Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 22 de julio

21 Jul 2020
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 22 de julio

Encuentro con Dios


Hoy, el tema que vamos a compartir es el llamado de Jesús a quienes iban a ser sus discípulos y con esta reflexión, esa certera convicción de Jesús de decirles, “síganme”.

Trae a mi mente la canción que tantas veces hemos compartido en nuestras congregaciones: Jesús trae una noticia, todo el mundo se debe enterar, viene un tiempo de paz y justicia. ¿Quién le ayuda a proclamar? Vamos Simón, vamos, Andrés; vamos, Santiago y Juan también….

Y sí, no solo queda en la canción; el desafío, el llamado de Jesús es concreto: nos llama por el nombre y nos dice que lo sigamos. Y al seguirlo dejamos todo lo viejo para revestirnos de lo nuevo y de ese modo, trabajamos para su reino, que nos es algo etéreo sino bien real. Su reino está en la defensa de la justicia, en la construcción de la paz, en el trabajo cotidiano por la defensa de los derechos, la libertad y  en el amor al prójimo.

¡Jesús te escogió!

VBM


Salmo 40:1-8 RVC

1 Cuando el Señor nos haga volver a Sion,
nos parecerá estar soñando.
Nuestra boca se llenará de risa;
nuestra lengua rebosará de alabanzas.
Entonces las naciones dirán:
« ¡El Señor ha hecho grandes cosas por éstos!»
Sí, el Señor hará grandes cosas por nosotros,
y eso nos llenará de alegría.
Señor, ¡haz que volvamos de nuestra cautividad,
y que corramos libres como los arroyos del desierto!
¡Haz que los que siembran con lágrimas
cosechen entre gritos de alegría!
¡Que los que entre sollozos esparzan la semilla,
vuelvan alegres trayendo sus gavillas!


Alabad al Señor

Cuando el Señor nos libre de este cautiverio,
parecerá un sueño
y nuestra boca sonreirá contenta
y cantaremos sin cesar.

Cuando el Señor, al fin, la aurora nos restaure,
parecerá un sueño
y nuestras manos se unirán, felices,
para afirmar la libertad.

Cuando el Señor construya nuestro horizonte,
parecerá un sueño
y nuestros ojos verán sorprendidos,
un nuevo mundo germinar.

Cuando el Señor nos una a todos, victorioso,
parecerá un sueño.
Ya nuestras lágrimas habrán pasado
y cielo y tierra se unirán.


Lectura del día

Lucas 6:12-19 RVC

12 Por esos días Jesús fue al monte a orar, y pasó la noche orando a Dios. 13 Al llegar el día, llamó a sus discípulos y escogió a doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles, a saber: 14 Simón, a quien llamó Pedro; su hermano Andrés, Jacobo, Juan, Felipe, Bartolomé, 15 Mateo, Tomás, Jacobo hijo de Alfeo, Simón, conocido como el Zelote, 16 Judas hijo de Jacobo, y Judas Iscariote, que llegó a ser el traidor. 17 Jesús descendió con ellos y se detuvo en un llano, en compañía de sus discípulos y de una gran multitud de toda Judea, de Jerusalén y de la costa de Tiro y Sidón. Habían venido a escucharlo y a ser sanados de sus enfermedades. 18 También eran sanados los que eran atormentados por espíritus impuros. 19 Toda la gente procuraba tocarlo, porque de él salía un poder que sanaba a todos.

 

Estimada lectora, lector…

Supongamos que Usted o yo, estamos a cargo de una oficina de personal y vienen unas personas que, por supuesto, convocamos, después de haber presentado sus currículos vitae solicitando empleo… Sabemos que “el Directorio de la Empresa necesita gente”, como se dice comúnmente.  Leemos los informes previos que nos enviaron, de dicha gente y… según el informe el tal Pedro tiene muy mal carácter que compromete sus relaciones impersonales, Juan es muy joven y le falta experiencia, por otro lado hemos sabido que Simón Zelote ha estado en luchas gremiales, este puede traer problemas a la empresa, Tomas lo podríamos ubicar en el sector ventas pero no está convencido que el producto que vendemos, sea bueno… Ufff… Qué problema, todos los que se presentaron tienen algo que no nos convence para darles el empleo… Nos llaman del Directorio para que le informemos sobre las entrevistas y después de presentarlo; una Señora que parece ser la dueña de la empresa con voz firme, que no admite ninguna contradicción nos dice: ― ¡deles a todos el empleo…!

Sin duda alguna; nosotras y nosotros nunca le viéramos dado empleo a ese grupito de personas; sin embargo Jesús los llamó, confío en ellos a pesar de todo, les dio una tarea… La gran tarea de llevar un mensaje de liberación para todas las personas…

¡Aleluya…!!! ¡Qué maravilla a nosotras y nosotros, también nos llamó para hacer la gran tarea, a pesar de nuestras limitaciones, dudas, falta de fe, inconstancias, estados de ánimo variables, múltiples adversidades… En fin… Este llamado una vez que ha sido hecho y nosotras y nosotros respondido que sí, no tiene vuelta atrás. La tarea puede ser difícil pero jamás estaremos solas, solos; pues: « Durante el día, el Señor irá delante nuestro y nos guiará mediante una columna de nube; durante la noche, nos alumbraba con una columna de fuego. Así podremos avanzar de día y de noche, y en ningún momento del día se apartará de nosotras y nosotros, la columna de nube, ni tampoco de noche se apartará la columna de fuego; pues su Espíritu siempre estará presente. (Paráfrasis de Éxodo 13: 21-22). AMÉN

RG

Oremos en paz y en comunión…

Dios, Padre y Madre nuestro, que vienes hasta nosotros en Jesús de Nazaret, con su palabra y con sus obras; queremos darte las gracias por esa presencia tuya en medio de nosotros en medio de esta pandemia; que a pesar del hastío y la incomodidad que ella nos ayude a profundizar en nuestra vida cristiana para que tengamos una fe cabal que nos haga vivir conforme a lo que creemos. Te lo pedimos por Jesús, hijo tuyo y hermano nuestro. Amén


Oremos por…

  • Las personas que día a día, colaboran para extender una mano a quienes están solos, solas, padeciendo tanto el COVID como otras enfermedades.
  • Para que nuestras iglesias sigan mostrando en su misión, el testimonio de estos apóstoles llamados por Jesús.
  • Por nuestros jóvenes que trabajan y dan nuevas ideas para compartir la palabra de Dios en las comunidades.
  • Por los devocionales, cultos, momentos de oración que compartimos en todo el país.
  • Por nuestros pastores, pastoras, líderes.
  • Para que la misión y evangelización de nuestra iglesia se vea reflejada en la acción cotidiana a través del trabajo de su acción social, derechos humanos, educación cristiana, evangelización, espiritualidad y liturgia y muchas otras comisiones que conforman nuestros trabajos.
  • Para que la gente que conforma nuestro país y los países del mundo, vea más allá de sus prioridades y conveniencias y sea solidaria, comprensiva y tolerante.



Suscribite al envío semanal

Compartir

X