Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 12 de febrero

11 Feb 2020
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 12 de febrero

Encuentro con Dios


Lectura del Día

Lucas 1:67-79 – RVC

9 ¿Cómo puede el joven limpiar su camino?
¡Obedeciendo tu palabra!
10 Yo te he buscado de todo corazón;
¡no dejes que me aparte de tus mandamientos!
11 En mi corazón he atesorado tus palabras,
para no pecar contra ti.
12 ¡Bendito seas, Señor!
¡Permíteme aprender tus estatutos!
13 Con mis labios siempre proclamo
todas las sentencias que has dictado.
14 Me alegra seguir el camino de tus testimonios
más que poseer muchas riquezas.
15 Siempre medito en tus mandamientos,
y fijo mi atención en tus sendas.
16 Mi alegría es el cumplir tus estatutos;
¡nunca me olvido de tus palabras!

 

Lo que el Salmo nos dice es; que la Palabra de Dios es un tesoro digno de ser guardado y el lugar seguro para guardarlo es en nuestros propios corazones y así, protegerlo de todo aquello que se opone a la voluntad Divina.

Es muy cierto que hemos sido bendecidas y bendecidos para bendecir; de la misma manera guardamos la Palabra para compartirla; pues sabemos que la Palabra de Dios libera, sana, consuela, instruye, se vive en comunidad y siempre se renueva, hablándonos en el aquí-ahora de Dios. También es cierto que no hay mayor riqueza, que un testimonio que está al día y que  siempre está dispuesto a dar…

Hemos elegido caminar, cumpliendo con los estatutos y mandamientos, sugeridos por la Palabra de Dios, bajo la amorosa mirada de Cristo. Y esto lo hacemos con alegría, con el gozo puesto en el Espíritu Santo; sabiendo que este caminar nos lleva al Reino prometido. AMÉN.

ROG

Alabad al Señor

Ven, sube a la montaña a recibir la ley del reino,
Jesús quiere grabarla sobre tu corazón.

Felices los humildes, su herencia es el Señor,
felices los que lloran, tendrán consolación.

Felices los pacientes, el cielo poseerán,
los que aman la justicia, en Dios se saciarán.

Felices los sinceros, porque verán a Dios;
los misericordiosos, porque obtendrán perdón.
Felices los que luchan por construir la paz,
a ellos pertenece el reino celestial.


Oramos por…

  • El trabajo en nuestras congregaciones.
  • Nuestras familias.
  • Quienes esta en situación de vulnerabilidad.
  • Pastoras, pastores, líderes y nuestro obispo.
  • Las reuniones distritales y proyectos de la misión de la iglesia.
  • Por la sanidad de quienes sufren una enfermedad.
  • Nuestro país.
  • Por quienes construyen y defienden la paz.

Recomendación y Bendición Apostólica

Por lo demás, hermanos, regocíjense, perfecciónense, consuélense; sean de un mismo sentir, y vivan en paz. Y el Dios de la paz y del amor estará con ustedes. 12 Salúdense unos a otros con un beso santo.13 Todos los santos les mandan saludos. 14 Que la gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios, y la comunión del Espíritu Santo sean con todos ustedes. Amén.

1ª. CORINTIOS 15: 11-14


propuestas anteriores

Compartir

X