Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 21 de abril

20 Abr 2021
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 21 de abril

No te detengas


No dejes que termine el día sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte, que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta. Somos seres llenos de pasión.
Disfruta del pánico que te provoca tener la vida por delante.
Vívela intensamente, sin mediocridad.

Adaptado de WALT WHITMAN (1819-1892)

Con la Biblia en la mano

Lucas cuenta en el capítulo 21 que Jesús les estaba hablando de su venida y antes de terminar les confirma que “El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán” Lucas 21:33

Los castillos surgieron allí por el siglo IX, aunque proliferaron durante la Edad Media. Su objetivo era la defensa de las tierras y de los señores feudales y sus familias. Se confió en la solidez de la construcción en piedra y en una arquitectura específica.

Un sueño que siempre he guardado en mi corazón fue el de poder visitar un castillo medieval, de aquellos construidos con grandes piedras talladas, de enormes salones, altos ventanales y pequeñas puertas. Poder tocar aquellas piedras por las que han pasado cientos de años y cientos de historias, caminar por sus salones donde la historia se hace vívida y tratar de escuchar el eco de las voces del pasado, de una vida que fue pasando y dejando huella, marcando para siempre el paso inexorable del tiempo. Hoy la gran mayoría de los castillos se hallan en ruinas, de algunos solo quedan algunas pocas piedras que marcan el lugar donde fueron levantados.

Una canción de María Elena Walsh dibuja mágicamente el recuerdo romántico de aquellos castillos cuando dice: Los castillos se quedaron solos, sin princesas ni caballeros. Solos a la orilla de un río, vestidos de musgo y silencio. A las altas ventanas suben los pájaros muertos de miedo. Espían salones vacíos, abandonados terciopelos.

La vida pasó para ellos, como ha pasado para todo en esta tierra bendita en la que vivimos, incluso para nosotros, la vida pasa y nada puede detenerla. ¡Cómo quisiéramos que no fuera así! ¡Cuánta necesidad de aferrarnos a aquello que sea firme y perdurable al paso del tiempo! Pero ya ves, ni los grandes castillos pudieron contra el tiempo…


TIEMPO DE AYUNO Y ORACIÓN

El salmista nos habla de lo único perdurable en el Salmo 18: 1-2;

Sería bueno orar con las palabras del Salmo y con el corazón abierto al Señor declararlo nuestra roca, nuestro defensor, nuestra salvación.

Porque Dios es el dueño del tiempo, a Él no le afecta que pase. Todo pasará, el cielo, la tierra, las fortalezas, los altos edificios, los adelantos científicos, la vida misma…y Dios seguirá allí, firme y fuerte, como aquellos castillos en su tiempo.

Aférrate a lo único que es perdurable, tu fe te guiará a la fortaleza del Señor… a propósito, a Dios gracias pude cumplir con mi sueño…

Tomado de lo escrito por la Pastora Mariana Beux

Aunque los tiempos se presenten difíciles el Señor nos invita a vivir con ánimo y con coraje porque él seguirá con nosotros, entonces NO TE DETENGAS!! (Te invito a que vuelvas a leer el comienzo, todavía tienes la vida intacta, atrévete a vivir intensamente).

ORAMOS POR UNA VIDA DE FE Y ESPERANZA DE LA MANO DEL SEÑOR.


Oramos todos juntos y juntas por


  • Este tiempo de Resurrección, oramos para que el Espíritu del Señor sople sobre nuestras vidas muchas veces un poco caídas y sin ánimo.
  • Que nos de palabras y gestos para alcanzar a quienes todavía no conocen a Jesús.
  • Oramos que siempre haya verdad y justicia, en lo que se dice o se publica, que el poder del Señor sople y lleve lejos las malas intenciones de confundirnos y enfrentarnos unos a otros.
  • La Iglesia Nacional, el Obispo, los Pastores y Pastoras, que siguen sosteniendo la comunión en sus lugares habituales de mil formas diferentes Virtuales o presenciales.
  • Por quienes tienen que tomar decisiones en esta nueva ola donde el virus se está acomodando nuevamente.
  • Oramos Señor para que se termine la pandemia y podamos volver a sentir que el aire es bueno, que encontrarnos con familia y amigos no nos hace mal, y que juntos podamos alabar y bendecir tu nombre.
  • Clamamos Señor por los enfermos, por aquellos que luchan para salir de la enfermedad, tu amor y tu misericordia en cada uno de los que te necesitan.

Las Comunidades de Fe:

  • ¡¡Mar del Plata está orando para ver crecer la Iglesia con jóvenes, niñas y niños!! ¡¡Cuando los hermanos y hermanas oran juntos el Señor manda bendición!!
  • Distrito Córdoba: Que tu Consuelo oh Dios llegue a las familias que están atravesando problemas económicos, de salud y de relaciones. Restaura y transforma nuestras familias.
  • Distrito Norteño, para poder programar actividades juntos, para crecer como distrito.
  • Por la comunidad de Tucumán, Pido que oremos por sus jóvenes y adolescentes, por sus hogares, y que el Señor los ilumine para tener un encuentro personal y reconocerlo como Señor de sus vidas.
  • ORAMOS por los Hogares LOWE, por su situación económica, para que florezca aún en este tiempo de pandemia. Amado Padre tú lo haces posible. Por el personal que trabaja allí, que sientan la bendición del Señor por la tarea que realizan y a la vez estén tranquilos sabiendo que pueden seguir trabajando. Por cada uno de los niños y niñas que están en los hogares, bendícelos Señor, con alegría, con ternura, con esas risas que sólo los más chicos pueden contagiarnos. Una bendición especial para todos los que allí habitan, tu abrazo a cada uno y tu caricia sobre sus cabezas sintiendo tu presencia.

Te lo pedimos en el nombre de Jesús.

Amén


DIOS te tiene en su agenda cada día y te bendice, sé agradecida/o con su bendición.

¡¡¡Hasta la próxima semana!!!

Pastora Cristina Dinoto
Comisión Nacional de Liturgia IEMA
Compartir

X