20 – Estamos en Adviento: María, no tengas miedo

19 Feb 2020
en , , ,
20 – Estamos en Adviento: María, no tengas miedo

Guías Metodológicas


Libro de actividades 20



Lucas 1:26-35


En este último domingo de noviembre, comenzamos a transitar el Adviento, este tiempo hermoso antes de Navidad, tiempo en el cual nos vamos preparando para la venida de Jesús, el que vino y el que viene.

Es tiempo de alegría y reflexión; hoya tantos años de aquel nacimiento, Dios nos sigue hablando y aquel pesebre revalida su significado año a año en la vida de cada uno de nosotros y en la vida de niños y adolescentes, jóvenes y adultos.

Queremos que este año la Navidad sea de acciones concretas de amor por los demás. 

Que salga de ti y de mí, que encienda fueguitos a los que están alejados o fríos en su fe; que alumbre oscuridades para aquellos que se sienten solos; que nuestra vida sea un «regalo» de alegría para aquellos que no están alegres.

 

Nos vamos a Belén:

El emperador Augusto decretó hacer un censo y todas las personas se tienen que trasladar hacia el lugar de su nacimiento, para ser censadas.

Y nosotros nos ponemos de camino hacia Belén con otros más y en ese camino vamos conociendo gente y sus historias de vida.

En un momento del viaje nos ponemos a la par de una pareja; ella estaba embarazada . 

Nos acercamos a ella y nos cuenta su historia. Hubo algo que nos llama mucho la atención y entonces le preguntamos a él cómo están, cómo se están sintiendo, y también nos cuenta. 

Seguimos caminando con ellos hasta Belén, una pequeña aldea de la región de Judea.

Y allí tenemos algunos inconvenientes en conseguir alojamiento, porque hay mucha gente en el pueblo, así que nos quedamos ahí, ellos en un rincón del establo y nosotros en otro un poco más lejos y esa joven mamá tiene su primer hijo en esas condiciones y en ese lugar, ¡pero pasó algo maravilloso!

A mí me latía el corazón fuertemente, yo sabía que algo iba a pasar y me alegró estar allí. 

Pero les cuento toda la historia desde que salimos de Jerusalén.

 

Propuesta:

Como hablamos de caminar a Belén la idea es que vayamos haciendo el camino de Nazaret a Galilea en un mural sobre una de las paredes de la Iglesia. 

Podemos hacer la aldea de Nazaret, con sus casas, sus azoteas, situada en la ladera de una pequeña colina, son higueras, olivos y algunos cipreses. (utilizar material descartable como cajas de cartón para armar las casas, cartones de rollos de cocina o de baño, restos de papel crepe o cualquier otro papel brillante). 

Hacer siluetas de gente saliendo de Nazaret y caminando hacia Belén, donde haremos un pesebre con sus personajes. 

Un camino que tenga montañas atrás, algunos ríos para cruzar, donde haya gente caminando en dirección a Belén.

 

Hay un escrito que circula por ahí que dice que nosotros crecemos: 

“Uno crece cuando enfrenta el invierno, aunque pierda las hojas.

Recoge flores aunque tengan espinas y marca camino aunque se levante el polvo.

Uno crece cuando es capaz de afianzarse con residuos de ilusiones, capaz de perfumarse, con residuos de flores…

¡y de encenderse con residuos de amor!”

Las y los animamos a crecer con los residuos que tengamos a esta altura del año, que nos podamos encender en este tiempo de Adviento con el amor que nos queda y que nuestro buen Dios multiplicará.

Los invitamos a que en cada encuentro, con el grupo que nos toca liderar, generemos visitas, llamadas, regalos para aquellos que lo estén necesitando.


¿Qué queremos lograr?


  • Apreciar la valentía, disponibilidad y humildad de María.
  • Valorar los instrumentos humanos que Dios usa para sus propósitos liberadores.
  • Expresar con gestos concretos de amor nuestra alegría por el tiempo de Adviento.

Índice



./ niñas/os no lectores

Juego para empezar

Jugar a “Simón dice”: y después de jugar contarles que hubo una persona muy especial que le hizo caso a Dios. Era algo muy, muy importante para todas las personas.

 

Contar la historia bíblica:

María vivía en la aldea de Nazaret.

Un día mientras María hacía los quehaceres de la casa, Dios envió al ángel Gabriel para que le llevara un mensaje. El ángel Gabriel le dijo: “¡La paz sea contigo! ¡Dios está contento contigo, María!”

¡María se sorprendió! ¿Qué quería decir el ángel con eso?

“No tengas miedo María”, le dijo el ángel Gabriel. “Tu tendrás un hijo, y él será alguien muy importante. Dios quiere que le pongas por nombre Jesús.”

María creyó en las palabras del ángel. Sabía que Dios le iba a dar un niñito muy especial. Ahora tenía que prepararse para recibirlo. Ella quería aceptar con alegría y confianza lo que Dios le había propuesto. 

Explicar que María estuvo dispuesta a aceptar lo que Dios le pedía y que a nosotros también nos pide que hagamos cosas muy importantes, como por ejemplo ser buenos amigos … y preguntarles qué otras cosas puede pedirnos el Señor.

 

  • Pintar el dibujo de María con el ángel. 

Libro de Actividades
  Imprimir 1: A pintar (Libro de Actividades)

ORAR.- pidiendo a Dios que nos ayude a ser valientes como María para aceptar lo que nos pide y darle gracias porque podemos ser parte de la iglesia .

 

./ niñas/os lectores menores

Juego para empezar

Jugar de la siguiente manera: pedirle a alguien de la congregación que reparta los sobres que previamente prepararemos. Dentro de los sobres pondremos una orden para ser cumplida por los niños, por ejemplo “rascate la cabeza”, o “dale un beso a Flor”, “dibujá un árbol”, etc. La persona que reparte dirá que viene a repartir un mensaje para cada uno, cada sobre debe tener el nombre de cada niño/a nombrará a cada niño por su nombre al momento de entregarle el sobre.

Es importante que los mensajes parezcan ridículos o extraños.

 

Una vez que algunos por lo menos hayan cumplido las órdenes preguntar por qué lo hicieron o por qué no lo hicieron.

Preguntar qué harían si de pronto se apareciera un ángel y les dijera que Dios le pide que hagan algo especial.

La Biblia nos cuenta una historia acerca de esto: Contar el relato de Lucas 1 : 26-35 

  • Dar espacio para que los niños comenten o pregunten: ¿Estaría contenta María o asustada? ¿María sabía que Dios estaba con ella?

 

María se preguntaba muchas cosas: “¿Qué dirá José? ¿Todavía va a querer casarse conmigo?”

Destacar la valentía de María y su fe en el Señor para aceptar lo que Él le pedía.

Contar que Dios hace grandes cosas en la vida de las personas y necesita quienes estén dispuestos a ser valientes y tener fe.

Para eso hay que ser valiente como María y hay que tener a Dios en nuestro corazón. 

Les ayudamos a pensar en una Navidad donde podamos cambiar alguna de nuestras actitudes (gritar – caprichos – egoísmo … ).

 

¿Qué cosas nos pide hoy Dios a nosotros?

Ayudarlos a pensar en todo lo que aprendimos juntos de Jesús, para vivirlas en las cosas cotidianas de su vida: ser buenos compañeros, ayudar al que nos necesita, hacer cosas buenas y lindas, ayudar en tareas de la casa, la escuela, la iglesia …

Libro de Actividades
  Imprimir 2: Actividad (Libro de Actividades)

 

ORAR.- pidiendo al Señor fortaleza para ser valientes y confiados en el Señor.

 

./ niñas/os lectores mayores

Juego para empezar

Jugar de la siguiente manera: pedirle a alguien de la congregación que reparta los sobres que previamente prepararemos. Dentro de los sobres pondremos una orden para ser cumplida por los niños, por ejemplo “rascate la cabeza”, o “dale un beso a Flor”, “dibujá un árbol”, etc. La persona que reparte dirá que viene a repartir un mensaje para cada uno, cada sobre debe tener el nombre de cada niño/a nombrará a cada niño por su nombre al momento de entregarle el sobre.

Es importante que los mensajes parezcan ridículos o extraños.

Una vez que algunos por lo menos hayan cumplido las órdenes preguntar por qué lo hicieron o por qué no lo hicieron.

 

Leer el pasaje bíblico en Lucas 1:26-35

¿Cuál fue la primera reacción que tuvo María ante el ángel?, ¿Cómo se llamaría el hijo que María iba a tener y cómo le dirían?, ¿Cómo se demuestra el poder de Dios en esta historia?, ¿Qué hizo finalmente María después del anuncio del ángel?

Destacar la valentía de María y su fe en el Señor para aceptar lo que Él le pedía.

  • Buscar en el mapa de la Biblia, la región de Galilea y Nazaret, para marcar el camino.

Contar que Dios hace grandes cosas en la vida de las personas y necesita gente dispuesta a ayudarlo. 

Tenemos una misión muy especial que llevar a cabo: ¿Qué les parece que nos pide Dios? Ayudarlos a pensar en todo lo que aprendimos juntos de Jesús, para vivirlas en las cosas cotidianas de su vida: ser buenos compañeros, ayudar al que nos necesita, hacer cosas buenas y lindas …

Invitarlos a tener una Navidad diferente, a ser capaces de dejar malas actitudes y en tarjetas que les entregamos a cada uno, que piensen esas actitudes que tienen que cambiar, las escribimos y las ponemos todas dentro de un recipiente y oramos pidiendo al Señor fortaleza para ser obedientes y valientes como María y cumplir con lo que hoy prometemos cambiar.

 

Dinámicas
  • Jugamos con el versículo para aprender de memoria:

María, no tengas miedo, pues tú gozas del favor de Dios. Lucas 1:30.

Los niños comienzan a caminar dentro del salón, con algunas semillas o granos en la mano (o en un predio delimitado del patio) y a medida que se van encontrando con los compañeros le dicen “No tengas miedo a … (y le dicen algo de lo que pueden tener miedo)”, si a quien interrogaron les dice que sí que tiene miedo a eso, ganan y éste le tiene que dar una semilla o grano a quien interrogó. 

Se juega por un tiempo prudencial y luego gana quien tenga más semillas o granos.

 

Libro de Actividades
  Imprimir 3: Sopa de letras (Libro de Actividades)

 

./ adolescentes

  • Jugamos con el versículo para aprender de memoria:

María, no tengas miedo, pues tú gozas del favor de Dios. Lucas 1:30.

Los niños comienzan a caminar dentro del salón, con algunas semillas o granos en la mano (o en un predio delimitado del patio) y a medida que se van encontrando con los compañeros le dicen “No tengas miedo a … (y le dicen algo de lo que pueden tener miedo)”, si a quien interrogaron les dice que sí que tiene miedo a eso, ganan y éste le tiene que dar una semilla o grano a quien interrogó. 

Se juega por un tiempo prudencial y luego gana quien tenga más semillas o granos.

 

Leer Lucas 1: 26-35

Les preguntamos a las mujeres:

¿Cómo se hubieran sentido si reciben la noticia de María? ¿Estarían dispuestas a hacerse cargo del embarazo? ¿Se puede pensar en ser obediente al Señor ante semejante noticia? ¿Y los vecinos? ¿qué van a decir?

 

  • Buscar las acciones del diálogo entre el ángel y María: 

Preguntar: cuando el ángel entró, ¿qué le pasó a María? (se sorprendió – tuvo miedo – se preguntaba … ) ¿qué le dijo el ángel? No tengas miedo.

  • Para conversar con todos: Dar espacio para conversar sobre los miedos de embarazarse, de la conveniencia de cuidar el cuerpo a esta edad en que todavía no está preparado para aceptar un embarazo. 

También: «No tengas miedo», sirve para aquellas situaciones que no queremos aceptar (por ejemplo tener relaciones sexuales) y que no nos atrevemos a decir que NO por miedo a quedar en ridículo con nuestros pares. Resaltar a los adolescentes que decir «NO» a tiempo es cuidarse y cuidar el cuerpo que Dios nos dio. 

 

Podemos pensar en trabajar en este Adviento con algunas embarazadas. 

Si sabemos de alguna jovencita embarazada, acercarnos para ayudarla.

Traer su nombre para orar por ella y acercarse para decirle que están orando por ella y para decirle que DIOS desde su Palabra nos dice «No tengas miedo». Decirle que a ella también se lo dice, si ella le confiesa sus miedos.

Preguntar si necesita algo para el bebé y juntarle cosas o acompañarla en la solución de algún problema y poder acercarla al grupo. Se podría invitar al resto de la iglesia a que colabore. Y si no hay alguna conocida, preguntar a otros, ir a algún hogar de adolescentes o a alguna maternidad y acercarnos a alguna mamá que ya haya tenido su bebé.

 

Oramos para que el Señor nos de la fortaleza de decir NO cuando debamos decirlo y a no tener miedo de decirlo.

Descargar

Compartir

X