Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 26 de agosto

25 Ago 2020
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 26 de agosto

Encuentro con Dios


Quienes tenemos a Dios como fuente de nuestras vidas y confiamos en la guía de Jesús, sabemos que podemos vivir una vida diferente, basada en el amor. Nos llenamos de felicidad cuando nuestro hermano, hermana están felices; nos dolemos cuando sufren dolor o están tristes.

Esa compasión (sentir con el otro/a) que nos lleva a la posibilidad de servir, nos da la oportunidad de trabajar para el Reino de Dios, ahora y acá, donde estamos.

Durante esta última semana, en medio de la pandemia, muchos, jóvenes, mujeres y hombres, han estado trabajando, acompañando de diferentes formas, ofrendando, llevando remedios, comida, elementos de higiene, regalos a los niños y realizando apoyo escolar desde las casas.

Este andar de nuestras comunidades de fe, en muchos casos, acompañadas por el barrio, son las que día a día dan testimonio que el Espíritu de Dios está aquí, en tu comunidad, en tu familia, en tu barrio. A lo mejor no sabes cómo ayudar desde tu casa; es sencillo, ponte al servicio de quien lo necesita, ora y ten la confianza que Jesús que sana y obra milagros, estará al lado tuyo…

SIEMPRE!

VBM

Salmo 139:13-24. RVC

13 Tú, Señor, diste forma a mis entrañas;
tú me formaste en el vientre de mi madre!
14 Te alabo porque tus obras son formidables,
porque todo lo que haces es maravilloso.
¡De esto estoy plenamente convencido!
15 Aunque en lo íntimo me diste forma,
y en lo más secreto me fui desarrollando,
nada de mi cuerpo te fue desconocido.
16 Con tus propios ojos viste mi embrión;
todos los días de mi vida ya estaban en tu libro;
antes de que me formaras, los anotaste,
y no faltó uno solo de ellos.
17 Dios mío, ¡cuán preciosos me son tus pensamientos!
¡Cuán vastos son en su totalidad!
18 Si los contara, serían más que la arena;
si terminara de contarlos, tú aún estarías allí.
19 Dios mío, ¡quítales la vida a los malvados!
¡Aparta de mí a la gente violenta,
20 a esos enemigos tuyos
que blasfeman y se burlan de ti!
21 Señor, tú sabes que odio a los que te odian,
que mi enojo se enciende contra tus enemigos.
22 Son para mí totalmente aborrecibles;
¡los considero mis peores enemigos!
23 Señor, examina y reconoce mi corazón:
pon a prueba cada uno de mis pensamientos.
24 Así verás si voy por mal camino,
y me guiarás por el camino eterno.


Alabad al Señor

Antes que te formaras dentro del vientre de tu madre;
antes que tú nacieras, te conocía y te consagré.
Para ser mi profeta, de las naciones yo te escogí.
Irás donde te envíe, lo que te mande proclamarás.

Tengo que gritar, tengo que arriesgar. ¡Ay de mí si no lo hago!
¿Cómo escapar de ti? ¿Cómo no hablar, si tu voz me quema dentro?
Tengo que hablar, tengo que luchar. ¡Ay de mí si no lo hago!
¿Cómo escapar de ti? ¿Cómo no hablar, si tu voz me quema dentro?

No temas arriesgarte, porque contigo yo estaré.
No temas anunciarme, porque en tu boca yo hablaré.
Te encargo hoy a mi pueblo, para arrancar y derribar,
para edificar vas a destruir y también plantar.

Deja a tus hermanos, deja a tu padre y a tu madre;
abandona tu casa porque la tierra gritando está.
Nada traigas contigo porque a tu lado yo estaré.
Es hora de luchar, porque mi pueblo sufriendo está.

Gilmer Torres Ruiz – Canto y Fe 277

Lectura del día

Mateo 12:15-21

15 Cuando Jesús supo esto, se alejó de allí. Pero mucha gente lo siguió, y él los sanó a todos, 16 aunque les encargaba con firmeza que no lo descubrieran, 17 para que se cumpliera lo dicho por el profeta Isaías:
18 «Éste es mi siervo, a quien he escogido;
mi Amado, en quien se complace mi alma.
Pondré mi Espíritu sobre él,
y a las naciones anunciará juicio.
19 No disputará, ni gritará,
ni nadie oirá su voz en las calles.
20 No quebrará la caña cascada,
ni apagará la mecha humeante,
hasta que haga triunfar la justicia.
21 En su nombre esperarán las naciones.»

 

Mateo… Hace suyo un pensamiento con frecuencia manifestado en Marcos, a saber, que el Señor mandó guardar silencio sobre sus milagros y el misterio de su persona Cf. «Cuando se fueron de allí, pasaron por Galilea. Pero Jesús no quería que nadie lo supiera» (Mc. 9: 30). Este mandamiento de callar aquí adquiere un carácter especial por el plan homicida, que tienen los adversarios de Jesús del que se acaba de hablar « Pero los fariseos, en cuanto se fueron, conspiraron para matar a Jesús.» vers.12: 14. Jesús parece que se aparta de estos y se retira. Por consiguiente tampoco es conveniente darlo a conocer. Jesús continúa sus curaciones, pero no para que se hable en una extensa zona de los alrededores.

Parece haber pasado el tiempo en que sus obras hablan por sí mismas, es decir en favor de él. La enemistad va en aumento, como un torrente impetuoso, de tal forma que tiene que esconderse. ¿Debemos ya ver en ello una señal del fracaso, una resignación ante la fuerza apremiante de la contradicción? Mateo prosigue esta cuestión con el texto del profeta Isaías.

Hay pocas citas del Antiguo Testamento en Mateo tan detalladamente. Con esta cita se nos ofrece una llave para comprender al Mesías. Al retirarse Jesús obligado por los demás, se trasluce en él la imagen del siervo de Yahveh que se encuentra en Isaías. Dios no anula nada de lo que ha dotado a su siervo desde el principio. Dios le ha elegido para que sea el Emmanuel «Dios con nosotros» y para salvar «a su pueblo de sus pecados» Mt 1:21-23.

Estimada lectora, lector esto que he escrito esta esta semana, no sólo lo he escrito para Ustedes, solamente, sino también para mí…

La Escritura nos asegura que no seguimos a un fracasado, a un loco que huye de la justicia ni a un agitador político. Como diría Federico Pagura « Seguimos al Señor de la victoria» Y es más… Este maravilloso Señor no solo perdonó nuestros pecados de una vez y para siempre sino que nos invitó a ser parte de su pueblo sin ninguna condición o requisito. … Justamente en este momento pandemia y cuarentena es “el Dios cono nosotras y nosotros”. Animándonos, acompañándonos, presente y aprobando todos nuestros medios de protección posibles…

¡Qué agradecido estoy! De tener a Jesús presente en mi vida, y sin duda estimada lectora-lector, en la suya también… ¡ALELUYA…!!! Amén.

ROG

Oremos en paz y en comunión…

Dios Padre y Madre; reafirma nuestra fe y confianza en tu presencia porque sabemos que en este tiempo de pandemia y cuarentena, sólo nuestros cuidados preventivos y tu poder sanador nos librará, de situaciones graves. Ahora… Recibe nuestra alabanza, honra y gratitud por estar siempre presente en medio de tu pueblo. Oramos en el nombre de Jesús, hijo tuyo y hermano nuestro. AMÉN.


Oramos por…

  • Todas las familias que han perdido un ser querido por el OVID19.
  • Por aquellas personas que están enfermas, haciendo tratamientos.
  • Para que Jesús, con su poder de sanidad, ayude a quienes están enfermos/as.
  • Para que Dios siga impulsando a nuestra iglesia, en su trabajo social, de misión.
  • Por nuestros niños, niñas.
  • Por los docentes de las escuelas y nuestros docentes de las escuelas bíblicas.
  • Para que mucha gente reciba a Dios en sus vidas.
  • Por la justicia en nuestro país.
  • Para que deje de existir la discriminación, violencia de todo tipo y odio.
  • Por los países hermanos que también están sufriendo esta pandemia.
  • Por nuestros líderes, pastoras, pastores.
  • Por aquellas familias que tienen a sus mayores en hogares, para que Dios los cuide en todo momento.

Seguimos orando con nuestros motivos particulares…


Quedate con nosotros, Señor!!!!


Suscribite al envío semanal

Compartir

X