Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 20 de noviembre

29 Oct 2019
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 20 de noviembre

Encuentro con Dios


Salmo 76: 1, 10-11 – RVC

Dios es bien conocido en Judá;
grande es su nombre en Israel.

La ira humana redunda en tu alabanza;
todos sus enojos se vuelven para ti una corona.
¡Cumplamos a Dios el Señor nuestras promesas!
Todos los que rodean al Dios temible, ¡tráiganle ofrendas!
Dios abate el ánimo de los príncipes,
e infunde temor en los reyes de la tierra.


Alabad al Señor

Un poco después del presente alegre el futuro proclama
La fuga total de la noche,la luz que ya el día derrama.

Venga tu reino, Señor,
La fiesta del mundo recrea
//y nuestra espera y dolor
Transforma en plena alegría.//
//Aié, eiá, aié, aé, aé, aé.//

Capullo de amor y esperanza,anuncio de flor que será,
Promesa de hallar tu presencia que vida abundante traerá.

Anhelo de tierra sin males, edén de las plumas y flores,
De paz y justicia hermanando un mundo sin odio y dolores.

Anhelo de un mundo sin guerras,nostalgia de paz e inocencia,
De cuerpos y manos que se unen, sin armas, sin muerte y violencia

Anhelo de un mundo sin dueños, sin débiles y poderosos;
Derrota de todo sistema que crea palacios y ranchos.

Nos diste, Señor, la simiente señal de que el reino es ahora.
Futuro que alumbra el presente,viniendo ya estás sin demora.

SILVIO MEINCKE, Canto y Fe 330

Lectura del Día

Mateo 24: 1-14 – RVC

Jesús salió del templo, y ya se iba cuando sus discípulos se acercaron para mostrarle los edificios del templo. Él les dijo: «¿Ven todo esto? De cierto les digo, que no quedará aquí piedra sobre piedra. Todo será derribado.»Mientras Jesús estaba sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron por separado, y le dijeron: «Dinos, ¿cuándo sucederá todo esto, y cuál será la señal de tu venida y del fin del mundo?» Jesús les respondió: «Cuídense de que nadie los engañe. Porque muchos vendrán en mi nombre, y dirán: “Yo soy el Cristo”, y engañarán a muchos. Ustedes oirán hablar de guerras y de rumores de guerras; pero no se angustien, porque es necesario que todo esto suceda; pero aún no será el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino, y habrá hambre y terremotos en distintos lugares. Todo esto será sólo el comienzo de los dolores.»Entonces los entregarán a ustedes para ser torturados, y los matarán, y todos los odiarán por causa de mi nombre. 10 En aquel tiempo muchos tropezarán, y unos a otros se traicionarán y odiarán. 11 Muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; 12 y tanto aumentará la maldad que el amor de muchos se enfriará. 13 Pero el que resista hasta el fin, será salvo. 14 Y este evangelio del reino será predicado en todo el mundo para testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin.

 

Estimada lectora, lector; déjenme decirle con mucho respeto, sin que se nos escape una sonrisa… ¡Pero este el “el evangelio de las desgracias”…! A ver…

Falsos mesías, guerras, hambre, pestes,terremotos, «habrán prodigios grandes y espantosos en el cielo» ¿Qué más…? Sí; esto es «el principio de los dolores.» Es el fin, en la perspectiva inmediata de la destrucción de Jerusalén; en un futuro histórico de, más o menos, cuarenta años…  O sea, Jesús, hasta aquí, vaticinó a sus discípulos, con un género apocalíptico, la época de trastornos y dolores que precederán a la destrucción de Jerusalén.

Pedro y Esteban, aprendieron bien la lección de RESISTIR; pues Pedro, «lleno del Espíritu Santo,» ante el sanedrín al ser interpelado (Hechos 4:8). Y Esteban ante el sanedrín, que le examina, y se levanta contra él, pero «sin poder resistir la sabiduría y el Espíritu con que hablaba» (Hechos 6:8-10).

Hoy el Evangelio nos anuncia esperanza y nos anima a resistir frente a todo tipo de adversidades y opresiones; asegurándonos la presencia del Espíritu Santo que nos socorrerá y ayudará a salir del mal trance. Muchas de nosotras y nosotros pudimos y podremos dar testimonio de esto, de manera que: ¡Bendito sea nuestro Dios Padre y Madre por su acción liberadora! Amén.

ROG

Motivos de Oración

  • Quienes resisten con fe, las injusticias, trabajando y esperando la justicia de nuestro Salvador.
  • Para que Jesús nos guíe siempre en el camino de la verdad.
  • Por nuestros abuelas y abuelos que nos dan el ejemplo de fe y sabiduría.
  • Por nuestras escuelas bíblicas, dominicales, estudios bíblicos y reuniones de oración.
  • Para que seamos luz y sal en esta sociedad.
  • Por nuestros enfermos.
  • Por quienes buscan trabajo.
  • Por los que están estudiando y rindiendo exámenes.
  • Por nuestro país.

Agreguemos los motivos personales y comunitarios a éstos, con la certeza de que Dios nos está acompañando.


Recomendación y Bendición Apostólica

Hermanas y hermanos, les rogamos que tengan respeto a los que trabajan entre ustedes, los dirigen en las cosas del Señor y los amonestan.Deben estimarlos y amarlos mucho, por el trabajo que hacen. Vivan en paz unos con otros.También les encargamos, que reprendan a los indisciplinados, que animen a los que están desanimados, que ayuden a los débiles y que tengan paciencia con todos.Tengan cuidado de que ninguno pague a otro mal por mal. Al contrario, procuren hacer siempre el bien, tanto entre ustedes mismos como a todo el mundo. Estén siempre contentos. Oren en todo momento. Den gracias a Dios por todo, porque esto es lo que él quiere de ustedes como creyentes en Cristo Jesús.No apaguen el fuego del Espíritu. No desprecien el don de predicar. Sométanlo todo a prueba y retengan lo bueno.Apártense de toda clase de mal.

1ª TESALONICENSES 5: 13-24, 28. (DHH)

Que Dios mismo, el Dios de paz, los haga a ustedes perfectamente santos, y les conserve todo su ser, espíritu, alma y cuerpo, sin defecto alguno, para la venida de nuestro Señor Jesucristo. Que nuestro Señor Jesucristo derrame su gracia sobre ustedes. Amén



propuestas anteriores

Compartir

X