Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 8 de enero

07 Ene 2020
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 8 de enero

Encuentro con Dios


Salmo 72: 1-4, 15-19 – RVC

¡Concédele, oh Dios, al rey juzgar como tú,
y concédele al hijo del rey tu justicia!
¡Concédele juzgar a tu pueblo con justicia,
y con buen juicio a los afligidos de tu pueblo!
¡Que los montes brinden paz al pueblo,
y las colinas ofrezcan justicia!
Así el rey juzgará a los afligidos del pueblo,
salvará a los hijos de los menesterosos,
y aplastará a los opresores.

¡Que viva el rey! ¡Que reciba el oro de Sabá!
¡Que se ore por él siempre!
¡Que a todas horas se le bendiga!
¡Que sea en las cumbres de los montes
como un puñado de grano que cae en la tierra!
¡Que sea tan productivo como el monte Líbano,
y que en la ciudad haya tanta gente
como hierba hay en el campo!
¡Que su nombre sea siempre recordado!
¡Que su nombre permanezca mientras el sol exista!
¡Que todas las naciones sean bendecidas por él,
y que lo llamen bienaventurado!
¡Bendito sea el Señor, el Dios de Israel!
¡Sólo el Señor hace maravillas!

¡Bendito sea por siempre su glorioso nombre!
¡Que toda la tierra sea llena de su gloria!
¡Amén y Amén!


Alabad al Señor

De la iglesia el fundamento es Jesús el Salvador;
Por el agua y la Palabra le dio vida su Señor;
Para hacerla esposa quiso de los cielos descender,
Y su sangre por limpiarla en la horrible cruz verter.

De entre todas las naciones escogida en variedad,
A través de las edades se presenta en unidad;
Y los títulos que ostenta son: tener sólo un Señor,
Una fe y un nacimiento, un constante y puro amor.

Ella alaba sólo un nombre, participa de un manjar,
La consuela una esperanza y en la cruz tiene su altar;
Por el celo que la anima, de las almas corre en pos,
Y ambiciona por la gracia conducirlas hasta Dios.

Aunque el mundo la contemple ya con odio o desdén;
Del error o de los cismas desgarrada en el vaivén,
En vigilia están los santos y no cesarán de orar;
Lo que hoy es tristeza pronto se convertirá en cantar.

A través de sufrimientos y fatigas y dolor,
El glorioso día espera en que vuelva su Señor;
Consumada su carrera y perfecta su salud,
Entrará triunfante y libre en la eterna beatitud.

Samuel J. Stone – Cántico Nuevo 168

Lectura del Día

Eclesiastés 3: 1-13 – RVC

Pero a cada uno de nosotros se nos ha dado la gracia conforme a la medida del don de Cristo.Por esto dice: «Subiendo a lo alto, llevó consigo a los cautivos,Y dio dones a los hombres.» Y al decir «subiendo», ¿qué quiere decir, sino que también primero había descendido a lo más profundo de la tierra?10 El que descendió, es el mismo que también ascendió por encima de todos los cielos, para llenarlo todo.

 

Pablo empieza por establecer lo que era para él una verdad esencial: que todo lo bueno que pueda tener una persona es don de la gracia de Cristo. Demuestra su idea de,com0o Cristo es el dador de dones, Pablo cita, con una variante muy significativa:«Asciendes a lo alto, llevando contigo a los cautivosy el tributo que recibiste de gente rebelde,y entre ellos, Señor y Dios, pondrás tu habitación».(Sal 68:18). Este Salmo describe la vuelta de un rey conquistador. Asciende a las alturas: es decir, escala la carretera empinada del Monte de Sion por las calles de la Santa Ciudad ―Jerusalén

  • En el Antiguo Testamento, el rey conquistador exigía y recibía dones de la población; en el Nuevo Testamento, el Conquistador, Jesucristo, ofrece y da dones a la persona que cree y acepta su causa. Esa es la diferencia esencial que hay entre los dos testamentos.
  • En el Antiguo Testamento, Yahvé es una Divinidad celosa, que insiste en el tributo que le debe entregar el pueblo; en el Nuevo Testamento, presenta una Divinidad amante que derrama su amor hacia todas las personas sin excepción.

Esa es, sin duda, una Buena Noticia. Entonces, como tantas veces, la mente de Pablo se le desvía por una palabra. Ha usado la palabra ascendió, y eso le hace pensar en Jesús. Y le hace decir una cosa muy maravillosa: Jesús descendió a este mundo cuando tomó nuestra naturaleza humana. Jesús ascendió de este mundo cuando salió de él para volver a Su gloria. El gran pensamiento de Pablo es que el Cristo que ascendió y el Cristo que descendió son una misma persona.

¿Qué nos hace pensar esto? Que el Cristo de la gloria es el mismo que el Jesús que anduvo por la tierra; pues, sigue amando, buscando, sanando, consolando y liberando a las personas;  sigue teniendo un mismo ánimo hacia todas las personas; pues, El busca con vehemencia ser el amigo de los marginados, excluidos, desclasados… Por último Pablo dice que, Jesús ascendió a las alturas, pero no para dejar el mundo abandonado; ascendió a las alturas para llenar el mundo con su presencia. Cuando Jesús estaba aquí personalmente, no podía estar nada más que en un sitio a la vez; se encontraba con todas las limitaciones humanas; pero cuando dejó este cuerpo y volvió a la gloria, Se vio libre de las limitaciones, y pudo estar en todas partes, en todo el mundo, mediante su Espíritu. Para Pablo, la ascensión de Jesús no quiere decir que abandonó el mundo, sino que lo llenó con su presencia.Es decir que, es una maravillosa verdad: “vive en y con nosotras y nosotros siempre” (Cf. Juan 1: 14)¡Aleluya…!!! ¡Bendito sea Dios por ello…!!! Amén.

AMÉN.

ROG

Motivos de Oración

  • Para que podamos ofrecer nuestros dones al servicio de la iglesia y nuestra comunidad.
  • Para transmitir la buena nueva de Cristo.
  • Por quienes están incrédulos, dudan o rechazan la Palabra de Dios.
  • Por nuestro país y los desafíos que se plantearán a lo largo de este nuevo año.
  • Por la unidad, coherencia y solidaridad de nuestro pueblo, todo.
  • Para que Dios sane a quienes están sufriendo enfermedades.
  • Por la justicia en nuestro país.
  • Por los campamentos de verano.
  • Oramos también por quienes sufren violencia, tanto doméstica, de género, discriminación de clase social, etnia, capacidad diferente, edad o género.

Y, al poner estos y otros motivos en manos de Dios, también nosotros, nosotras, nos movemos y los transformamos en acción y realidad para que, en este año se hagan posibles.


Recomendación y Bendición Apostólica

Transitemos durante todo el Año 2020 con este pensamiento:

haya en nosotras y nosotros el mismo sentir que hubo en Cristo Jesús,6 quien, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,7 sino que se despojó a sí mismo y tomó forma de siervo, y se hizo semejante a los hombres;8 y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.9 Por lo cual Dios también lo exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre,10 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios el Padre.

FILIPENSES 2: 5-10

Que la bendición de Dios Padre y Madre
Del Hijo y del Espíritu Santo, sea con toda
Su Iglesia en el mundo. Amén.



propuestas anteriores

Compartir

X