Tiempo de Oración – Propuesta semanal para el 11 de mayo

10 May 2016
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de Oración
Archivo para imprimir propuestas anteriores

Encuentro con Dios en el mes del Metodismo

Canción

A veces mi pueblo azul es gris

Vengo desde un pueblo azul donde el cardo juega con la luz
Donde la tarde es tranquila y es sencilla la tierra
Donde los ricos cantan su grandeza y su riqueza
Donde los pobres se escupen su angustia y su pobreza
Vengo desde un pueblo azul donde el viento no tiene longitud
Donde también se puede ver de naranja el amanecer.

 

León Gieco

Oración de la mañana

Colecta para el Día de Ascensión

Dios todopoderoso, cuyo bendito Hijo nuestro Señor Jesucristo ascendió por encima de todos los cielos para llenarlo todo: Danos fe, por tu misericordia, para percibir que, según su promesa, habita con su Iglesia en la tierra, hasta el final de los tiempos; por Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, en gloria eterna. Amén.

Tomado de “The Book Of Common Prayer”, libro de Oración Común de la Iglesia Anglicana, que utilizaba Juan Wesley y el pueblo metodista. El Libro de Oración Común es el libro fundacional de oración de la Iglesia Anglicana de Inglaterra.

 

Canción

Mil Voces para Celebrar

Mil voces para celebrar a mi libertador.
Las Glorias de su majestad, Los triunfos de su amor.
El dulce nombre de Jesús nos libra del temor.
En las tristezas trae luz. Perdón al pecador.
El habla y al oír su voz el muerto vivirá. Se alegra el triste corazón.
Los pobres hallan paz.

Charles Wesley

 

Textos sugeridos

San Lucas 4: 18-19

“El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos; a predicar el año agradable del Señor»

 

Experiencia de Juan Wesley al predicar por primera vez al aire libre en Bristol el 2 de Abril 1739

El resultado de la teología práctica o los frutos posteriores a la experiencia del corazón ardiente en Juan Wesley, más importante para la historia del movimiento metodista, tuvo lugar cuando Wesley predicó al aire libre por primera vez en Bristol.

Justo González en su libro: “Juan Wesley, desafíos para nuestro siglo” en FAIE, La Aurora, nos dice lo siguiente:

“…cuando su amigo Jorge Whitefield le invitó a predicar al aire libre, a multitudes de mineros ansiosos de escuchar el evangelio, pero no dispuestos a ir a la iglesia para ello. El propio Wesley confiesa sus prejuicios contra tal predicación:”

“Al principio me fue difícil de aceptar esa extraña manera de predicar en los campos, de lo cual él, (es decir, Whitefield) me dio un ejemplo el Domingo. Habiendo sido toda mi vida, (hasta hace poco), tan tenaz de cada punto relacionado con la decencia y el orden que hubiera pensado que salvar almas era casi un pecado si no lo hacía en la Iglesia.”

“Empero la experiencia misma de ver lo que sucedía ante la predicación de Whitefield le convenció contra sus prejuicios, y cuatro días más tarde nos cuenta en su Diario:”

“A las cuatro de la tarde decidí ser más vil y proclamé en los caminos las buenas nuevas de salvación a cerca de 3000 personas, hablando desde una pequeña ladrillera en un terreno fuera de la ciudad. La Escritura de la cual prediqué fue San Lucas 4: 18-19.”

“Si la experiencia de Aldersgate fue una conversión que le aseguró la presencia salvadora de Dios en su propia vida, la de Bristol fue otra conversión que le libró de los prejuicios eclesiásticos de su época-que en fin de cuentas eran prejuicios de clase y de educación.”

El movimiento metodista nació con una fe que vence al mundo al son de trompetas triunfales, llevando cantos e himnos de liberación en los labios alegres y un sagrado entusiasmo en los corazones del pueblo inglés. También Carlos Wesley se echó a los campos y plazas cantando sus inmortales himnos de gracia, amor, salvación, sanidad y victoria espiritual, el metodismo cantó su teología y las míseras y oprimidas masas de pobres y trabajadores ingleses se unieron en oleadas de entusiasmo. Wesley diría: “Una piedad agria es religión del diablo”. Pero no pensemos que el metodismo se convirtió en una simple oleada de emociones desbocadas y de sentimentalismos descontrolados. Wesley había experimentado profundos cambios en su corazón, pero siempre conservó la cabeza sobre los hombros. Lo que más tarde se afirmo como un entusiasmo racional o una espiritualidad ilustrada, ya que desde sus inicios procuró difundir la lectura de la Biblia, la educación y la lectura de buenos libros a todos los metodistas. A sus predicadores laicos les prescribía cursos de lectura sistemática, sobre los cuales luego los examinaba.

Personalmente preparó su famosa Biblioteca Cristiana, compuesta de cincuenta volúmenes.

Meditemos sobre la situación actual de nuestra misión, muchas veces desarrollada dentro de los límites de nuestra congregación y templo. Y a la luz de lo compartido, busquemos vivir la experiencia de corazón ardiente y la experiencia de la prédica al aire libre: plazas, barrios, calles o en los campos al lado de avenidas o autopistas, en carpas o puerta a puerta, hospitales, cárceles, universidades, casas, etc, como ayer los hicieron Juan y Carlos Wesley. Seguramente Dios nos tendrá preparados grandes descubrimientos de su presencia poderosa y salvadora en estas actividades y situaciones.

Pastor Fernando H. Suarez

 

 

Oración de la noche

Séptimo Domingo de Pascua: Domingo después de la Ascensión

Oh Dios, Rey de la gloria, que con gran triunfo exaltaste a tu único Hijo Jesucristo a tu reino celestial: No nos dejes desconsolados, mas envíanos tu Espíritu Santo para fortalecernos y exaltarnos al mismo lugar, adonde nuestro Salvador Cristo nos ha precedido; quien vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, en gloria eterna. Amén.

Tomado de “The Book Of Common Prayer, (libro de Oración Común de la Iglesia Anglicana, que utilizaba Juan Wesley.

 

Canción

Otro mundo es posible

Somos parte de un pueblo que camina, que busca que sueña, que trabaja que espera. Somos parte de un pueblo que camina, somos parte de una historia repetida, de luchas, de cadenas, de sangre de mentiras.

Estribillo: Otro mundo es posible si seguimos adelante, otro mundo es posible, un camino diferente. Y una historia que sea nueva con lugar para la gente.

Somos parte de un pueblo que se anima, que siente y que cree. Corazón que late esperanzas. Somos parte de un pueblo que se anima, somos parte de un pueblo que construye, que grita, que enseña, que comparte y que abraza. Somos parte de un pueblo que construye.

Oberman-Vivares

 

Motivos que presentamos en Oración

  • Que Dios abra nuestros ojos para ver una nueva visión.
  • Que Dios toque nuestro corazón para que tengamos el deseo de compartir las buenas nuevas como lo hizo Jesús, los apóstoles, hombres y mujeres, como lo hizo Juan y Carlos Wesley y tantos otros con nuestro pueblo pobre y sufrido.
  • Que Dios nos de fuerzas para vivir la experiencia de San Lucas 4: 18-19.
  • Que Dios abra los ojos de tantos hermanos/as que no quieren ver. Hay tanto para descubrir, que reconocer en la actividad misionera, es allí donde tendremos un encuentro personal con Cristo.
  • Que el Dios de amor nos bendiga con su Gracia para ser una Iglesia llena de esperanza solidaria predicando el reino de Dios y su justicia.
  • Que Dios de todo consuelo nos ilumine para con libertad construir la paz y defender la vida humana y la vida de la creación.
  • Que Dios nos permita renacer a una esperanza viva.

Por Jesucristo, nuestro Señor Amén.

Compartir

X