Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 14 de noviembre

13 Nov 2018
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 14 de noviembre

Encuentro con Dios

 

SALMO 28. RVC

Ustedes, siervos del Señor, ¡alábenlo!
¡Alaben el nombre del Señor!
¡Bendito sea el nombre del Señor
desde ahora y para siempre!
¡Alabado sea el nombre del Señor
desde la salida del sol hasta su ocaso!
El Señor está por encima de todas las naciones;
¡su gloria sobrepasa las alturas de los cielos!

¿Quién como el Señor nuestro Dios?
El Señor tiene su trono en las alturas,
pero se digna inclinarse para ver
lo que ocurre en el cielo y en la tierra.
El Señor levanta de la nada al pobre,
y saca del muladar al pordiosero,
para darles a los dos un lugar entre los príncipes,
entre los gobernantes de su pueblo.

El Señor concede a la mujer estéril
un hogar y la alegría de tener hijos.
¡Aleluya!

 

Alabad al Señor

¡Oh Jehová! mi corazón
Con santo ardor ha de alabarte.
Ante otros dioses mi canción
Se elevará para adorarte.
Siempre, Señor, en mi oración
Daré a tu santo nombre gloria
Por la grandeza de tu amor,
Tu verdad y misericordia.

Grande es tu nombre, oh Señor
Por la virtud de tu Palabra:
A ti clamé y oí tu voz
Que fortaleza dio a mi alma.
Los reyes te alabarán
Al conocer que en tus caminos
Tu gloria excelsa al pobre das
Mas menosprecias al altivo.

Cuando angustiado y solo estoy
Tu protección me vivifica;
Tu diestra me defienda, oh Dios,
Del enemigo y de su ira.
En ti, Señor, confío yo,
En tu amor y misericordia
Que nunca habrán de abandonar
De nuestra salvación la obra.

CN.27 C. Marort, V. Conrart

 

Lectura del día

Juan 13: 34-35. RVC

Jesús fue a Nazaret, donde se había criado, y en el día de reposo entró en la sinagoga, como era su costumbre, y se levantó a leer las Escrituras. Se le dio el libro del profeta Isaías, y al abrirlo encontró el texto que dice:

«El Espíritu del Señor está sobre mí.
Me ha ungido para proclamar buenas noticias a los pobres;
me ha enviado a proclamar libertad a los cautivos,
a dar vista a los ciegos,a poner en libertada los oprimidos
y a proclamar el año de la buena voluntad del Señor.»

Enrolló luego el libro, se lo dio al asistente, y se sentó. Todos en la sinagoga lo miraban fijamente. Entonces él comenzó a decirles: «Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de ustedes.» Todos hablaban bien de él y se quedaban asombrados de las palabras de gracia que emanaban de sus labios, y se preguntaban: « ¿Acaso no es éste el hijo de José?» Jesús les dijo: «Sin duda ustedes me recordarán el refrán que dice: “Médico, cúrate a ti mismo”, y también “Haz aquí en tu tierra todo lo que hemos oído que hiciste en Cafarnaúm.”» Y añadió: «De cierto les digo que ningún profeta es bien recibido en su propia tierra. A decir verdad, en los días de Elías, cuando durante tres años y medio el cielo se cerró y hubo mucha hambre en toda la tierra, había muchas viudas en Israel; pero Elías no fue enviado a ninguna de ellas, sino a una viuda en Sarepta de Sidón. Y en los días del profeta Eliseo había también muchos leprosos en Israel, pero ninguno de ellos fue limpiado sino Naamán el sirio.» Al oír esto, todos en la sinagoga se enojaron mucho. Se levantaron, lo echaron fuera de la ciudad, y lo llevaron hasta la cumbre del monte sobre el que estaba edificada la ciudad, para despeñarlo. Pero él pasó por en medio de ellos, y se fue.

 

Jesús entra en la sinagoga y lee Isaías 61: 1-2; donde el profeta habla de su propia misión. Jesús, en cambio le da, al mismo mensaje, un sentido mucho más amplio, lo resignifica en el aquí-ahora. Lucas, incluye« se desaten las ataduras de la impiedad, que se suelten las cargas de la opresión, que se ponga en libertad a los oprimidos,» (Isaías 58: 6 cf. vers. 18d)

Sería una actitud muy soberbia, de nuestra parte seguir agregando ideas; pues esta, es la Buena Noticia. ¿Qué más podemos decir?

Lo que podemos sí decir, para cerrar, es que este mensaje liberador no es sólo palabra sino también, acción y que nos invita transmitir con ánimo y esperanza, a una gran parte de nuestro pueblo que sufre hambre, desocupación, pobreza. ¡Sí! Este mensaje maravilloso de Jesús, reafirma que en Él y con Él comienza un tiempo nuevo. Un tiempo en que, quienes creemos en su mensaje podemos llegar a ser libres; solo por nuestra fe y solo por la gracia sin medida de Dios en Cristo. Es decir que, el amor y la justicia son una realidad posible… ¡Aleluya…!!!

 

Oración de la mañana

Dios Padre y Madre, al enfrentar este día con todo, renovado por el descanso de la noche… Te pido que me acompañes y protejas de toda violencia injustificada, causada por la miseria, el hambre y la pobreza; fruto de un sistema de muerte. Con confianza salgo a la calle… ¿Vienes conmigo Jesús? Amén.

 

Hoy oramos

Son tantos los motivos, tuyos, míos, nuestros para poner en manos de Dios. El clamor de su pueblo llega a Él.

  • Oramos por los hermanos y hermanas que están enfermos o haciendo algún tratamiento médico. (Al orar digamos sus nombres)
  • Por nuestros niños y adolescentes que están en la etapa final de este año lectivo.
  • Por nuestras escuelas bíblicas, dominicales, estudios bíblicos y reuniones de oración.
  • Por nuestro obispo Américo y cada una, cada uno de nuestros pastores y pastoras que nos acompañan en nuestro andar cotidiano.
  • Para que Dios nos de la fuerza para superar las pruebas y ayudar a quienes nos necesitan.

Agreguemos motivos….

 

Oración de la noche

Espíritu Santo, inspírame, para que piense en solo hacer el bien a mi prójimo que es hacerme bien a mí mismo.
Espíritu Santo, no dejes de motivarme a obrar con justicia.
Espíritu Santo, atráeme hacia Vos, donde encuentro verdadera libertad.
Espíritu Santo, fortaléceme y renueva mis fuerzas para seguir caminando en tu verdad.
Espíritu Santo, ayúdame, para que jamás pierda la fe y el seguir apoyando la causa de Jesús. Amén.

 


propuestas anteriores

Compartir

X