Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 10 de julio

09 Jul 2019
en Espiritualidad y devoción
Tiempo de ayuno y oración – Propuesta semanal para el 10 de julio

Encuentro con Dios


Salmo 6 RVC

Señor, no me reprendas en tu ira;
no me castigues en tu enojo.
Señor, ten misericordia de mí, que estoy enfermo;
sáname, pues todos mis huesos se estremecen.
Señor, todo mi ser se halla alterado.
¿Hasta cuándo me responderás?
Hazme caso, Señor, y ponme a salvo;
por causa de tu misericordia, ¡sálvame!.

En la muerte, no hay memoria de ti;
en el sepulcro no hay quien te alabe.
Me estoy consumiendo de tanto llorar;
Todas las noches lloro amargamente
y baño con lágrimas mi lecho.
Cansados de sufrir están mis ojos;
mis adversarios los han hecho envejecer.
Ustedes los malvados: ¡apártense de mí,
que el Señor ha escuchado mis lamentos!

El Señor ha atendido mis ruegos
y ha aceptado mis oraciones.
Todos mis adversarios quedarán avergonzados;
¡huirán de pronto, totalmente humillados!


Alabad al Señor

Libertad
No es despertarte una mañana sin cadenas:
Es algo más.
Libertad
No es poseer las llaves de todas las puertas:
Es algo más.
Libertad
No es construirte, solitario, un mundo aparte:
Es algo más.
Libertad
es convivir, decidir, elegir.
Libertad
es amar, comprender
Y luchar para que todos tengan
Libertad.


Lectura del Día

Lucas 10:13-16. RVC

¡Ay de ti, Corazín! ¡Y ay de ti, Betsaida! Porque si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que se han hecho en ustedes, ya hace tiempo que, sentadas en cilicio y cubiertas de ceniza, habrían mostrado su arrepentimiento. Por tanto, en el día del juicio, el castigo para Tiro y para Sidón será más tolerable que para ustedes. Y tú, Cafarnaúm, que te elevas hasta los cielos, ¡hasta el Hades caerás abatida! El que los escucha a ustedes, me escucha a mí. El que los rechaza a ustedes, me rechaza a mí; y el que me rechaza a mí, rechaza al que me envió.

 

Junto al texto del envío de los setenta y dos -símbolo quizá del mensaje llevado a los gentiles, Lucas nos transmite, “unos ayes” contra las ciudades de Galilea que se han opuesto o han rechazado reconocer las acciones de Jesús.

Aunque Jesús haya lanzado la propuesta del Reino para todos los pueblos, muchos no quisieron acogerla. Corazín, Betsaida y Cafarnaúm, a pesar de haber recibido la gracia de Dios a través de la predicación y ver los milagros de Jesús, no aceptaron el plan de liberación de Dios, por eso Jesús las maldice. Sí aunque no nos guste las maldice y las compara con Tiro y Sidón, dos ciudades no-judías que si hubieran aceptado el testimonio de la obra liberadora de Dios, se habrían convertido. Todo parece indicar que la predicación y las acciones milagrosas de Jesús sólo fueron para ellas y ellos, hechos extraordinarios del momento, que no les cambiaron la vida; no las interpretaron a la luz de la fe, por eso Jesús les advierte sobre su condenación en el juicio final.

A ver… No hay duda alguna que Dios sigue haciendo hoy, milagros en nuestra vida. ¿Los vemos…?
Sigue hablando a nuestro corazón y a veces nuestra respuesta es la indiferencia o sencillamente no.Muchas veces nos quedamos en palabras bonitas, espiritualoides, que invitan a “un estado extático” dudoso, nos impresionamos con hechos supuestamente extraordinarios, pero no pasamos de ahí.

Pues, seguimos con el corazón endurecido, frente a las realidades humanas: pobreza, abusos y un sinfín de calamidades, tal como la gente de Corazín, Betsaida y Cafarnaúm; peor aún, creemos que ya tenemos la solución, nos creemos salvados, y… ¡Que somos convertidas(os) definitivamente…!

Puede ser que Jesús en el juicio final nos rechace por lo que pudimos haber hecho y no lo hicimos, por no haber amado a quienes pudimos amar, por no haber sido solidarios con los más necesitados, porque nuestro corazón estuvo siempre endurecido por nuestro egoísmo y por nuestra falta de amor. Estamos a tiempo. Oremos con el Salmista:

« Señor, no me reprendas en tu ira;
no me castigues en tu enojo »
« Señor, ten misericordia de mí, que estoy enfermo;
sáname…»
AMÉN.

ROG

Oramos por

  • El trabajo de nuestras congregaciones, que se realiza con las personas en estado de calle, desamparo, sin trabajo.
  • La misión y evangelización en nuestra iglesia, a través de talleres, cursos de capacitación, apoyo escolar, acción social, comedores, roperos, ferias,…
  • Por quienes dan su tiempo, amor, trabajo, tanto líderes como pastores/as, miembros y gente que se acerca a colaborar.
  • Por quienes están enfermos.
  • Por los proyectos de la iglesia.
  • Para que reine la justicia y libertad en nuestro país.
  • Por nuestro pueblo.
  • Sigamos orando por más motivos.

Recomendación y Bendición Apostólica

Amados, no creáis a todo espíritu, si no probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo…  Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo…  Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios.El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él.

1ª Juan – Selección

Y que ahora y siempre, que
El amor y la gracia de Dios Padre y Madre
De Jesús, su Hijo
Y el poder liberador del Espíritu Santo
Sea con todos nosotras y nosotros.
AMÉN.



propuestas anteriores

Compartir

X