Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 4 de marzo

28 Feb 2020
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 4 de marzo

Encuentro con Dios


Salmo 2 – RVC

¿Por qué se rebelan los pueblos?
¿Por qué conspiran las naciones?
Los reyes de la tierra hacen alianzas;
los caudillos se declaran en contra
del Señor y de su Mesías. Y dicen:
«¡Vamos a quitarnos sus cadenas!
¡Vamos a librarnos de sus ataduras!»
El que reina en los cielos se ríe;
el Señor se burla de ellos.

Pero ya enfurecido, les habla,
y con su enojo los deja turbados.
«Ya he establecido a mi rey
sobre el monte Sion, mi lugar santo.»
Yo daré a conocer el decreto
que el Señor me ha comunicado:
«Tú eres mi hijo.
En este día te he engendrado.
Pídeme que te dé las naciones como herencia,
y tuyos serán los confines de la tierra.

Ustedes, los reyes: ¡sean prudentes!
Y ustedes, los jueces: ¡admitan la corrección!
Sirvan al Señor con reverencia
y ríndanle culto con temor reverente.
Ríndanse a los pies de su Hijo,
no sea que él se enoje y ustedes perezcan,
pues su enojo se enciende de repente.
¡Bienaventurados son los que en él confían!


Alabad al Señor

Nuestra esperanza y protección y nuestro eterno hogar
Has sido, eres y serás tan sólo tú, Señor.

Aún no habías la creación formado con bondad,
Mas desde la eternidad tú eras solo Dios.

Delante de tus ojos son mil años al pasar,
Tan sólo un día que fugaz fenece con el sol.

El tiempo corre arrollador como impetuoso mar;
Y así, cual sueño ves pasar cada generación.
Nuestra esperanza y protección y nuestro eterno hogar,
En la tormenta o en la paz, sé siempre tú, Señor.

Isaac Watts – Cántico Nuevo 300

Lectura del día

Hebreos 8: 1-7 RVC

Ahora bien, el punto principal de lo que venimos diciendo es que el sumo sacerdote que tenemos es tal que se sentó a la derecha del trono de la Majestad en los cielos.Él es ministro del santuario, de ese tabernáculo verdadero, levantado por el Señor y no por los hombres.Todo sumo sacerdote es designado para presentar ofrendas y sacrificios, y por eso es necesario que también tenga algo que ofrecer.Si estuviera sobre la tierra, ni siquiera sería sacerdote, porque aquí ya hay sacerdotes que presentan las ofrendas de acuerdo con la ley.Estos sacerdotes sirven a lo que no es más que modelo y sombra de las cosas celestiales, tal y como se le advirtió a Moisés cuando iba a levantar el tabernáculo: «Ten cuidado de hacer todas las cosas según el modelo que se te ha mostrado en el monte.»Pero nuestro Sumo Sacerdote ha recibido un ministerio mucho mejor, pues es mediador de un pacto mejor, establecido sobre mejores promesas.Si el primer pacto hubiera sido perfecto, no habría sido necesario un segundo pacto.

 

Estimada lectora(or), si usted está buscando un buen comentario a las Escrituras Hebreas, lea la Carta a los Hebreos… Pues, el autor de esta carta encuentra la base para esa manera de pensar sobre las Escrituras Hebreas.

Cuando Moisés recibió instrucciones para la construcción del tabernáculo con todo su mobiliario, Dios le dijo: «El diseño del tabernáculo y de todos sus utensilios lo harán todo en conformidad con todo lo que yo te muestre.»; «Pon cuidado en hacerlo todo según el modelo que se te ha mostrado en el monte.»(Ex. 25:9, Ex.25:40 RVC). Es decir que, Dios le había mostrado a Moisés el modelo real del que todo culto; así que el autor de Hebreos dice que los sacerdotes cumplen un ministerio (en el presente del escritor de esta carta); no es más que un “boceto confuso” del orden que se celebra en el reino.

El sacerdocio del que habla esta carta es irreal, y no puede guiar a las personas a la realidad; pero Jesús, sí puede. Podemos decir que Jesús nos introduce a la presencia de Dios, o que Jesús nos introduce a la realidad divina, ambas expresiones quieren decir lo mismo. Cuando el autor de la carta a los Hebreos hablaba de la realidad, estaba usando un término que sus contemporáneos entendían perfectamente.

Lo mejor que puede ofrecer este mundo hay siempre imperfección. Nunca llegamos a comprender absolutamente a lo que creemos que puede ser. Nada de lo que experimentamos o logramos aquí, alcanza al ideal que nos atrae. El mundo real está más allá: lo podemos llamar cielo o realidad, o mundo de las ideas o formas (Platón), o llamarlo Dios, según la Teología…

Siempre está más allá. Como lo vio el autor de esta Carta, sólo Jesús nos puede guiar, de la frustrante actualidad, a la plenamente satisfactoria realidad.

Ahora bien… En Roma estaban los arbitri.El juez decidía en cuestiones legales, pero los arbitri resolvían cuestiones de equidad, y su deber era poner punto final a los litigios. Por otro lado, en griego jurídico, mesités era el avalista, garante o fiador. Salía fiador por un amigo que estaba procesado; respondía de una deuda o descubierto. El mesités era el que estaba dispuesto a pagar la deuda de un amigo para arreglar las cosas. El mesités es el que se pone en medio e interviene entre las dos partes para lograr una reconciliación. Jesús es nuestro perfecto Mesités: se coloca entre nosotras(os) y Dios.

Abre el camino a la realidad y a Dios, y es el único que puede efectuar la reconciliación entre laspersonas y también reconciliarnos con Dios; o sea, entre lo real y lo irreal.

En otras palabras: Jesús es el único que nos puede introducir a la vida real… ¿No es maravilloso esto…? ¡Bendito sea el Jesús, pues todavía sigue obrando para beneficio de quien cree y abraza su causa…! Amén.

ROG

Alabad al Señor

  • Que Jesús siempre sea nuestro guía, mediador y consejero ante nuestros desafíos, conflictos, pruebas o decisiones.
  • Que en estos días que comienza el ciclo lectivo en nuestro país, Dios bendiga a docentes y alumnado como a todas las comunidades educativas. Oremos especialmente por las escuelas de nuestra iglesia.
  • Por los proyectos de misión en este año y la preparación para comenzar la cuaresma.
  • Por nuestros líderes, pastoras, pastores.
  • Que la misericordia de Dios, el ejemplo de Jesús y la guía del Espíritu Santo, nos mantenga unidas, unidos en amor y nos de las fuerzas para seguir trabajando para su reino.

Recomendación y Bendición Apostólica

Pero ustedes son una familia escogida, un sacerdocio al servicio del rey, una nación santa, un pueblo adquirido por Dios. Y esto es así para que anuncien las obras maravillosas de Dios, el cual los llamó a salir de la oscuridad para entrar en su luz maravillosa. 10 Ustedes antes ni siquiera eran pueblo, pero ahora son pueblo de Dios; antes Dios no les tenía compasión, pero ahora les tiene compasión.

1ª Pedro 2: 9-10

De manera que demos; gloria a Dios Padre y Madre
A Jesús su Hijo y también, hermano nuestro
Y al bendito Espíritu Santo…
Ahora y siempre. Amén.



propuestas anteriores

Compartir

X