24 – La armadura de Dios

18 Feb 2020
en , , ,
24 – La armadura de Dios

Guías Metodológicas


Libro de actividades 24


Efesios 6:10.20


(tomado de la versión Reina Valera)

En este capítulo de Efesios Pablo escribe sobre los recursos que Dios ha puesto a nuestro alcance para enfrentar los peligros que nos acechan como cristianos.

Pablo da por sentado que «la vida es lucha». Ningún autor en la Biblia escribe que el Camino del cristiano sea un sendero de rosas o que los cristianos por serlo estemos fuera del sufrimiento.

 

La batalla que tenemos los cristianos es inmensa, pero no estamos solos en ella.

No es contra fantasmas ni contra magos o «fuerzas oscuras» desde un castillo al estilo de Harry Potter, sino «contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este mundo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes». Este lenguaje apocalíptico que usa el autor de la carta a los Efesios quiere ilustrar el sentido profundo del mal: el pecado es una fuerza que esclaviza y destruye la vida.

El pecado es un poder activo en este mundo, y se expresa en fuerzas institucionales, en comercios infames que tienen mucha fuerza como trata de personas para la prostitución o para la esclavitud, en el negocio de las guerras y del armamentismo, en crímenes contra la vida y la dignidad humana, en fuerzas de dinero y de poder político al servicio del mal. El mal puede expresarse en un chisme malintencionado o en una campaña mediática bien organizada. Ibsen escribió una obra de teatro llamada «Un enemigo del pueblo», donde se ataca ferozmente a un médico que se opone a un emprendimiento turístico muy redituable pero que va enfermar a mucha gente en poco tiempo después.

Por eso es importante ponernos «toda la armadura de Dios». 

 

Veamos cuáles son las piezas que componen la armadura que Dios quiere darnos para fortalecernos «en el Señor y en su fuerza poderosa».

  • El cinturón de la verdad. Verso 14a. En el ejército romano, una faja sostenía la túnica del soldado de manera que pudiera tener libertad de movimiento y proveerle un lugar para llevar la espada.  El simbolismo aquí es que la verdad o fidelidad de Dios sostiene todas las demás virtudes, y las hace eficaces. Ponerse el cinturón de la verdad de Dios significa vivir en la confianza de que nuestro Dios es fiel y verdadero con nosotros siempre, por lo cual nosotros también somos llamados a ser honestos y sinceros en nuestra fe.
  • La coraza de justicia. Verso 14b. El propósito de la coraza es proteger los órganos vitales del cuerpo, sería hoy el chaleco antibalas que protege el corazón. Cuando nos ponemos la coraza de justicia reconocemos nuestra necesidad de mantenernos firmes en la búsqueda de la justicia en todas nuestras relaciones.
  • El calzado del celo por anunciar el Evangelio de la paz. Verso 15. Las botas militares romanas eran muy importantes en su armadura. Estaban diseñadas para marchas en toda clase de terreno. Se ha dicho que las botas fueron el secreto del éxito de la conquista romana.  Los cristianos también deben estar preparados para poder caminar sobre todo tipo de dificultades, dándonos estabilidad para marchar «anunciando el evangelio de la paz».
  • El escudo de la fe. Verso 16. Una de las armas más peligrosas de las guerras durante el imperio romano eran los dardos de fuego. La punta del dardo estaba envuelta y amarrada con una tela a la que se prendía fuego antes de dispararse. Los escudos de madera podían incendiarse con los dardos, de modo que eran cubiertos con una cera especial que repelía el fuego. El escudo cubría todo el cuerpo del soldado. Nuestro escudo es la fe, la confianza en Dios y su capacidad para protegernos.
  • El yelmo o casco de la salvación. Verso 17a. La salvación -libertad, liberación de Dios-, está asegurada por el yelmo o casco de esta armadura: podemos salir a pelear contra todas las fuerzas espirituales: miedo y odio, suspicacia y depresión, odios y discriminaciones, codicia y rencores …  Salvación no es sólo el perdón de los pecados del pasado, sino la fuerza para derrotar el pecado, la opresión y el miedo a la muerte. Al ponernos este casco, tenemos confianza en que nada podrá separarnos del amorde Dios.
  • La espada del Espíritu, la Palabra de Dios. Verso 17b. Todas las armas anteriores son defensivas, una protección contra las fuerzas que vienen contra nosotros. Pero nuestra posición no es sólo defensiva. Por ello, debemos tomar la espada del Espíritu: la palabra del Evangelio, las Escrituras, siempre centradas en Jesucristo, la Palabra Vida de Dios; o palabras que pueden venir a través de la predicación, algún testimonio o una reflexión compartida en la comunidad de fe.

¿Qué queremos lograr?


  • Tener la seguridad que hay una «armadura» de parte de Dios en nuestras luchas para ser libres frente a las situaciones difíciles.
  • Recordar que nos mantenemos firmes para anunciar el mensaje de la paz.

Versículo para memorizar


Estén siempre listos para salir a anunciar el mensaje de la paz. Efesios 6:15



Índice



./ niñas/os no lectores

Comenzar jugando

Los niños y niñas se sientan en el suelo formando una rueda, les pedimos que se saquen los zapatos y los pongan en el medio, todos mezclados; la consigna es que cuando decimos «tres», tienen que buscar su par y ponérselos, el que lo logra primero recibe un caramelo o una tarjetita de color.

Luego jugar a armar una torre lo más alta posible apilando un zapato sobre otro. ¡No se debe caer! 

Ahora rellenemos un círculo de cartulina de color colocando las zapatillas, sandalias o zapatos. ¡No puede sobresalir nada y no vale apilar!

 

  • Si es posible conseguir figuras de personas vestidas para la nieve, la playa, el trabajo en la construcción u otros y dibujos de ojotas, borceguíes, botines de fútbol, zapatillas de baile, etc. e ir haciendo las correspondencias.

Conversar sobre los pies y todo lo que podemos hacer sobre ellos: caminar, bailar, patinar, saltar, correr, andar de puntillas … Jugar a imitar estos movimientos. Se puede combinar con la consigna de hacerlo en cámara lenta o en cámara rápida. (Con una caja de zapatos se puede simular la filmadora).

Explicar: Dios nos ha dado un cuerpo para disfrutarlo y hacer muchas cosas. Los pies pueden patear la pelota para hacer un gol y no es bueno que los usemos para patear los tobillos de los compañeros. Tenemos que cuidarnos y cuidar a los demás y así podremos jugary crecer como Él quiere. Seguramente si jugamos de esta manera cada día tendremos más amigos compartiendo el juego.

 

Ya tenemos figuras de zapatos recortados en cartón (cartulina, o el material que tengan) para que los decoren, o los pinten y se los pongan por encima de los suyos (mirar los modelos).

Libro de Actividades
  Imprimir 1: Modelo de zapatos (Libro de Actividades)

 

ORAR.- dando gracias porque Dios nos ama y nos cuida siempre.

 

./ niñas/os lectores menores

Leer: Efesios 6: 10-18

Tener de antemano
  • Conseguir réplicas de soldaditos antiguos. También pueden ser figuras para observar. También de policías o gendarmes armados con escudos antimotines y cascos.
  • También, con anterioridad a la clase, hacer toda la vestimenta del soldado en papel (cartón, cartulina o el material que tengamos más a mano): Casco – coraza – escudo – sandalias – espada. 
  • Incluso la espada, hacerla de cartón, o papel para no dar lugar a usarla como arma.

 

Observar los soldaditos y/o las láminas para ubicarlos en la época y situación a la que pertenecen. Contar que Pablo veía muchos soldados romanos y compara a los cristianos con ellos, porque no les resultaba nada fácil seguir a Jesús en esa época. Por eso les enseña cómo resistir y luchar sin armadura ni espada.

 

  • Buscar un voluntario o varios y poder conversar sobre lo que dice el texto a medida que lo vamos vistiendo con cada cosa.

Comentar que el apóstol Pablo, le escribe a los Efesios (les mostramos dónde quedaba Éfeso) y les dice que los que siguen a Jesús siempre se encuentran con gente que nos quiere apartar del camino, entonces les dice cómo se tienen que revestir con la Palabra de Dios.

Explicar cada parte de la vestimenta en los soldados romanos y lo que significa para nosotros los cristianos (en la introducción del Encuentro describimos el significado de cada parte de la armadura).

Tener en cuenta el versículo 10: «y ahora, hermanos, busquen su fuerza en el Señor, en su poder irresistible». El poder es de Dios, él es quien nos provee la armadura.

  • Cuando se lo saquen lo armamos en el suelo y le vamos escribiendo los textos bíblicos a cada parte:
    • Casco de la salvación: Salmo 27: 1
    • Escudo de la fe: Romanos 3:22
    • Cinturón de la verdad: 2 Corintios 6:7
    • Coraza de justicia: Salmo 91 :4
    • Zapatos: Isaías 52:7
    • Espada: Hebreos 4: 12

Si hay una pared en el salón donde dejarlo armado, lo podemos dejar, si no sería bueno que por lo menos estuviera el próximo encuentro para recordarlo.

 

Libro de Actividades
  Imprimir 2: Modelo espada (Libro de Actividades)

Hacer en cartón (O en cualquier material) una espada y anótenle el versículo: «que la palabra de Dios sea la espada que les da el Espíritu Santo.»

 

ORAMOS.- para que siempre estemos listos para vivir en Paz y dar el mensaje del Señor en nuestras palabras y acciones.

 

./ niñas/os lectores mayores

Tener de antemano
  • En un lugar donde los niños puedan correr, tener listas dos bolsas llenas de ropa de adultos (un pantalón, una camisa, un saco, unos zapatos de hombre, zapatos de mujer, una falda, una blusa, un suéter).

 

Actividad

Dividir el grupo en dos (o más) equipos. 

Los equipos deben formar una fila detrás de una línea. Al indicarles que pueden comenzar, un miembro de cada equipo debe correr hacia la bolsa frente a su equipo. Allí debe ponerse los artículos de ropa (sea de hombre o mujer). Una vez vestido debe correr a un punto de antemano indicado y allí recibir una tarjeta. Una vez que tenga su tarjeta debe entregarla a otro miembro de su equipo (quien recogerá todas las tarjetas de los demás), regresar a la bolsa, desvestirse y regresar a su equipo. Todos los miembros del equipo harán lo mismo. El equipo que termine primero gana.

 

Estén siempre listos para salir a anunciar el mensaje de la paz. Efesios 6:15

  • Cada niño debe recibir una tarjeta o pieza del rompecabezas que luego utilizará para memorizar el versículo clave.
  • Recortar el versículo en diferentes piezas de acuerdo al número de niños en cada equipo. Hay que hacer un rompecabezas completo para cada equipo que participa en el juego.

 

Empiece diciéndoles: el juego me hace recordar algo que dice la Biblia. Todos los que han traído su Biblia pueden ver un versículo muy interesante en Efesios 6:14.

Los niños deben explicar lo que significa el versículo en sus propias palabras. Cada vez que piensen en la idea de «revestirse,» recordarán el juego que hicieron. (De una funda saque los diferentes elementos de la armadura que debe haber hecho de antemano. Vista a uno de los niños con la armadura mientras va explicando la importancia de cada pieza. Hay que dar énfasis en el hecho de que necesitamos revestirnos todos los días de toda la armadura para tener la protección de Dios.

Tener en cuenta el versículo 10: “y ahora, hermanos, busquen su fuerza en el Señor, en su poder irresistible”. El poder es de Dios, él es quien nos provee la armadura.

Dejar que comenten el versículo 12; sin sembrar temor, hacerles ver que muchas veces nos sentimos inseguros, temerosos, en riesgo de que algo malo nos ocurra, pero si estamos cerca de Dios recordar que Él nos protege y nos hace fuertes (versículo 10).

Recordar que Pablo describe a los soldados que lo estaban custodiando porque él estaba preso.

 

  • Poner a cada parte de la armadura un texto bíblico o le copian el texto de Efesios desde el versículo 14 al 17 en toda la armadura.
  • Hacer en cartón (O en cualquier material) una espada y anótenle el versículo: «que la palabra de Dios sea la espada que les da el Espíritu Santo.»

 

Libro de Actividades
  Imprimir 3: Dibujo (Libro de Actividades)

ORAMOS.- para que siempre estemos listos para salir a anunciar el Evangelio.

 

./ adolescentes

Leer junto a los adolescentes Romanos 7: «No entiendo el resultado de mis acciones, pues no hago lo que quiero, y en cambio aquello que odio es precisamente lo que hago».

¿Esto les pasó alguna vez? ¿Pueden contar la situación? (mentir, falta a la escuela, al trabajo sin permiso, consumir algo que nos ofrecen y sabemos que no es bueno, pelear … ) A veces lo hacemos para no diferenciamos de nuestros compañeros. ¿Sienten que no se conocen cuando hacen algo así? Uno dice: «esta/e no soy yo», cómo puedo hacerlo si NO QUIERO.

Comentar que hay fuerzas poderosas que nos llevan a hacer lo que no queremos. (De ser necesario hablar sobre que los cristianos pedimos perdón a Dios y Él nos restaura, nos perdona; que no sientan que están solos.)

 

Leer el texto de Efesios 6: 10 – 18

Dar espacio para el intercambio.

 

Armadura
  • Podemos tener los elementos (tijeras, papeles, pegamento) para que recorten y vaya armando la armadura y poniéndole el versículo que corresponde, escribiendo o comentando también qué cosas son difíciles de enfrentar para ellos en su vida diaria.
  • Elegir una parte de la «armadura» que me resulte más necesaria y explicar porqué.  El líder puede iniciar diciendo: -yo elijo la coraza de la justicia, porque me enojo mucho cuando me tratan diferente a los demás y quiero sentirme igual a todos. U otro ejemplo que lo identifique. 

 

ORAR.-

Descargar

Compartir

X