Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 17 de julio

16 Jul 2019
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 17 de julio

Encuentro con Dios


Salmo 7 RVC

Dios es mi escudo;
él salva a los rectos de corazón.
Dios es un juez justo,
siempre enojado con la gente malvada.
Listos tiene el arco y la espada
para actuar contra ellos, si no se arrepienten.

Listas tiene también armas mortales;
¡ya ha preparado ardientes saetas!
El malvado concibe hacer el mal;
tan preñado está de maldad
que de él nace la mentira.
Ha cavado un pozo muy profundo,
y en ese mismo pozo caerá.
Su maldad se volverá contra él;
sus agravios recaerán sobre él mismo.

¡Yo alabaré al Señor por su justicia!
¡Cantaré salmos al nombre del Dios altísimo!


Alabad al Señor

Cuando el pobre nada tiene y aún reparte
Cuando alguien pasa sed y agua nos da,
Cuando el débil al más débil fortalece,
// Va Dios mismo, en nuestro mismo caminar. //

Cuando alguien sufre y logra su consuelo,
Cuando espera y no se cansa de esperar,
Cuando amamos aunque el odio nos rodee,
// Va Dios mismo, en nuestro mismo caminar. //

Cuando crece la alegría y nos inunda,
Cuando dicen nuestros labios la verdad,
Cuando amamos el sentir de los sencillos,
// Va Dios mismo, en nuestro mismo caminar. //

Cuando abunda el bien y todos lo comparten,
Cuando alguien donde hay guerra pone paz,
Cuando ¨hermano¨ le llamamos al extraño,
// Va Dios mismo, en nuestro mismo caminar. //

José A. Olivar – Canto y Fe 317

Lectura del Día

Mateo 25:31-46. RVC

Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, se sentará en su trono de gloria, y todas las naciones serán reunidas ante él. Entonces él apartará a los unos de los otros, como aparta el pastor a las ovejas de los cabritos. Pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda, y entonces el Rey dirá a los de su derecha: “Vengan, benditos de mi Padre, y hereden el reino preparado para ustedes desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; fui forastero, y me recibieron; estuve desnudo, y me cubrieron; estuve enfermo, y me visitaron; estuve en la cárcel, y vinieron a visitarme.” Entonces los justos le preguntarán: “Señor, ¿cuándo te vimos con hambre, y te dimos de comer; o con sed, y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recibimos; o desnudo, y te cubrimos? ¿Cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y te visitamos?”Y el Rey les responderá: “De cierto les digo que todo lo que hicieron por uno de mis hermanos más pequeños, por mí lo hicieron.” Entonces dirá también a los de la izquierda: “¡Apártense de mí, malditos! ¡Vayan al fuego eterno, preparado para el diablo y sus ángeles! Porque tuve hambre, y no me dieron de comer; tuve sed, y no me dieron de beber; fui forastero, y no me recibieron; estuve desnudo, y no me cubrieron; estuve enfermo, y en la cárcel, y no me visitaron.” Ellos, a su vez, le preguntarán: “Señor, ¿cuándo te vimos con hambre, o con sed, o forastero, desnudo, enfermo, o en la cárcel, y no te servimos?” Y él les responderá: “De cierto les digo que todo lo que no hicieron por uno de estos más pequeños, tampoco por mí lo hicieron.” Entonces éstos irán al castigo eterno, y los justos irán a la vida eterna.

 

Comencemos diciendo, estimada(o) lector; soy leal al leccionario… El ¿por qué? Lo dejamos para otra oportunidad…

Lo que me asombra es que la lectura del Evangelio, justo  hoy, es una convocatoria movilizadora a la Comunidad de Fe, por la furia con que el frío ataca a un buen grupo de personas desamparadas, sin hogar, hasta quitarles la vida en esta bendita Buenos Aires, ―desconozco si sucede lo mismo en otras provincias…

Ahora bien… No  vamos a escudarnos en exégesis, teologías o interpretaciones pueriles sobre este texto, que habla por sí mismo, mientras que la gente de quienes hablamos… ¡SE MUERE…!

¿Qué hacer frente a esta grave crisis? Creo en los beneficios del poder dela oración y el apoyo con una taza de sopa caliente solidaria… Pero, también creo que no son suficientes. Tenemos un llamado profético, debemos gritar bien fuerte a quienes tienen poder económico y político, dejen sus mezquindades y comiencen a modificar la situación de pobreza de muchísima gente. Nosotras y nosotros no vamos a solucionar el problema desde nuestras modestas comunidades, creer esto sería descabellado, soberbio… Es la Iglesia institución, cualquiera sea la que debe levantar la voz profética de denuncia.

“¿No será esta otra razón por la que apenas podrán entrar los ricos en el reino de los cielos? La gran mayoría de ellos están bajo la maldición, la maldición especial de Dios, puesto que según el tenor general de sus vidas no sólo están robando a Dios, malgastando y desperdiciándolos bienes del Señor, y con esos mismos medios corrompiendo sus almas, sino también robando a los pobres, los hambrientos, los desnudos, cometiendo injusticia contra las viudas y los huérfanos, y haciéndose responsables de todas las necesidades, aflicciones y sufrimientos que pueden pero no quieren remediar. La sangre de los que perecen por la avaricia de quienes guardan el dinero o lo desperdician ¿no clamará contra ellos desde la tierra? ¿Qué cuenta darán al que ha de juzgar a los vivos y a los muertos?”

[JUAN WESLEY Obras II p. 210]

Por último; podemos decir que los dichos de Jesús son para el “final de la historia” ¡No…! Es para el aquí y ahora de Dios; pues la gente vive ahora, necesita soluciones concretas, ahora y lamentablemente se mueren ahora…

El motivo de la sentencia es éste: «Tuve hambre y sed, era extranjero, estaba desnudo, enfermo y preso, y ustedes me acogieron y ayudaron”.De manera que, es el mismo Jesús que se identifica con los pobres, desamparados de manera que si denunciamos y gritamos lo hacemos por el Jesús que está dentro de quien nos necesita. Dios nos ayude a asumir esta tarea.

AMÉN.

ROG

Oramos por

  • Hoy los invitamos a orar por nuestro país, por nuestro pueblo: nosotros, nuestras familias, amigos, vecinos…
  • Sabemos que muchas personas han quedado sin trabajo, que se cerraron fábricas, empresas, emprendimientos familiares.
  • También somos conscientes que se cierran escuelas, que se desmantelan hospitales y que nuestra herencia más amada: nuestros hijos, está hipotecada.
  • Como cristianos/as, activos y sensibles, pidamos a nuestro Padre-Madre, su misericordia y para que nos de la fuerza y sabiduría en cada paso de nuestras vidas. Jesús es nuestro maestro, Él no desampara al necesitado, Él nos enseña de la justicia, nos habla de la verdad y nos demuestra su amor.
  • Pidamos a través de nuestras oraciones, por todas las personas, con sus nombres, su humanidad y sentir, tanto las que conocemos de nuestras iglesias, familias, vecinas, compañeras, como las que, sin conocerlas personalmente, sabemos que están pasando por situaciones de enfermedad, injusticia, abandono, desamparo.
  • Por el trabajo en cada una de las congregaciones de nuestra iglesia, en todos sus ámbitos y por sus líderes tanto pastorales como laicos/as.

Oremos sin cansarnos. Dios está aquí!!!!


Recomendación y Bendición Apostólica

Pero recuerden esto: El que poco siembra, poco cosecha; y el que mucho siembra, mucho cosecha. Cada uno debe dar según se lo haya propuesto en su corazón, y no debe dar con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama a quien da con alegría. Y Dios es poderoso como para que abunde en ustedes toda gracia, para que siempre y en toda circunstancia tengan todo lo necesario, y abunde en ustedes toda buena obra; como está escrito:

«Repartió, dio a los pobres,
y su justicia permanece para siempre.»

2ª CORINTIOS 9: 6-9

Y ahora que la bendición de Dios Padre y Madre,
Que sobrepasa todos lo que podamos entender y comprender,
El amor inefable de Jesús y
El poder y consuelo del Bendito Espíritu Santo,
Sea con toda su Iglesia; ahora y siempre.
AMÈN.



propuestas anteriores

Compartir

X