Relanzamiento: Tiempo de ayuno y oración

09 Nov 2020
en Episcopado, Espiritualidad y devoción
Relanzamiento: Tiempo de ayuno y oración

Gracia, paz y bien, amada hermandad:

Deseo compartirles que, luego de un lapso en que no ha salido la Cartilla de Tiempo de ayuno y oración, propuesta semanal que venían desarrollando con dedicación y amorosa fidelidad nuestro hermano Roberto González de la Iglesia Metodista de Flores y nuestra hermana Virginia Minico de la Iglesia Metodista de Mercedes, damos gracias por todo el tiempo que nos acompañaron en el desarrollo de la misma.

Con el fin de proseguir con esta experiencia de comunión es que, desde la Comisión Nacional de Liturgia se asume el desarrollo de la propuesta en la persona de la Pastora Cristina Dinoto, quien ha aceptado coordinar la elaboración de la cartilla, que esperamos se vaya constituyendo en una construcción federal, que sume voluntades de las diferentes Iglesias y Distritos.

Enviamos la Cartilla con la propuesta para este miércoles, que deseamos pueda ser seguida en cada lugar de misión y testimonio de la IEMA, según las posibilidades de cada uno/a.

En este sentido, habrá quienes podrán iniciar el día con el ayuno completo, finalizando con los motivos de oración al atardecer. Pero también puede contemplarse la experiencia de medio ayuno, que se cierra al mediodía antes del almuerzo con los motivos de oración. O habrá quienes no puedan realizar el ayuno por motivos personales, pero pueden seguir la propuesta y orar en la mañana y al declinar el día por los motivos de oración contemplados.

«El ayuno y la oración van juntos. El ayuno es un tiempo de vaciarse de uno mismo para dar cabida a Dios. Nos dice que Dios quiere nuestro corazón, alma y mente. La oración es más que un ejercicio de la mente. Involucra todo el ser porque Dios quiere todo su ser para participar en la misión al mundo. El ayuno nos despierta a las necesidades del mundo, y nos recuerda que Dios nos ama porque somos parte del mundo que hizo. Ayunamos porque el mundo está quebrantado. El ayuno y la oración nos ayudan a que escuchemos y veamos lo que Dios oye y ve todos los días.»

Deseamos que la propuesta sea de edificación y comunión en la oración. Y que sea fuente de renuevo y fortaleza en el Espíritu de Jesús.

Reciban abrazo cálido y esperanzado en el amor de Jesús.

Pastor Américo Jara Reyes
Obispo



Suscribite al envío semanal

Compartir

X