en 40 años de cultivar juntos hombro con hombro, compartiendo maquinaria e intercambiando cosechas y bienes de forma continua.

Esta larga y beneficiosa colaboración terminó repentinamente.

Comenzó con un pequeño malentendido y fue creciendo hasta llegar a ser una diferencia mayor entre ellos, hasta que explotó en un intercambio de palabras amargas, seguido de semanas de silencio.

Una mañana alguien llamó a la puerta de Luis. Al abrir la puerta, encontró a un hombre con herramientas de carpintero. «Estoy buscando trabajo por unos días», dijo el extraño, «quizás usted requiera algunas pequeñas reparaciones aquí en su granja y yo pueda ser de ayuda en eso».

«Sí», dijo el mayor de los hermanos, «tengo un trabajo para usted”.

Mire al otro lado del arroyo aquella granja, ahí vive mi vecino, bueno, de hecho es mi hermano menor».

«La semana pasada había una hermosa pradera entre nosotros y él cogió su tractor y desvió el cauce del río para que quedara entre nosotros».

«Bueno, él pudo haber hecho esto para enfurecerme, pero le voy a hacer una mejor. ¿Ve usted aquella pila de desechos de madera junto al granero?»

«Quiero que construya una cerca, una cerca de dos metros de alto, no quiero verlo nunca más.»

El carpintero le dijo: «Creo que comprendo la situación”.

Muéstreme donde están los clavos y la pala para hacer los hoyos de los postes y le entregaré un trabajo que lo dejará satisfecho.»

El hermano mayor le ayudó al carpintero a reunir todos los materiales y dejó la granja durante todo el día para ir al pueblo a por comida.

El carpintero trabajó duro todo el día midiendo, cortando, clavando.

El granjero regresó cuando se acercaba la noche, el carpintero justo había terminado su trabajo.

El granjero quedó con los ojos completamente abiertos y la boca abierta. ¡¡¡No había ninguna cerca de dos metros!!! En su lugar había un puente. ¡¡Un puente que unía las dos granjas por encima del río!!- Era un bonito puente con pasamanos.

En ese momento, su vecino, su hermano menor, vino desde su granja y abrazando a su hermano le dijo: «Eres un gran tipo, mira que construir este hermoso puente después de lo que he hecho y dicho!!».

Estaban en su reconciliación los dos hermanos, cuando vieron que el carpintero tomaba sus herramientas. «¡No, espera!», le dijo el hermano mayor. «Quédate unos cuantos días. Tengo muchos proyectos para ti», le dijo el hermano mayor al carpintero.

«Me gustaría quedarme», dijo el carpintero, «pero tengo muchos puentes que construir».

¿Y nosotros los discípulos de Jesús que puentes construiremos en esta civilización de desencuentro, las confrontaciones y los muros?

¡Vayamos al encuentro de los más necesitados espiritualmente y materialmente predicando y viviendo el evangelio de Jesucristo!

¡Cuidemos a los más débiles!

¡Curemos las heridas!

¡Levantemos la bandera del amor y la ternura!

¡Busquemos la armonía en la diversidad y las diferencias!

¡No negociemos nuestra fidelidad a Jesús!

¡Construyamos la cultura del encuentro!

 

Oración nocturna

En esta noche, Jesús, elevo mis oraciones y te pido que te quedes, compartiéndolas conmigo.

Gracias por poder haber transitado por este día, con sus aciertos y desaciertos. Ayúdame a cambiar todas las acciones que dañan a los que amo. Acompáñame en los caminos que a veces me niego a seguir pero que son necesarios para ser fiel testigo de tus enseñanzas y que en este descanso, tu espíritu vele mi sueño el de todo tu pueblo.

Amén.

 

Canción

Vive el Señor

Dios nos envió a su hijo Cristo,
Vino a salvar, sanar y amar.
Vivió y murió por rescatarnos,
Vacía está la tumba. ¡Vive el Señor!

¡Vive el Señor! Triunfaré mañana,
¡Vive el Señor! Ya no hay temor.
Porque yo sé que el fututo es suyo,
Digno es vivir la vida, ¡Vive el Señor!

Encantos mil da una criatura
Tomada en brazos al nacer,
Aún mayor es la certeza que triunfará mañana,
Pues ¡Vive el Señor!

Y cruzaré un día el río,
hasta el final batallaré
y tras la muerte, la victoria
veré su luz de gloria, ¡Vive el Señor!

 

Motivos que presentamos en Oración

  • Por nuestro país.
  • Para que nadie se quede sin trabajo.
  • Por la salud de nuestros niños.
  • Por la vida y proyectos de nuestros jóvenes.
  • Por nuestros pastores, pastoras, líderes que nos guían y acompañan en cada comunidad.
  • Por las actividades de nuestra iglesia.
  • Para que nos ayudes a pedir perdón y perdonar.
  • Por esta semana que estamos viviendo, donde tu paz, amor y perdón nos demuestra que eres nuestro Maestro y Salvador.
  • Para que, en cada corazón nazcan la tolerancia, la aceptación del otro distinto, la necesidad de pedir perdón y de perdonar.
  • Por los que están enfermos.
  • Otros motivos………

Señor, ponemos estos motivos en tus manos.

Compartir

X