Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 11 de octubre

10 Oct 2017
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 11 de octubre

Encuentro con Dios

 

Alabad al Señor

De lo profundo clamo a ti,
Escúchame clemente;
Tu corazón inclina a mí
Y muéstrate indulgente.
Porque si empiezas a indagar
Mis culpas todas e impiedad,
¿Cómo he de responderte?

Por tanto en Dios esperaré,
Luchando en todo tiempo;
Y nunca más me confiaré
En mis merecimientos.
Promesas firmes de su amor,
De gracia santa y de perdón,
Me infunden esperanza.

Si muchas nuestras faltas son,
Mayor es tu potencia;
Si graves nuestras culpas son,
Más grande es su clemencia.
Él como buen pastor y rey,
Rescatará su humilde grey
De todos sus pecados.

Martín Lutero – Cántico Nuevo 251

Lectura del día

Juan 11: 45-57. Reina Valera Contemporánea (RVC)

Muchos de los judíos que habían venido para acompañar a María, y que vieron lo que hizo Jesús, creyeron en él. Pero algunos de ellos fueron a los fariseos y les contaron lo que Jesús había hecho. Entonces los principales sacerdotes y los fariseos reunieron al concilio, y dijeron: « ¿Qué haremos? ¡Este hombre está haciendo muchas señales! Si lo dejamos así, todos creerán en él. Entonces vendrán los romanos, y destruirán nuestro lugar santo y nuestra nación.» Uno de ellos, Caifás, que ese año era sumo sacerdote, les dijo: «Ustedes no saben nada, ni se dan cuenta de que nos conviene que un hombre muera por el pueblo, y no que toda la nación perezca.» Pero esto no lo dijo por cuenta propia sino que, como aquel año era el sumo sacerdote, profetizó que Jesús moriría por la nación; y no solamente por la nación, sino también para congregar en un solo pueblo a los hijos de Dios que estaban dispersos. Así que desde aquel día acordaron matarlo. Por eso Jesús ya no andaba abiertamente entre los judíos, sino que se alejó de allí y se fue a la región contigua al desierto, a una ciudad llamada Efraín; y allí se quedó con sus discípulos. Como estaba próxima la pascua de los judíos, muchos de aquella región fueron a Jerusalén antes de la pascua, para purificarse. Buscaban a Jesús, y mientras estaban en el templo, se preguntaban unos a otros: « ¿Ustedes qué creen? ¿Vendrá él a la fiesta?» Por su parte, los principales sacerdotes y los fariseos habían dado orden de que, si alguien sabía dónde estaba, lo dijera, para que lo arrestaran.

Después de la resurrección de Lázaro y todo lo que ello implicó y por otra parte, en todas las épocas no faltaron “las y los informantes”, unos fariseos fueron a contar al sanedrín lo que había acontecido… Al escucharlos, Caifás dijo, sin quererlo―tengamos en cuenta que es interesante y muy bueno saber, siempre “¿qué piensa el enemigo?”:“Jesús iba a morir para reunir a las hijas e hijos dispersos de Dios”

Bien… Haciendo uso, entonces de las palabras del pontífice…La comunidad de fe, la Iglesia, está llamada a reunir a todas las personas de todas las etnias, status social o estilos de vida como un solo pueblo… Esto es una figura o señal del fin de los tiempos cuando todas y todos, sin diferencias nos sentaremos a la “mesa universal” junto a Jesús el Cristo a disfrutar de sus promesas ―un Cielo Nuevo y una Tierra Nueva (Apocalipsis cap. 21 RVC). Pero… ¿Qué sucederá o sucede en el “mientras tanto”…?

No es ninguna novedad que vivimos en una sociedad llena de opresiones de todo tipo y quien oprime, trate de impedir que nos agrupemos y tomemos conciencia de nuestra realidad para liberarnos. Pues, entonces; las personas de fe cristiana, debemos aprender a convivir y unirnos con aquellos que trabajan en favor del ser humano nuevo mediante una acción perseverante y no-violenta con el único objetivo de reconciliar a todas las personas. Sobre todo, defendiendo a quienes que no tienen voz y mucho menos poder, en definitiva defendiendo la Vida Plena. Resumiendo… ¿Estamos dispuestas y dispuestos a ser protagonistas de nuestra propia historia en el mundo?

 

Oración de la mañana

Bendito Señor, que fuiste tentado en todo igual que nosotros, ten misericordia de nuestras debilidades. Danos la gracia de sacar fuerzas cuando no tenemos la capacidad de tenerlas. Fortalécenos y danos ánimo en el momento de peligro. En este día y siempre; ayúdanos de llevar a cabo, con valor, la obra que tú nos has encomendado. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén. 

Obispo B. F. Westcott (1825-1901)

Oremos por

  • Por todos aquellas que sufren el desamparo y el olvido.
  • Por las que son víctimas de toda clase de violencia.
  • Para que la justicia sea real y esté presente en todo momento de nuestras vidas.
  • Por la construcción de una paz verdadera.
  • Por nuestras familias.
  • Por la sanidad de nuestros enfermos.
  • Para estar más atentos a las necesidades de quienes nos rodean.
  • Por el Encuentro Nacional de Jóvenes
  • Por nuestras Iglesias en la que sus edificios están sufriendo problemas edilicios.
  • Por las congregaciones que están presentando proyectos de misión, para seguir siendo testimonio en sus barrios y que sus edificios puedan ser sostenidos y preservados por sus comunidades.
  • Agreguemos más motivos para orar en la semana…

 

Oración Nocturna

Espíritu poderoso, fiel consuelo de quienes pasamos por pruebas de aflicción y que además penetras en los abismos de nuestra mente y nuestro corazón. Ahora, al retirarnos a descansar, protégenos de todo peligro, en la seguridad de tu presencia; permite que al levantarnos nuevamente por la muchedumbre de tu misericordia, podamos realizar nuestras tareas cotidianas con alegría. Amén.  

San Agustín (354-430)

SALMO 144 RVC (selección)

Señor, ¿qué son los mortales para que te preocupes por ellos?
¿Qué son los seres humanos
para que los tome en cuenta?
Los mortales son una ilusión pasajera;
su vida pasa como una sombra.
Señor, inclina los cielos y desciende;
toca los montes y hazlos humear…
rescátame del mar, porque me ahogo;
líbrame del poder de esos extraños
cuya boca dice cosas sin sentido
y cuyo poder es un poder falso.
¡Rescátame! ¡Líbrame del poder de gente extraña,
cuya boca dice cosas sin sentido
y cuyo poder es un poder falso.
¡Dichoso el pueblo cuyo Dios es el Señor!

 


propuestas anteriores

Compartir

X