Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 15 de abril

14 Abr 2020
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 15 de abril

Encuentro con Dios


Salmo 143 – RVC

Señor, escucha mi oración
atiende a mi súplica.
Tú eres justo y fiel; ¡respóndeme!
Pero no me juzgues con dureza,
pues ante ti nadie puede justificarse.

Mi enemigo me ha perseguido con saña;
ha puesto mi vida por los suelos.
Me hace vivir en tinieblas, como los muertos.
Mi espíritu está totalmente deprimido;
tengo el corazón totalmente deshecho.

Cuando evoco los días de antaño,
y me acuerdo de tus grandes proezas
y pienso en todo lo que has hecho,
elevo mis manos hacia ti,
pues tengo sed de ti. ¡Soy como tierra seca!

Señor, ¡respóndeme, que mi espíritu se apaga!
¡No te escondas de mí,
o seré contado entre los muertos!
Muéstrame tu misericordia por la mañana,
porque en ti he puesto mi confianza.
Muéstrame el camino que debo seguir,
porque en tus manos he puesto mi vida.

Señor, líbrame de mis enemigos,
pues tú eres mi refugio.
10 Tú eres mi Dios; enséñame a hacer tu voluntad,
y que tu buen espíritu me guíe por caminos rectos.

11 Señor, por tu nombre, vivifícame;
por tu justicia, líbrame de la angustia;
12 por tu misericordia, acaba con mis enemigos;
¡destruye a los que atentan contra mi vida,
porque yo soy tu siervo!


Alabad al Señor

Oh, cuán dulce es fiar en Cristo, y entregarle todo a él;
Esperar en sus promesas, y en sus sendas serle fiel.

Jesucristo, Jesucristo, ya tu amor probaste en mí;
Jesucristo, Jesucristo, siempre quiero fiar en ti.

Es muy dulce fiar en Cristo y cumplir su voluntad,
No dudando su palabra, que es la luz y la verdad.

Siempre en ti confiar yo quiero, mi precioso Salvador;
En la vida y en la muerte, protección me dé tu amor.

Louisa M. N. Stead – Cántico Nuevo 293

Lectura del día

Mateo 22:23-33 

23 Ese mismo día se le acercaron los saduceos, que dicen que no hay resurrección, y le preguntaron:24 «Maestro, Moisés dijo que si alguno muere sin tener hijos, su hermano debe casarse con la viuda, para que su hermano tenga descendencia.25 Ahora bien, entre nosotros se dio el caso de siete hermanos. El primero de ellos se casó y, como murió sin dejar descendencia, dejó su mujer al hermano que le seguía.26 Lo mismo sucedió con el segundo, y el tercero, hasta el séptimo.27 Al final, todos murieron, y también la mujer.28 Así que en la resurrección, ¿esposa de cuál de los siete será esta mujer, puesto que todos estuvieron casados con ella?»29 Jesús les respondió: «El error de ustedes es que no conocen las Escrituras ni el poder de Dios;30 porque en la resurrección, ni se casarán ni se darán en casamiento, sino que serán como los ángeles de Dios en el cielo.31 Pero en cuanto a la resurrección de los muertos, ¿acaso no han leído ustedes lo que Dios les dijo? Porque él dijo:32 “Yo soy el Dios de Abrahán, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob.” Así que Dios no es un Dios de muertos, sino de los que viven.»33 Cuando la gente escuchaba esto, se admiraba de su enseñanza.

 

Como los fariseos, le habían hecho a Jesús, una “pregunta tramposa” y habían sido derrotados, los saduceos ―como decimos vulgarmente, “se quedaron en el molde”. Los saduceos no eran muy numerosos, pero eran la clase rica, oligarca y…¡gobernante! Los principales sacerdotes, por ejemplo, eran saduceos. En política eran colaboracionistas de Roma; totalmente dispuestos a cooperar con el gobierno; con esa actitud lisonjera, podían conservar su posición y privilegios.

En su manera de pensar, estaban bastante dispuestos a aceptar las ideas griegas. En cuanto a sus creencias judías, eran tradicionalistas. Rechazaban la ley oral de los escribas, que para los fariseos tenía tanta importancia como la Ley escrita. Pero llegaban más lejos todavía: la única parte de las Escrituras que consideraban normativa era el Pentateuco, la Ley por excelencia, los primeros cinco libros del Antiguo Testamento. No aceptaban como Escritura ni a los Profetas ni los Libros Poéticos. Particularmente se oponían a los fariseos porque negaban completamente cualquier vida después de la muerte, que era uno de los puntos en los que insistían los fariseos.

Por su parte los fariseos, establecían que cualquier persona que negara la resurrección de los muertos estaba excluida de todas las bendiciones de Dios. Los saduceos insistían en que la doctrina de la vida después de la muerte no se podía demostrar con el Pentateuco. Los saduceos la negaban totalmente. Los saduceos presentaron un problema que ellos creían que reducía al absurdo la doctrina de la resurrección de los muertos. De todas maneras, había una costumbre a la que llamaban «levirato» (*).

Ahora bien, ¿cuál era el título más corriente de Dios en el Pentateuco? Se lo denominaba “el Dios de Abraham, y de Isaac, y de Jacob”. Dios no puede ser un Dios de muertos, y de cadáveres en muy mal estado. El Dios viviente tiene que ser el Dios de los seres vivos. La posición de los saduceos quedó demolida.

Jesús había hecho lo que no habían conseguido hacerlos rabinos más sabios. Refutó a los saduceos con textos de la misma Escritura, y demostró que hay una vida después de la muerte que no se puede concebir en términos terrenales. La gente se admiró de Jesús que era un maestro de la discusión, y hasta los mismos fariseos tendrían que contenerse para no contradecirle.

Los saduceos, no admitían más vida que la presente; apoyándose en Dt 25: 5s «Cuando dos hermanos vivan juntos, y uno de ellos llega a morir sin haber procreado hijos, la viuda no podrá casarse con alguien ajeno a la familia, sino que su cuñado la tomará por esposa, se allegará a ella, y cumplirá con ella su deber de cuñado».Con esta afirmación pretenden ridiculizar la doctrina de la resurrección (vers. 23-28). Por su parte, Jesús habla de la resurrección como de un hecho presente. La vida que perdura después de la muerte no es una prolongación de la vida orgánica.

De manera que la resurrección se manifiesta en el aquí y ahora de nuestra historia… Porque podemos ver los cambios que Dios Padre y Madre produce en nuestras vidas y en las de otras personas, que han abrazado la causa de Cristo. Ahora bien… Pensar en nuestra resurrección y en la de nuestros seres queridos que han partido, es todo un acto de confianza y esperanza; sin embargo, lo importante, es lo que ya citamos alguna vez:« Pasaré por este mundo solo una vez. Algún bien, que pueda hacer o alguna bondad que pueda mostrar a algún ser humano, que lo haga ahora. Que no lo posponga ni lo descuide, porque no pasaré por aquí otra vez »Stephen Grellet (1773-1884) Misionero Cuáquero Francés

(*) La ley del levirato o simplemente el levirato es un tipo de matrimonio en el cual una mujer viuda que no ha tenido hijos se debe casar (obligatoriamente) con uno de los hermanos de su fallecido esposo. Para continuar la línea sucesoria y la descendencia familiar, el nombre del primer varón de esta nueva unión ha de ser el mismo que el correspondiente al difunto, y heredará sus bienes. El matrimonio por levirato se ha realizado en sociedades con fuerte estructura de clanes en los que se ha prohibido el matrimonio exogámico, es decir fuera del clan. Ha sido tradicionalmente habitual en los pueblos punyabíes, jats, israelitas, hunos (chinos xiongnu, hsiong-nu, etcétera), mongoles y tibetanos.
ROG

Oremos en paz y en comunión…

Las Escrituras dicen; que Vos, respondés cuando te invocamos y nos liberas. En este momento, te pedimos que sanes a aquellos que están enfermos con el virus COVID-19 o aquellas y aquellos que no saben que lo tienen. Sánalos y protege a los que están a su alrededor. Provee una cura para el Coronavirus y apoya las medidas sanitarias de nuestro gobierno. Trae un rápido el final de esta oscuridad que invade nuestro pueblo, protegidos en la seguridad de nuestro hogar, mientras esperamos respuestas… Continuaremos honrando y alabando tu Nombre. Por favor; sánanos… Libéranos… En el nombre de Jesús, Amén.


Oremos por…

Hoy los invitamos a orar por nuestro país, por nuestro pueblo: nosotros, nuestras familias, amigos, vecinos…

  • Dales salud, sanidad, tanto física como espiritual.
  • Damos gracias por el permanente testimonio de la familia de la iglesia que, todos los días comparte a lo largo de todo el país, testimonios, estudios bíblicos, devocionales, cultos, alabanzas y están atentas a las necesidades de quienes están desamparadas.
  • Muchas veces, también, trascendiendo las fronteras de países.
  •  

    Por quienes trabajan en la salud.

  • Por los, las docentes que están sosteniendo la educación de miles de alumnos, alumnas, a través de plataformas educativas y otros medios virtuales; aprendiendo también, junto a su alumnado, nuevas estrategias en el dictado, investigación y evaluación de actividades.
  • Por quienes han perdido su fuente de ingreso.
  • Por los, las más ancianos/as.
  • Abre los corazones de quienes les importa más la economía y propia satisfacción que la vida de su pueblo.
  • Ayúdanos a ser mejores personas!

Bendición

Que el camino nos lleve a encontrarnos
que el viento sople siempre a tu favor,
que los cálidos rayos del sol caigan sobre tu casa
y que siempre tengas cerca una mano amiga.

Que siempre esté verde la hierba que pisas
y azul el cielo sobre ti.
Que sean completas las alegrías que te rodean
y sinceros los corazones que te aman.

Antigua bendición celta



propuestas anteriores

Compartir

X