Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 14 de julio

13 Jul 2021
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 14 de julio

Saber escuchar

Hoy somos víctimas de una lluvia tan abrumadora de palabras, voces, imágenes y mensajes, que corremos el riesgo de perder nuestra capacidad para escuchar la voz que necesitamos oír para tener vida.

Todos necesitamos estar más atentos a la llamada de Dios, escuchar la voz de la verdad, sintonizar con lo mejor que hay en nosotros, desarrollar esa sensibilidad interior que percibe, más allá de lo visible y de lo audible, la presencia de Aquel que puede dar vida a nuestra vida.

Dice Jesús en el evangelio de Juan: “Mis ovejas escuchan mi voz.”


Con la Biblia en la mano

Salmo 37:3-7, Juan 10:22-30

Fortalecemos nuestros vínculos cuando aprendemos a escucharnos en silencio

¡Cuánta dificultad tenemos en nuestras vidas para apropiarnos del “silencio”, para ser hombres y mujeres sabios! ¡Cuánto esfuerzo en nuestras vidas ajetreadas para distinguir entre los “sonidos del alma” y los “sonidos corrosivos”!

De una o de otra manera la sociedad ha procurado ensordecernos con el propósito de distanciarnos de nosotros mismos, del prójimo, del “otro”. El ruido sostenido a través de oídos taponados por audífonos, bocinazos, celulares, televisores prendidos cuando nadie los ve, radios, etc., intentan darnos la sensación de que estamos permanentemente “relacionados”.

Y entonces tenemos miedo al silencio, y el ruido nos priva de un espacio de revinculación con nuestras necesidades más profundas.

Nos priva de encontrarnos a nosotros mismos como recurso sanador de Dios, quien nos sigue invitando a “detenernos y a estar quietos” para tomar contacto con nuestra singularidad, para volver a integrarnos a la vida y al otro.


Para pensar, orar y ayunar…

Hoy en silencio


Necesitamos aprender el arte de escuchar, necesitamos hacer silencio, curarnos de tanta prisa, desprendernos de tanto agobio, detenernos despacio en nuestro interior, sincerarnos con nosotros mismos, sentir la vida a nuestro alrededor, sintonizar con las personas, escuchar la llamada silenciosa de Dios.

No se trata de buscar el silencio por el silencio, sino de reencontrarnos a nosotros mismos, enraizarnos más sinceramente en nuestro ser y, sobre todo, escuchar al que es la fuente de la vida.

Dedicar un tiempo de nuestra vida a estar sencillamente en silencio, a la escucha de nuestro trajín, a la escucha de las alegrías y tristezas de los demás y a captar la ternura de Dios, puede ser una experiencia de renacimiento gozoso.

Con frecuencia, nuestra oración está tan llena de peticiones, preocupaciones e intereses que nos resulta difícil encontrarnos con el mensaje y la ternura del Dios vivo. Y, sin embargo, lo que cambia y renueva nuestro corazón es la comunicación con el Dios de la novedad y de la vida.

Dice el poeta: LA VIDA NO ES UNA AUTOPISTA ENTRE LA CUNA Y LA TUMBA, SINO UN LUGAR PARA CRECER BAJO EL SOL.


Oramos todos juntos y juntas por


  • La Iglesia Nacional, el Obispo, los Pastores y Pastoras, que siguen sosteniendo la comunión en sus lugares habituales de mil formas diferentes Virtuales o presenciales.
  • Oramos por la Asamblea Nacional para el 2022; que el Señor nos vaya abriendo   caminos a fin de poder realizarla en forma presencial.
  • ORAMOS por el Seminario de Evangelización, para que se abran nuevos cielos y nuevos espacios en la tierra, donde predicar La Palabra, y así salir del viejo nido hacia un espacio nuevo.
  • Damos gracias por las vacunas, porque ya hay mucha gente vacunada.
  • Oramos Señor para que se termine la pandemia y podamos volver a sentir que el aire es bueno, que encontrarnos con familia y amigos no nos hace mal, y que juntos podamos alabar y bendecir tu nombre.
  • Damos gracias por las comunidades que ya están con actividades presenciales.
  • Clamamos Señor por los mayores de nuestras comunidades, por aquellos que luchan para salir de diversas enfermedades, tu amor y tu misericordia en cada uno de los que te necesitan.
  • Por las familias que están en tiempo de enfermedad o tiempo en que perdieron un ser querido.
  • Que el Espíritu sople en los Hospitales y Centros de Salud llevando ese aire nuevo que tantos pacientes necesitan en estos tiempos.
  • Todos aquellos lugares donde sirven a otros, con meriendas, comedores, alimentos, ropa de abrigo, materiales para la construcción y varias cosas más.

Las Comunidades de Fe oran:

  • Mar del Plata sigue orando para ver crecer la Iglesia con jóvenes, niñas y niños!! Cuando los hermanos y hermanas oran juntos el Señor manda bendición!!
  • Por discernimiento, sabiduría, para enfrentar los nuevos tiempos de ser Iglesia, de predicar tu palabra a un pueblo que durante más de año y medio estuvo combatiendo una pandemia donde hubo miles de enfermos y fallecidos.
  • Distrito Córdoba, Que tu Consuelo oh Dios llegue a las familias  que están atravesando problemas económicos,  de salud y de relaciones. Restaura  y transforma nuestras familias.
  • Oramos por la Pastora Alicia Woelflin y su mamá quien tuvo una caída y se lesionó un brazo, lo que le dificulta la movilidad y necesita más atención.
  • Distrito Norteño, para poder programar actividades juntos, para crecer como distrito.
  • Por la comunidad de Tucumán, Pido que oremos por sus jóvenes y adolescentes, por sus hogares, y que el Señor los ilumine para tener un encuentro personal y reconocerlo como Señor de sus vidas.
  • ORAMOS por los Hogares LOWE, por su situación económica, para que florezca aún en este tiempo de pandemia. Amado Padre tú lo haces posible. Por el personal que trabaja allí, que sientan la bendición del Señor por la tarea que realizan y a la vez estén tranquilos sabiendo que pueden seguir trabajando. Por cada uno de los niños y niñas que están en los hogares, bendícelos Señor, con alegría, con ternura, con esas risas que sólo los más chicos pueden contagiarnos. Una bendición especial para todos los que allí habitan, tu abrazo a cada uno y tu caricia sobre sus cabezas sintiendo tu presencia.
  • EL JARDÍN DE INFANTES DE TEMPERLEY. Arco Iris, obra comenzada a pulmón hace 50 años, y que ahora no están recibiendo la mensualidad, bastante baja gracias al subsidio pero necesaria para el mantenimiento y personal adicional. Es un servicio muy reconocido en el barrio y zona, pero en este tiempo es muy difícil sostenerlo… Queremos servir con este servicio, y oramos para poder aguantar este mal tiempo.
  • Y oramos por todos los colegios Metodistas que seguramente están pasando por similares situaciones. “De dónde vendrá mi ayuda?, se pregunta el salmista, MI AYUDA VIENE DEL SEÑOR y en Él confiamos”
  • En Rosario del Tala la comunidad ora por el proyecto de radio (on line) donde una radio local re transmite el programa y esperan que pronto se retransmitan por otras radios más, para llegar con el mensaje de DIOS a más personas. Dice la Pastora: “Damos gracias porque el cable local re transmite los Cultos Nacionales.”

Te lo pedimos en el nombre de Jesús.

Amén


DIOS te tiene en su agenda cada día y te bendice, sé agradecida/o con su bendición.

¡¡¡Hasta la próxima semana!!!

Pastora Cristina Dinoto
Comisión Nacional de Liturgia IEMA
Compartir

X