Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 18 de mayo

17 May 2022
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 18 de mayo

Recordando a Wesley


Compartimos hoy una pequeña parte del diario personal de Juan Wesley contando esa experiencia en 24 de mayo de 1738:


…Vi bien que nadie podía (en la naturaleza de las cosas) tener tal seguridad de perdón y no sentirla. Yo no la sentía…

…Por la gracia de Dios decidí buscar esa fe hasta el final…Así continué buscándola…hasta el miércoles 24 de mayo. Pienso que alrededor de las cinco de la mañana que abrí mí Testamento en aquellas palabras: Nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina. (2P.1.4.) En el momento de salir abrí nuevamente el Testamento en aquellas palabras: No estás lejos del reino de Dios (Mc.12.34)

…En la noche fui de muy mala gana a una sociedad en la Calle de Aldersgate, donde alguien estaba dando lectura al prefacio de la Epístola a los Romanos de Lutero. Cerca de un cuarto para a las nueve de la noche, mientras él describía el cambio que Dios obra en el corazón a través de la fe en Cristo yo sentí un extraño ardor en mi corazón. Sentí que confiaba en Cristo, sólo en Cristo para la salvación, y recibí una seguridad de que él me había quitado todos mis pecados, aun los míos, y me había librado de la ley del pecado y de la muerte. (Rom. 8.2).

Diario de John Wesley sobre la experiencia del 24 de mayo de 1738


Con la Biblia en la mano

¡Despierta, Levanta! (Trechos del Sermón Despiértate, tú que duermes –de Juan Wesley)
Efesios 5:14

¿En qué estado se encuentra tu alma? ¿tienes aceite en tu lámpara? ¿Gracia en el corazón? ¿Amas al Señor con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas? ¿Eres verdaderamente cristiano, es decir, criatura nueva? ¿Te ha enseñado él que por gracia eres salvo por medio de la fe; y esto no de ti mismo, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe?

Ojalá escuches en todo esto la voz que despierta a los muertos, y sientas el golpe de su Palabra, como martillo que quebranta la piedra. Si oyeres hoy su voz, no endurezcas tu corazón. Despiértate, tú que duermes ..Dios es luz, y se revela a todo pecador que despierta y busca…Dios, por el amor de Cristo te ha perdonado…serás gratuitamente justificado por la fe. Y también por la fe serás santificado, y sellado en él, porque Dios nos ha dado vida eterna, y esta vida está en su Hijo…ya es hora de despertarnos de nuestro sueño…


Un tiempo para pensar… orar y ayunar…


Señor, ¿cuántas veces no hemos sido capaces de amarte y amar al prójimo como tú nos enseñaste?

¿Cuántas veces descuidamos lo que sembramos y en la cosecha no vemos frutos?

¿Cuántas veces hemos dejado de vivir Tu palabra pues no sabemos colocar en actos lo que proclamamos con nuestros labios?

Hemos estado más preocupados con nosotros mismos que con el compromiso de anunciar tu Evangelio. Te pedimos, Señor, que nos perdones y derrames tu Espíritu para que podamos caminar como una comunidad que proclama y vive tu Evangelio, a pesar de nuestras diferencias y dificultades. Amén


¿Cómo entendemos nosotros, nosotras, la experiencia de Juan Wesley, desde nuestro momento histórico?

Nos toca a cada uno, cada una, reflexionar y contestarse la pregunta.

¡Bendiciones en la tarea!

 Y los invito a deleitarse escuchando y cantando con “CANTO Y MÚSICA DE ESPERANZA”



JUNTAMOS LAS MANOS y colocamos dentro, TODOS LOS MOTIVOS DE ORACIÓN.

Esperamos los motivos de oración de los Distritos y/o comunidades para la próxima semana compartirlos.

Oramos todos juntos y juntas por


  • La misión de la Iglesia en este tiempo de RESURRECCIÓN Pastoras y Pastores y hermanas y hermanos que conforman los Equipos Pastorales, que el Señor nos renueve las fuerzas, la alegría de servir a las comunidades, que no nos gane el desánimo, y sí tengamos el ímpetu que nos trae la GRACIA de DIOS, para mirar con ojos nuevos y corazón nuevo, este tiempo desde el evangelio.
  • ORAMOS en este tiempo de RESURRECCIÓN sea desafiar y desafiarnos predicando al Jesús vivo entre nosotros, para llegar a ser Iglesias misioneras, con el mensaje de amor y poder de Cristo Jesús para este nuevo tiempo de vida.
  • La Iglesia Nacional, el Obispo, la Junta General, los Administradores, que el Señor los guíe en sabiduría para la tarea a la que fueron llamados.
  • Ya estamos orando por la Asamblea Nacional para el 2022, Asamblea del Reencuentro, llena de abrazos contenidos, de charlas que tenemos postergadas; que el Señor nos vaya abriendo caminos para que sea una sentida Asamblea de su pueblo donde el gozo del Señor se haga presente.
  • Oramos para enamorarnos del Evangelio de Jesús, y así salir a sembrar como él lo hacía, en los caminos del pueblo, con la gente que andaba por allí.
  • Oramos por las familias que tienen que enfrentar grandes preocupaciones (trabajo , enfermedad, vivienda), para que no se trasladen a las relaciones familiares, sino que pueda haber diálogo franco y sincero para resolver las dificultades.
  • POR LA PAZ ENTRE LOS PAÍSES. Señor ¡ TEN PIEDAD!!
  • Te damos gracias y ponemos en tus manos todos aquellos lugares donde sirven a otros, con meriendas, comedores, alimentos, ropa de abrigo, materiales para la construcción y varias cosas más.
  • ORAMOS por discernimiento, sabiduría, palabra y acción para enfrentar situaciones de conflicto dentro de las comunidades de fe, en los hogares, y en el barrio mismo donde vivimos.
  • Los Hogares LOWE, por su situación económica, para que florezca aún en este tiempo de pandemia. Amado Padre tú lo haces posible. Por el personal que trabaja allí, que sientan la bendición del Señor por la tarea que realizan y a la vez estén tranquilos sabiendo que pueden seguir trabajando. Por cada uno de los niños y niñas que están en los hogares, bendícelos Señor, con alegría, con ternura, con esas risas que sólo los más chicos pueden contagiarnos. Una bendición especial para todos los que allí habitan, tu abrazo a cada uno y tu caricia sobre sus cabezas sintiendo tu presencia.
  • ORAMOS POR TODAS LAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS QUE TIENE LA IGLESIA, que sean  espacios de  aprender y espacios donde conocer y acercarse a Dios, Sean bienaventurados, bienaventuradas alumnado y docentes de cada uno de los lugares.

DIOS te tiene en su agenda cada día y te bendice, sé agradecida/o con su bendición.

¡¡¡Hasta la próxima semana!!!

Pastora Cristina Dinoto
Comisión Nacional de Liturgia IEMA
Compartir

X