Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 4 de diciembre

03 Dic 2019
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 4 de diciembre

Encuentro con Dios


Salmo 124 – RVC

Si el Señor no hubiera estado de nuestro lado
—que lo reconozca el pueblo de Israel—,
si el Señor no hubiera estado de nuestro lado
cuando todo el mundo se levantó contra nosotros,
nos habrían tragado vivos,
pues su furia contra nosotros los quemaba;
¡nos habrían arrastrado como una inundación!,
¡nos habrían sepultado como un torrente!,
¡nos habrían ahogado como aguas impetuosas!
¡Bendito sea el Señor,
que no nos dejó caer en sus fauces!
¡Escapamos como escapa el ave de la red!
¡La red se abrió, y nosotros escapamos!
Nuestra ayuda viene del Señor,
creador del cielo y de la tierra.


Alabad al Señor

Cuando el Señor nos libre de este cautiverio,
parecerá un sueño
y nuestra boca sonreirá contenta
y cantaremos sin cesar.

Cuando el Señor, al fin, la aurora nos restaure,
parecerá un sueño
y nuestras manos se unirán, felices,
para afirmar la libertad.

Cuando el Señor construya nuestro horizonte,
parecerá un sueño
y nuestros ojos verán sorprendidos,
un nuevo mundo germinar.

Cuando el Señor nos una a todos, victorioso,
parecerá un sueño.
Ya nuestras lágrimas habrán pasado
y cielo y tierra se unirán.

Canto y Fe 246

Lectura del Día

Mateo 24: 32-41 – RVC

32 »De la higuera deben aprender esta parábola: Cuando sus ramas se ponen tiernas, y le brotan las hojas, ustedes saben que el verano ya está cerca. 33 De la misma manera, cuando ustedes vean todas estas cosas, sepan que la hora ya está cerca, y que está a la puerta. 34 De cierto les digo, que todo esto sucederá antes de que pase esta generación. 35 El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.36 »En cuanto al día y la hora, nadie lo sabe, ni siquiera los ángeles de los cielos. Sólo mi Padre lo sabe. 37 La venida del Hijo del Hombre será como en los días de Noé; 38 pues así como en los días antes del diluvio la gente comía y bebía, y se casaba y daba en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, 39 y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre. 40 Entonces, estarán dos en el campo, y uno de ellos será tomado, y el otro será dejado. 41 Dos mujeres estarán en el molino, y una de ellas será tomada, y la otra será dejada.

 

Son pocos los pasajes que nos presentan mayores dificultades como este. Está en dos secciones que parecen contradecirse mutuamente. La primera (verss 32-35) parece indicar que, como uno puede decir por las señales de la naturaleza cuando el verano está próximo, así puede decir por las señales del mundo cuando estará al llegar la segunda venida. Y entonces parece que sigue diciendo que la segunda venida sucederá durante la vida de la generación que estaba escuchando a Jesús en aquel momento.

La segunda sección (versículos 36-41) dice definitivamente que nadie sabe cuándo será la segunda venida: ni los ángeles, ni el mismo Jesús, sino solo Dios; y que llegará sobre la humanidad tan repentinamente como una tormenta. Hay aquí una dificultad muy real que, aunque no podamos resolverla totalmente, debemos por lo menos intentarlo. Tomemos como punto de partida el versículo 34: De cierto les digo, que todo esto sucederá antes de que pase esta generación.

A ver… Si Jesús lo dijo esto, refiriéndose a su segunda venida, se equivocó, porque no tuvo lugar durante la vida de la generación que le estaba escuchando. Muchos aceptan ese punto de vista, creyendo que Jesús tenía un conocimiento limitado como humano y creía que volvería en la vida de aquella generación. Podemos aceptar que, en su humanidad, Jesús tenía un conocimiento limitado; pero es difícil creer que cometió un error en relación con una verdad espiritual tan importante como esta.

También, es posible que la frase sin que todas estas cosas hayan tenido lugar no se refiriera a la segunda venida ¿No es posible de hecho que se refiriera a la profecía con la que empezó el capítulo, el asedio y la caída de Jerusalén? Si aceptamos ésta, no queda ninguna dificultad. Lo que Jesús está diciendo es que estas serias advertencias suyas acerca de la caída de Jerusalén se cumplirían en el marco de aquella generación -y se cumplieron de hecha 40 años más tarde.

Parece con mucho lo mejor el tomar los versículos 32-35 como refiriéndose, no a la segunda venida de Cristo, sino a la destrucción de Jerusalén; porque entonces se eliminan todas las dificultades. Los versículos 36 al 41 sí se refieren a la segunda venida, y nos dicen algunas verdades de suma importancia.

Lo que el Evangelio nos dice es que el día y la hora de tal acontecimiento no los sabe más que Dios. Está claro, por lo tanto, que el especular acerca del tiempo de la segunda venida no es menos que una blasfemia; porque el que así especula está tratando de hurtarle a Dios “secretos” que solo Le pertenecen a Él y que de alguna manera ―solapada, por cierto; es el no querer; por ej. comprometerse proféticamente con el momento histórico que vive nuestro país y el resto de Latinoamérica. En fin… De última nuestro deber no es solo prepararnos y esperar sino obrar en consecuencia.

El Evangelio sigue diciendo que ese tiempo llegará repentinamente y por sorpresa sobre los que estén inmersos en las cosas que no valen la pena; tal como lo relata el antiguo mito de Noé y el Diluvio que sucedió y la gente no estaba preparada, de manera que fueron por lo tanto barridas.

Nos dicen que la venida de Cristo será un tiempo de separación y de juicio cuándo Él recogerá a las personas que son suyas. No podemos ver más allá; porque Dios Se ha reservado ese conocimiento en su sabiduría y misericordia. Amén.

ROG

Motivos de Oración

  • Nuestro pueblo.
  • El trabajo en nuestras congregaciones.
  • La preparación de la Navidad en este tiempo de Adviento.
  • Nuestros niños y adolescentes y jóvenes que están terminando el ciclo lectivo y por tantos adultos/as que siguen estudiando y formándose cada día.
  • Nuestras familias.
  • Quienes están enfermos-enfermas.
  • Por los próximos campamentos, por el trabajo de organización y liderazgo de éstos.
  • Para que Dios siempre guíe, acompañe y les dé palabras de sabiduría a nuestros pastores y pastoras.
  • Por nuestro país y el futuro de todo/as nosotros/as
    Oremos sin cesar!

Recomendación y Bendición Apostólica

Para ustedes, que me respetan, la justicia brillará como la luz del sol y les traerá mi salvación.

Malaquías 4:2ª

Por lo tanto:

Que la gracia bendita de Dios Padre y Madre,
La liberación de Jesús, el Mesías y
El consuelo y el poder del Espíritu Santo
Sea con todo su pueblo; ahora y siempre.
AMÉN



propuestas anteriores

Compartir

X