Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 23 de octubre

23 Oct 2019
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 23 de octubre

Encuentro con Dios


Salmo 129 – RVC

Muchas han sido mis angustias
desde mi juventud…
—que lo reconozca el pueblo de Israel—,
Muchas han sido mis angustias
desde mi juventud,
pero no lograron vencerme.
Sobre mis espaldas pasaron los arados
y me dejaron profundas huellas,

Pero el Señor, que es justo,
me libró de las ataduras de los malvados.
¡Que huyan avergonzados
todos los que odian a Sión!
¡Que sean como la hierba en el tejado,
que se marchita y nunca crece,
que no alcanza a llenar la mano del segador,
ni jamás llega a formar un manojo!

Que nunca le digan los que pasan:
«¡Que el Señor los bendiga!
¡Nosotros los bendecimos en el nombre del Señor!


Alabad al Señor

Te busco Señor. Te ruego Señor, clamo a ti óyeme.
Te busco Señor. Te ruego, Señor, ven, escucha mi voz.

Canto y Fe 444

Lectura del Día

Lucas 22: 39-46 – RVC

Jesús salió y, conforme a su costumbre, se fue al monte de los Olivos. Sus discípulos lo siguieron. Cuando llegó a ese lugar, Jesús les dijo: «Oren para que no caigan en tentación.» Luego, se apartó de ellos a una distancia como de un tiro de piedra, y allí se arrodilló y oró. Y decía: «Padre, si quieres, haz que pase de mí esta copa; pero que no se haga mi voluntad, sino la tuya.» [Se le apareció entonces un ángel del cielo, para fortalecerlo. Lleno de angustia, oraba con más intensidad. Y era su sudor como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra.] Cuando Jesús se levantó después de orar, fue a donde estaban sus discípulos, y a causa de la tristeza los halló durmiendo. Les dijo: « ¿Por qué duermen? ¡Levántense y oren para que no caigan en tentación!»

Las y los contemporáneos de Jesús, que disfrutaban de una buena posición económica; tenían por lo general, unos jardines privados en el monte de los Olivos. Es posible, que algún amigo de Jesús le permitiera usar su jardín, donde Él acostumbraba a retirarse a orar. El evangelio hoy, nos invita a ser muy reverentes; pues, entramos en la intimidad sagrada de Jesús. Pensemos que… ¡Sólo tenía treinta y tres años… Nadie quiere morir a esa edad…! Además, sabía lo que era la crucifixión. ¿Recordamos lo que dijimos en la época da Navidad?

Estaba en agonía(*); no hay escena que se pueda comparar en toda la historia bíblica. Era el momento decisivo de la vida de Jesús. Todavía podía volverse atrás y evitar la cruz. La liberación del mundo estaba pendiente de aquella decisión de Jesús mientras sudaba grandes gotas de sangre en Getsemaní.

Puede decirse en un tono de resignación impotente, como el que se sabe en las garras de un poder contra el que no puede luchar. Esas palabras pueden indicar, tal como decía nuestro querido y recordado Obispo F. PAGURA:

 

“Todo acabó en una tumba, todo acabó en una cruz;
“Todos los sueños forjados en años de lucha, asombro y dolor.
“Nadie responde a esta angustia. ¿Ha enmudecido hasta Dios?
“Se ha puesto el sol en el mundo, Señor, y murió la esperanza.”

 

Puede decirse como si uno hubiera llegado a una rendición total, en reconocimiento de una derrota completa. Puede decirse en un tono de frustración porque el sueño que se esperaba no se va a realizar. Estas palabras pueden ir cargadas de desilusión y hasta rabia, porque no hay nada que se pueda hacer. Puede decirse con el acento de una confianza perfecta. Así es como lo dijo Jesús. Estaba hablando con Alguien que es un Padre y Madre, con una Divinidad cuyos brazos eternos le sostenían y rodeaban aun en la cruz.

Lo más difícil de la vida es aceptar lo que no podemos entender; lo que no podemos superar, lo que agota nuestras fuerzas produciendo “broncas”, desanimo, abriendo las puertas a la desesperanza. Pero…todo lo podemos hacer si imitamos a Cristo, cuando demostró su seguridad en el amor de Dios. Jesús con esa actitud orante ganó la batalla; nosotras y nosotros con su divina gracia, también podemos vencer. ¡Aleluya…! Amén.

(*) La palabra agonía viene del griego ἀγών (agón – Lucha por la vida). … La palabra griega ἀγών se relaciona con una raíz indoeuropea *ag- (conducir), presente en el latín agere (llevar a cabo) de donde tenemos palabras como: agenda, agitar, ambiguo, ambages, etc. La palabra ἀγών (agón) en griego significa lucha, combate o partido.
ROG

Motivos de Oración

  • Por nuestras congregaciones en todo el país.
  • Por el trabajo en cada una ella y sus desafíos.
  • Para que en la última etapa de este año, podamos encontrarnos y re encontrarnos con la certeza de que Jesús estará impulsándonos y dándonos todo el amor para compartir y trabajar en la comunidad.
  • Por nuestros niños.
  • Para que podamos ayudar y acompañar en la organización de los campamentos de verano.
  • Por pastores, pastoras, líderes, que trabajan anunciando el Evangelio en nuestras iglesias.
  • Por los enfermos.
  • Agreguemos los motivos personales y comunitarios para esta semana.

Recomendación y Bendición Apostólica

“Cuando partas tu pan con el hambriento, cuando albergues a los pobres en tu casa, cuando abrigues al desnudo y no te escondas de tu hermano, entonces nacerá tu luz como el alba, y la gloria del Señor te acompañará; clamarás al Señor, y él te dirá: Aquí estoy”

Isaías 58:7-9

De manera que:
Gloria a Dios Padre y Madre,
Al Hijo y al Espíritu Santo,
Como fue ayer, es hoy y
Será por siempre,
AMÉN

 



propuestas anteriores

Compartir

X